Proceso de desvictimización

Autor:David Lorenzo Morillas Fernández - Rosa María Patró Hernández - Marta María Aguilar Cárceles
Cargo del Autor:Profesor Titular de Derecho Penal y Criminología,Universidad de Murcia - Profesora Asociada de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico,Universidad de Murcia - Profesora del Departamento de Historia Jurídica y de Ciencias Penales y Criminológicas, Universidad de Murcia
Páginas:122-131
 
EXTRACTO GRATUITO
122 D. L. Morillas Fernández – R. Mª Patró Hernández – M. Mª Aguilar Cárceles
ii) Tampoco comparto las tesis derivadas de la víctima o allega-
dos en tanto la hipótesis de la víctima-testigo creo que debe
incluirse como victimización primaria indirecta mientras que
extender el supuesto a los familiares de la víctima no deja de
ser sino una ampliación extensa, en cuanto al número de per-
sonas, que no hace sino caer en la indeterminación propia del
concepto victimológico general de víctima.
iii) Por el contrario, sí entiendo adecuada la teoría mixta suscrita
entre otros por Tamarit Sumalla y García-Pablos de vincular la
victimización terciaria a un momento posterior de la secunda-
ria, al igual que sucedía entre ésta y la primaria, creando una
secuencia de victimización lógica, que acontecería sobre la re-
acción de la comunidad ante el cumplimiento de una sanción
y la repercusión que semejantes hechos tienen en la víctima.
Por último, incidir en que, si bien la terminología más recurrida es
aquella que distingue entre victimización primaria, secundaria y ter-
ciaria, existen diversos autores que abogan por emplear otras deno-
minaciones. Así, por ejemplo, Rodríguez Manzanera ha reconocido la
existencia de una victimización directa y otra indirecta, comprendien-
do la primera aquélla en contra de la víctima en sí o, en otras pala-
bras, la agresión que recae inmediatamente sobre la víctima; mientras
la segunda engloba aquellas consecuencias derivadas de la primera,
recayendo sobre las personas que presentan una estrecha relación con
el agredido. No obstante, si se verifica el contenido de ambas catego-
rías puede comprobarse como la directa se identifica con la primaria
y la indirecta con la secundaria por lo que se trataría simplemente de
un cambio en la denominación pero no de contenido.
IV. PROCESO DE DESVICTIMIZACIÓN
Al contrario del proceso de victimización, entendido tanto por los
mecanismos y variables mediante las cuales una persona llega a con-
vertirse en víctima (vulnerabilidad víctimal), así como por el impacto
o secuelas traumáticas consecuentes del mismo, el proceso de des-
victimización atiende a la recuperación global de la persona tras el
hecho criminal.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA