Algunos problemas en la fusión y la escisión de sociedades de responsabilidad limitada

Autor:Dra. Da. Rita Largo Gil
Páginas:81-98
Cargo del Autor:Profesora Titular de Derecho Mercantil Universidad de Zaragoza
RESUMEN

I. Introducción. 1. Precisiones previas. Delimitación del tema objeto del análisis: fusiones y escisiones con participación de sociedades limitadas. 2. Antecedentes. Referencias al Derecho comunitario y al Derecho comparado. Sistema normativo español en vigor. Algunas consideraciones críticas. II. Algunos problemas en relación a la fusión y a la escisión en la LSRL. 1. Normativa aplicable.... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 81

IIntroducción
1. Precisiones previasDelimitación del tema objeto del análisis: fusiones y escisiones con participación de sociedades limitadas

En el presente ciclo de conferencias nos corresponde abordar el tema de las fusiones y las escisiones de las sociedades de responsabilidad limitada.

El planteamiento problemático al que responden estas sesiones y el contenido de las conferencias que se imparten en los próximos dias, son los factores que determinan, respectivamente, el sentido y el marco de mi intervención. Se trata de analizar el régimen jurídico positivo aplicable a las fusiones y a las escisiones en las que participe una sociedad de responsabilidad limitada recorriendo para ello, el procedimiento en que se sustancian estas operaciones. Se excluyen los temas que son objeto de atención monográfica en otras sesiones.

Inicialmente, sentamos las siguientes premisas:

Page 82

Como es sabido, en España no hay un régimen jurídico general para las modificaciones estructurales de las sociedades. Las consecuencias que de ello se derivan ya fueron analizadas por los Profesores Vicent Chuliá y Embid Irujo en la primera sesión de este ciclo.

Asimismo, en la Ley de sociedades de responsabilidad limitada de 1995(LSRL) no hay un régimen jurídico completo y autónomo para la fusión y la escisión de las sociedades de responsabilidad limitada(SL). El régimen ha de componerlo el intérprete caso por caso, a partir del régimen general relativo a tales operaciones contenido -al menos para las sociedades de capital-en la Ley de sociedades anónimas de 1989(LSA) y en el Reglamento del Registro Mercantil, de 1996(RRM). En la LSRL únicamente se prevén ciertas "especialidades", que serán o no aplicables en atención al supuesto de hecho de que se trate.

En la LSRL de 1995 se procede a una remisión en bloque al régimen de la fusión y de la escisión de sociedades contenido en la L§A. Pero se prevén ciertas especialidades no contempladas gn la LSA, que luego el RRM de 1996 generaliza a todos los tipos societarips mercantiles( por ejemplo, véase el art.227.3 del RRM, en relación a la autprización judicial para que participe en una fusión o en una escisión una sociedad en quiebra). Generalización que la práctica ha asumido.

Aún es más, por lo que respecta a la escisión de la SL se opera una doble remisión; primero, a la LSA y luego, en esta se opera un reenvió interno al régimen de la fusión(cfr. art. 254 LSA).

La polivalencia funcional tanto del tipo SA como del tipo SL, según el Derecho español de sociedades en vigor, aconsejan a no adoptar el tipo como criterio hermenéutico para propugnar la simplificación o la flexibilización del régimen jurídico general sobre las fusiones y las escisiones societarias. No obstante, es el criterio seguido por el legislador(cfr. art. 94.2 LSRL) y por la DGRN.

Los temas de mayor polémica en la actualidad en relación a las modificaciones estructurales de las sociedades no han surgido ex novo con la LSRL de 1995 sino que se generan ya con base en la LSA de 1989. Ciertamente, con el texto de 1995 se han reavivado unos y otros, han tomado carta de naturaleza. Y esto, sea por lo que dice, sea por lo que se calla. Respecto de lo primero: la admisión expresa de que intervengan en una fusión o en una escisión sociedades en quiebra; la regulación de la cesión global de activo y pasivo en el capítulo relativo a la disolución y liquidación de sociedades y condicionando su eficacia a la inscripción de la escritura de extinción(cfr. art. 117.4Page 83 LSRL). ..etc.. En cuanto a lo que no se dice: la remisión global para la regulación de la fusión y de la escisión de SL al régimen de la SA plantea problemas de dificil solución en abstracto, y produce la aparición de las que podemos llamar zonas grises o borrosas respecto a las cuáles no se sabe muy bien cuál es el régimen a aplicar; asimismo, deja sin regular la segregación, así como otros supuestos de fusiones y escisiones entre sociedades vinculadas distintos a aquel previsto en la LSA, en que la sociedad absorbente o la beneficiaria dominen al 100% a la sociedad absorbida o a la que se escinde, respectivamente,...etc.

Algunos de los temas aquí identificados van a ser objeto de tratamiento monográfico en ulteriores sesiones, por lo que no nos detenemos en su análisis.

Estos datos y otros que se verán, nos han llevado a componer el objeto de nuestra exposición. El sumario ya pone de relieve que abordamos algunos de los temas que se han revelado como más críticos y también, más problemáticos en el procedimiento de fusión y de escisión de sociedades.

Anticipamos que analizamos de manera conjunta el régimen de la fusión y el de la escisión, dado el tratamiento conjunto que de las mismas hace la LSRL(art. 94) y en atención a la remisión que en la LSA se hace al régimen de la fusión para completar el régimen de la escisión(cfr. art. 254 LSA).

La metodología empleada combina la observación de la realidad (Anuncios en el BORME, RRDGRN...) y el análisis del Derecho positivo, español y comparado.

Nuestra exposición discurre por los apartados que siguen:

Primero, hacemos unas referencias al Derecho español derogado y a los regímenes societarios de mayor interés en el ámbito comunitario.

Luego, abordamos algunos aspectos problemáticos del régimen de la fusión y la escisión con participación de sociedades limitadas. Unos, relativos a las operaciones protagonizadas por sociedades limitadas y otros, de alcance general, cualquiera que sea el tipo de las sociedades que participen

2. AntecedentesReferencias al Derecho comunitario y al Derecho comparado. Sistema normativo español en vigor. Algunas consideraciones críticas

Si atendemos a la técnica legislativa -remisión global- y a la falta de claridad en la delimitación del ámbito de aplicación, se concluye que con la LSL dePage 84 1995 no se han producido grandes cambios en relación al régimen jurídico anterior sobre la fusión y la escisión con participación de sociedades de responsabilidad limitada. Desde la versión inicial de la LSL de 1953 - donde se prescindió de toda referencia a la fusión (y a la escisión, dado que tampoco se regulaba en la LSA de 1951)-, pasando por la Ley 19/1989, de 25 de julio, con la que se dio nueva redacción a los arts. 28 y 29 de la LSRL, y hasta llegar a la LSRL de 1995, en puridad, el único avance consiste en mencionar las operaciones de referencia para remitir su regulación al régimen previsto para la sociedad anónima "en lo que sea aplicable". Ciertamente, tampoco el Derecho comunitario europeo relativo a la fusión y a la escisión de sociedades se ocupa de la SL. Pero en general, los países miembros de la Unión Europea, al trasladar las correspondientes Directivas a sus ordenamientos respectivos, han configurado un régimen jurídico aplicable a las sociedades mercantiles (por ejemplo, Portugal o Bélgica), con algunas particularidades para el tipo sociedad limitada. Un caso aparte lo constituye Alemania, con una Ley de carácter transversal, sobre las modificaciones estructurales de las empresas, en vigor desde el 1 de enero de 1995.

En el ordenamiento español no hay un régimen jurídico autónomo y completo para la fusión y la escisión de las sociedades limitadas. Sólo el artículo 94 de la LSL de 1995 se refiere al tema y para actuar una remisión a la LSA. La opción no es criticable. No había una exigencia armonizadora de origen comunitario. Tampoco hay razones serias de índole tipológica para un tratamiento separado de las sociedades limitadas en relación a las sociedades anónimas en relación al tema aquí analizado. En definitiva, la Ley 2/ 1995, de 23 de marzo, de SRL(LSRL, en adelante) no formula un régimen jurídico de la fusión y la escisión propio de la SL. Solución esta conforme con el estado actual del Derecho de sociedades español, pendiente de un serio replanteamiento tipológico, y con la que se evita que se vea incrementada la dispersión normativa en relación a la fusión y a la escisión de sociedades, operaciones cuyo régimen jurídico está llamado a integrarse en una normativa de alcance general, en lo subjetivo y en su caso, también desde la perspectiva objetiva y funcional.

En definitiva, es aplicable a las SL la delimitación conceptual de la fusión y de la escisión contenida en la LSA, así como lo relativo a los caracteres y las modalidades que pueden revestir las referidas operaciones(cfr. arts. 233,247 y 252 y 254 LSA). Indiquemos, sin embargo, que en la LSRL no se menciona a la fusión ni a la escisión total entre las causas de disolución de la sociedad(cfr.Page 85 art. 104 LSRL), por lo que no hay que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS