Principado de Asturias: la primacía de las tareas de gestión medioambiental en tiempos de restricciones presupuestarias

Autor:María Rosario Alonso Ibáñez
Páginas:1129-1152
 
EXTRACTO GRATUITO
1129
XXXVIII. PRINCIPADO DE ASTUR IAS: La primací a de las tareas de gest ión medioambient al…
XXXVIII
Principado de Asturias: La primacía de
las tareas de gestión medioambiental en
tiempos de restricciones presupuestarias
MARÍA ROSARIO ALONSO IBÁÑEZ
SUMARIO: 1. TRAYECTORIA Y VALORACIÓN GENERAL. 2. LEGISLACIÓN. 2.1 Protección am-
biental. 2.2. Transporte y Movilidad. 2 .3. Energía. 2.4. Fiscalidad ambiental. 3. ORGANI-
ZACIÓN ADMINISTRATIVA. 4. EJECUCIÓN. 5. JURISPRUDENCIA AMBIENTAL
DESTACADA. 6. PROBLEMAS: CONFLICTOS Y ESTADO DE LOS RECURSOS NA-
TURALES. 7. APÉNDICE INFORMATIVO. 8. BIBLIOGRAFÍA.
1. TRAYECTORIA Y VALORACIÓN GENERAL
Se puede decir que 2014 ha sido el año de la vuelta a la normalidad
en el plano político-institucional, en una legislatura reducida a un trienio,
singularidad específica que viene soportando esta comunidad autónoma,
tal como hemos puesto de manifiesto en los informes correspondientes a
los años anteriores. Ciertamente, Asturias necesitaba sosiego para que las
instituciones funcionasen, y afrontar así sin mayor dilación los muchos re-
tos que tienen por delante los intereses públicos. No lo ha puesto fácil el
contexto de contención presupuestaria a que ha obligado el cumplimien-
to de los objetivos de déficit “acordados” en el Consejo de Política Fiscal
–recurridos ante el Tribunal Supremo por esta comunidad autónoma–, así
1130
OBSERVATORIO DE POLÍTICAS AMBIENTALES
como tampoco el escenario de prórroga presupuestaria, que han limitado
el desarrollo de las distintas políticas públicas. También la medioambiental.
Hay que destacar el esfuerzo legislativo hecho por el Gobierno as-
turiano, remitiendo a la Junta General numerosos proyectos de ley, pro-
moviendo en este sentido una actividad legislativa encomiable. Pero de
cuarenta y cinco parlamentarios que componen la Cámara legislativa, el
Gobierno cuenta con el respaldo de diecisiete diputados. La búsqueda de
acuerdos es una obligación aritmética, pero también un deber político. Esa
responsabilidad implica a todos los diputados, y ahí, y en las prioridades
partidistas, el trabajo legislativo parece que se ha pospuesto a otras labores
parlamentarias, como las comisiones de investigación o las interpelaciones
de control al Gobierno. Y las consecuencias son claras. Doce proyectos de
ley esperan a culminar su tramitación en la Junta General del Principado,
a sólo siete plenos del final de la legislatura. Entre las leyes pendientes de
culminar su tramitación parlamentaria se encuentran dos muy importan-
tes en materia medioambiental: la de transporte y movilidad sostenible, y
la de sostenibilidad y protección ambiental, ámbitos ambos en los que es
escasa la normativa asturiana. A estas alturas lo más probable es que am-
bos textos decaigan, lo que obligará a reiniciar desde cero en la próxima
legislatura toda su tramitación.
Pero 2014 ha visto también como en la Junta General del Principado
de Asturias se han aprobado Resoluciones y Mociones que afectan a la
política de medio ambiente, instando al Consejo de Gobierno, por ejemplo,
a elaborar un plan para la mejora de la calidad del aire del área metropo-
litana central de Asturias para los próximos cinco años que comprenda
la totalidad de las zonas del Área central, o a mejorar los mecanismos de
información continua a la ciudadanía sobre la calidad del aire en sus luga-
res de residencia, estableciendo, entre otras cosas, un protocolo específico
de alerta temprana informativa cuando se produzcan situaciones que sean
susceptibles de provocar alarma o inquietud en la población, o a impulsar,
a la luz de las denuncias de la Unión Europea, un programa de revisión del
cumplimiento de las Autorizaciones Ambientales Integradas de todas las
actividades industriales susceptibles de provocar contaminación atmosfé-
rica, comprobando sus emisiones y estableciendo, si así fuera necesario,
nuevas condiciones para que dichas emisiones no superen los umbrales
máximos establecidos tanto en la normativa europea como en el Real De-
creto 815/2013, de 18 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de
emisiones industriales y de desarrollo de la Ley 16/2002, de 1 de julio, de
prevención y control integrados de la contaminación.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA