Programa de las Presidencias Española, Belga y Húngara (1 de enero de 2010 a 30 de junio de 2011)

Páginas:303-314
RESUMEN

Introducción - Parte I :Marco estratégico - Parte II Programa operativo

 
ÍNDICE
CONTENIDO

Page 303

Introducción

En el presente* documento se expone el programa conjunto de las Presidencias española, belga y húngara para el período que abarca de enero de 2010 a junio de 2011. Está dividido en dos partes. La primera parte contiene el marco estratégico del programa, que se sitúa dentro del contexto general y más específicamente en la perspectiva de los objetivos de más largo alcance que se mantendrán durante las tres presidencias consecutivas. Por este motivo, y de conformidad con el Reglamento Interno del Consejo, esta primera parte se ha consultado con las futuras Presidencias polaca, danesa y chipriota. La segunda parte constituye el programa operativo, el cual presenta las cuestiones que está previsto tratar durante este período de 18 meses.

Las tres Presidencias ejercerán sus funciones respectivas en virtud del nuevo Tratado, que entró en vigor el 1 de diciembre de 2009. Harán todo lo posible para garantizar un funcionamiento ágil y fluido de las nuevas normas y disposiciones. Ello exige que las tres Presidencias cooperen muy estrechamente entre sí, así como con el nuevo Presidente del Consejo Europeo y con la AR, que presidirá el Consejo de Asuntos Exteriores. A la vez, las Presidencias recurrirán en gran medida a las aportaciones que haga la nueva Comisión, en virtud de las directrices políticas fijadas por su Presidente en septiembre de 2009 y de su programa de trabajo. También colaborarán muy estrechamente con el Parlamento Europeo, cuyas funciones se han ampliado considerablemente en virtud del Tratado de Lisboa.

Parte I :Marco estratégico

En un mundo en rápida mutación, nos vemos enfrentados a una serie de desafíos sin precedentes que deben ser afrontados colectivamente y con decisión. Sólo actuando conjuntamente en el marco de la Unión Europea seremos capaces de desempeñar un papel de liderazgo y ejercer una influencia significativa sobre cuestiones de importancia a escala mundial.

Es necesario que obremos en pos de una Unión más próxima al ciudadano y sus preocupaciones. Por ello fomentaremos unas políticas selectivas que beneficien directamente a los ciudadanos. Así pues, podemos aprove- char los logros del pasado, así como los recursos económicos, sociales y culturales, en par-Page 304ticular, la diversidad cultural, que son una peculiaridad europea.

Los próximos dieciocho meses serán decisivos para sentar las bases de un modelo de crecimiento totalmente sostenible que responda efectivamente a los desafíos actuales y futuros. El Tratado de Lisboa mejorará la capacidad de la Unión de hacer frente a esos desafíos con mayor eficacia.

La labor que tenemos ante nosotros consiste en construir una Europea más unida e integrada, una Europa capaz de hacer frente a los desafíos mundiales.

La revisión de la estrategia de Lisboa es prioritaria. Nuestra ambición consiste en crear un nuevo marco político estratégico con el fin de construir una Europa capaz de dominar la crisis, promover el crecimiento sostenible y el empleo, así como la innovación y la competitividad, reforzar la cohesión social, económica y territorial, luchar contra el cambio climático y aumentar la seguridad energética.

El desarrollo de una nueva estrategia tendrá en cuenta plenamente los informes de situación sobre los planes de recuperación europeos y nacionales. Se integrará en la aplicación de la Estrategia Europea de Empleo a la luz de los desafíos demográficos y ambientales. La Estrategia de Lisboa para después de 2010 debe responder a la diversidad de la UE. En concreto, debe articularse mejor con una política de cohesión resuelta y contribuir a la recuperación de las unidades territoriales y grupos sociales desfavorecidos. Uno de los objetivos clave de la nueva Estrategia debe ser hacer frente a los efectos económicos y sociales negativos de la crisis financiera.

La investigación, el desarrollo y la innovación deben seguir desempeñando un papel fundamental a este respecto, en virtud de lo dispuesto en el Tratado de Lisboa. Debe aprovecharse también al máximo un mercado único fuerte y con buen funcionamiento, que incluya la plena implantación de las cuatro libertades. Europa precisa una base industrial reforzada, un sector de servicios modernizado y una economía rural próspera.

La nueva Estrategia debe fijar unos objetivos realistas para los próximos diez años, poniendo de manifiesto, en particular, el crecimiento y el empleo. Asimismo debe incluir una revisión de todos loe mecanismos de aplicación con objeto de desarrollar una toma de decisiones más coherente y efectiva. En particular, debemos procurar que los correspondientes interesados intervengan de modo más resuelto, incluso en los niveles local y regional, para generar mejor el crecimiento y el empleo. Las tres Presidencias estarían totalmente dispuestas a examinar las posibles iniciativas de nuevo cuño de la Comisión y celebran, en particular, la «Estrategia UE 2020» y la posibilidad de un marco de calidad para los servicios de interés general.

La crisis financiera ha demostrado debilidades en el sistema económico y financiero. Es preciso regular y supervisar mejor los mercados financieros. En particular, es importante concluir rápidamente los trabajos sobre las propuestas legislativas de creación de la Junta Europea de Riesgos Sistémicos y de la Comisión Europea de Supervisión para que estén adoptadas y funcionando a finales de 2010.

Será preciso terminar rápidamente los trabajos relativos a asuntos importantes, como la transparencia, con inclusión de una mejora de los métodos de evaluación de activos y la mejora de la toma de decisiones en materia financiera; el refuerzo del marco cautelar (requisitos y normas de capital), incluidos los elementos anticíclicos, y el refuerzo de la infraestructura de los mercados de capitales. Las tres Presidencias proseguirán el refuerzo del mercado único de los servicios financieros.

Habrá que concebir, aplicar y supervisar con prudencia estrategias oportunas de sali-Page 305da, coordinadas y para cada país, de los incentivos tanto monetarios como fiscales, para garantizar las condiciones adecuadas del retorno a un fuerte crecimiento, unas finanzas públicas sostenibles, un entorno económico y financiero favorable, el empleo y la mejora de la cohesión social.

Sobre todas estas cuestiones, la UE debe seguir desarrollando unas posiciones coordinadas y desempeñar un papel de liderazgo en el escenario mundial, en particular dentro del G20 y del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Debe prestarse una atención particular al papel y a la responsabilidad de la eurozona.

Sobre la base de la evaluación, por parte de la Comisión, de los progresos hasta la fecha, así como de un amplio proceso de consultas con los Estados miembros, los interlocutores sociales y la sociedad civil, las tres Presidencias adoptarán una nueva perspectiva en relación con la agenda social revisada, de julio de 2008. La acción social futura debe tener una gran amplitud, como los compromisos asumidos en virtud del Pacto Europeo para la Juventud y de la Estrategia para la Juventud, del Pacto Europeo por la Igualdad de Género y del Pacto Europeo por la Familia.

Debe prestarse una atención particular a la aplicación de la estrategia de la UE en materia de sanidad para el período 2008- 2013.

El año 2010 será el Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social. La lucha contra la pobreza y la marginación social será un objetivo primordial, prestándose una atención particular a los desempleados, a los niños en condiciones de pobreza, a los trabajadores pobres y a las familias monoparentales. También desempeñará un papel importante el Año Europeo del Voluntariado (2011).

La lucha contra la discriminación y el fomento de la integración son valores básicos comunes a toda la Unión Europea. La igualdad de género es una preocupación fundamental, que quedará integrada en toda la estrategia de Lisboa para después de 2010. Se emprenderá un nuevo plan para la igualdad entre la mujer y el hombre. Se dará prioridad a la cuestión de la violencia contra la mujer y a la continuidad de la aplicación del Pacto Europeo por la Igualdad de Género. Otras cuestiones sociales fundamentales son las relativas a la integración de las medidas para las personas con discapacidad, teniendo en cuenta la aplicación del acceso universal con objeto de lograr su plena participación, la lucha contra el fraude social y fiscal, la integración social y económica de los gitanos, el fomento del modelo social europeo en el marco de las relaciones exteriores multilaterales y bilaterales, y la aplicación del Programa de Trabajo Decente promovido por la OIT.

* * *

La aplicación y la posible revisión del paquete de medidas sobre la energía y el cambio climático es una prioridad máxima de las tres Presidencias. La UE tendrá que conservar su papel de liderazgo en las negociaciones internacionales sobre el cambio climático, a la luz del resultado logrado en la Conferencia de Copenhague (COP 15). Este resultado será evaluado a comienzos de 2010, poniéndose particular atención en sus efectos sobre la industria y la economía europeas y sobre sus ciudadanos.

Se elaborará un nuevo plan de acción 2000-2014 sobre la energía para Europa, con miras a su adopción en el Consejo Europeo de la primavera de 2010. El nuevo plan de energía será el marco en el cual la política energética europea seguirá desarrollándose y fortaleciéndose. Se prestará especial atención a la cohesión territorial y social por lo que respecta al suministro de energía. Las tres Presidencias promoverán e intensificarán las actuaciones de mejora y promoción de las energías renovables, la eficienciaPage 306energética de los edificios, las infraestructuras energéticas, y los medios de transporte y productos ecológicos.

La seguridad energética seguirá siendo una cuestión clave. Se adoptará un nuevo instrumento de seguridad e infraestructuras energéticas de la UE, que se centrará en la diversificación de las fuentes de energía, los orígenes del suministro y las rutas de tránsito, así como en la definición y promoción del desarrollo de proyectos de interconexión. Deberá prestarse una atención particular en elevar el grado de solidaridad entre los Estados miembros en caso de urgencia. Deben mejorarse las disposiciones de solidaridad regionales o bilaterales que hagan frente a una interrupción de suministro. Dada la importancia de la eficiencia energética en el refuerzo de la seguridad energética y para hacer frente al cambio climático, se adoptará un ambicioso plan de acción renovado sobre la eficiencia energética.

En el contexto de la evolución de la política común de transportes, se promoverán los medios de transporte ecológicos y la mejora de la intermodalidad. Además se dará prioridad a la revisión de las redes transeuropeas de transporte.

Detener la pérdida de biodiversidad, que supone entre otras cosas la protección de los bosques contra los riesgos naturales, sigue siendo una prioridad que dará lugar a la elaboración de una estrategia global europea de biodiversidad para el período posterior a 2010. Otro importante tema incipiente será el desarrollo del aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, en particular la gestión sostenible del agua, esencial para proporcionar el acceso universal a un agua limpia y segura tanto a la población europea como a los ecosistemas.

La política de cohesión sigue siendo un instrumento de solidaridad de la UE para contribuir a la convergencia de los Estados miembros y de las regiones, aliviar las dificultades estructurales, y reforzar la competitividad. La política futura de cohesión seguirá contribuyendo a los objetivos básicos establecidos en el Tratado.

En este contexto, la iniciación y aplicación de la estrategia de la UE para la región del Danubio será de una importancia ejemplar. Las tres Presidencias son favorables al desarrollo y aplicación de una nueva estrategia para las regiones ultraperiféricas.

La agricultura es un sector estratégico que tiene una importancia fundamental para el funcionamiento de otros sectores económicos y sirve de base para el desarrollo económico y social de las zonas rurales. Los próximos debates relativos a la política agrícola común a partir de 2013 serán decisivos. Reforzar los dos pilares de la política agrícola común y fomentar la seguridad alimentaria, la inocuidad de los alimentos, la sostenibilidad y la innovación, así como responder a los desafíos mundiales, serán preocupaciones centrales de la futura reforma.

Los recursos marinos deben ser aprovechados y explotados de modo sostenible. Por ello, la reforma de la política pesquera común será clave para la supervivencia de este sector económico. Su principal propósito será la gestión de las actividades pesqueras para garantizar su viabilidad económica, social y ambiental, teniendo presente que los factores negativos más importantes son la sobre pesca y el exceso de capacidad de la flota.

* * *

Las tres Presidencias se centrarán en la aplicación efectiva del nuevo Programa plurianual para un espacio de libertad, seguridad y justicia (Programa de Estocolmo). El desafío consistirá en garantizar el respeto de las libertades fundamentales y de la intimidad, al tiempo que se ampara el mayor nivel posible de protección y seguridad en Europa. Lograr el equilibrio correcto entre las medidas policiales y las medidas de pro-Page 307tección de los derechos individuales, el Estado de Derecho y las normas internacionales de protección será de la máxima importancia. Seguirá consolidándose el logro de un espacio europeo de justicia. Se dará prioridad a los mecanismos que faciliten el acceso de las personas a los tribunales, garantizando a todos un acceso justo y sencillo a la justicia. Se prestará atención particular a la aplicación del principio prevalente del reconocimiento mutuo y a la armonización y consolidación de la legislación. Proseguirá la profundización y la ampliación, sobre la base de los criterios convenidos, del espacio de Schengen.

El desarrollo de una política europea ambiciosa y global de inmigración y asilo seguirá siendo un objetivo fundamental de la Unión Europea. El Pacto Europeo sobre Inmigración y Asilo será la base para la evolución futura de este ámbito, así como las actuaciones previstas para la aplicación del Enfoque Global de la Migración.

Mejorar la seguridad en la Unión y proteger la vida y la seguridad de los ciudadanos europeos sigue siendo una prioridad máxima. La lucha contra el terrorismo, la delincuencia organizada e internacional, la trata de seres humanos y el tráfico de estupefacientes proseguirá mediante una cooperación más efectiva entre los Estados miembros, las instituciones de la UE y los servicios competentes. Por último, se seguirá reforzando la dimensión exterior de estas políticas.

El proceso de ampliación proseguirá en el contexto del consenso renovado sobre la ampliación. La conclusión de las negociaciones de adhesión con Croacia y la firma y ratificación del Tratado de Adhesión figurarán con alta prioridad en el orden del día. Se procurará crear las condiciones que permitan un progreso más constante y perceptible de las negociaciones de adhesión con Turquía. Se dará curso a la solicitud de adhesión de la Antigua República Yugoslava de Macedonia. Las Presidencias tratarán las tres solicitudes de adhesión de Albania, Islandia y Montenegro conforme a las disposiciones del Tratado.

La UE seguirá reforzando la perspectiva europea de los Balcanes occidentales, mediante el proceso de estabilización y asociación y el Programa de Salónica. La UE contribuirá a la estabilidad y prosperidad de la región utilizando todos los instrumentos de que dispone.

La seguridad, la estabilidad y la prosperidad de Europa se promoverá también mediante la aplicación íntegra de la Política Europea de Vecindad con objeto de facilitar el desarrollo económico sostenible y la estabilidad de la zona. Tanto la Asociación Oriental como la Unión por el Mediterráneo serán mejoradas, de modo coordinado y equilibrado.

La UE hará lo posible por aumentar la efectividad, la coherencia y la perceptibilidad de la acción exterior de la UE con objeto de mejorar el desarrollo de un sistema multilateral auténtico y efectivo. Esto se hará teniendo en cuenta los intereses de la UE y proyectando el conjunto de valores inalienables sobre los que se basan el proyecto común y la seguridad de la UE. La creación del nuevo cargo de Alto Representante y la creación del Servicio Europeo de Acción Exterior permitirán reforzar el papel de la UE en el escenario mundial. Seguirán desarrollándose las relaciones de la UE con sus socios bilaterales y regionales más importantes, en particular mediante la organización de reuniones del más alto nivel político.

La política comercial común sigue siendo un aspecto importante de la acción multilateral de la UE. La UE seguirá aplicando un planteamiento de «doble vía», obrando en pos de un acuerdo mundial, general y equilibrado sobre la Ronda de Doha, al tiempo que sigue aspirando a acuerdos comerciales regionales y bilaterales y presionando para seguir mejorando el acceso a los mercados.

Page 308

La protección y el fomento de los derechos humanos y las libertades fundamentales y su plena integración en todas las políticas de la UE seguirá siendo prioritaria para la UE en las relaciones exteriores.

La UE es el mayor donante y socio comercial del mundo y, como tal, seguirá instando a la consecución de compromisos internacionales en cuanto a cantidad y calidad de la ayuda, así como a la asociación estratégica con los países en desarrollo, en particular en relación con los objetivos de desarrollo del milenio. Se prestará una atención particular a las necesidades de los países en desarrollo en el contexto de la crisis financiera y económica mundial. Debe reforzarse su capacidad de adaptación al cambio climático y los medios que dediquen a la conservación de la biodiversidad, a la seguridad alimentaria y al desarrollo sostenible.

Proseguirá el desarrollo de las capacidades civiles y militares. Le Unión Europea debe poder seguir contribuyendo a la gestión de las crisis y a la estabilización y a la resolución de los conflictos mediante el recurso a dichas capacidades. La UE seguirá cooperando estrechamente con las Naciones Unidas, la OTAN, la OSCE, la Unión Africana y otras organizaciones regionales en el ámbito de la gestión de crisis.

Las tres Presidencias apoyarán el desarrollo de la protección consular para todos los ciudadanos europeos, no sólo en el exterior del territorio de la Unión Europea sino también durante su circulación y residencia en otros Estados miembros.

* * *

Sólo podrá hacerse frente a los desafíos enumerados más arriba si la UE tiene las herramientas necesarias para cumplir sus ambiciones.

La revisión presupuestaria brinda la oportunidad de debatir el modo de adaptar los medios financieros de la Unión a sus ambiciones, de modo que se conciba un presupuesto guiado por las políticas comunes y que refleje los nuevos desafíos de la Unión.

Con objeto de preparar la próxima perspectiva financiera, las tres Presidencias, en colaboración con la Comisión, debatirán tanto el futuro de los recursos de la Unión como el de las políticas de la UE tales como la cohesión, la agricultura, la energía, el medio ambiente y la investigación, desarrollo e innovación, así como la acción exterior de la UE, conforme a las disposiciones de los Tratados y las conclusiones del Consejo Europeo de diciembre de 2005.

El Tratado de Lisboa, que entró en vigor el 1 de diciembre del 2009, permitirá a la Unión funcionar de modo más eficaz y más democrático, en particular gracias a unos procedimientos decisorios mejorados y a las nuevas bases jurídicas que ofrece. Las tres Presidencias proseguirán los trabajos necesarios para garantizar que el Tratado se aplica íntegra y globalmente.

Parte II Programa operativo
Empleo, política social, sanidad y consumidores

Con la** economía europea en vías de recuperación, es preciso asegurarse de que el crecimiento sea sostenible y beneficie a todos. En este proceso, es preciso abordar las consecuencias de la recesión en el empleo y la situación social y deben hacerse realidad las reformas estructurales.

La respuesta de la Unión Europea a estos desafíos se basará en las siguientes prioridades fundamentales: fomento del empleo y delPage 309espíritu empresarial; lucha contra el desempleo estructural y prolongado; promoción de la inclusión social centrándose en los más vulnerables; asegurar un elevado nivel de los sistemas de protección social; trabajar por la igualdad de oportunidades y luchar contra todas las formas de discriminación e intensificar el diálogo a todos los niveles.

Las tres Presidencias prestarán una atención prioritaria a la Europa social. Durante su ejercicio se debatirán, coordinarán y pondrán en marcha estrategias fundamentales. La Estrategia de Lisboa para después de 2010 tendrá plenamente en cuenta la Estrategia Europea de Empleo y la Agenda Social Europea, al igual que las próximas iniciativas, como el nuevo Plan de trabajo para la igualdad entre las mujeres y los hombres (2011-2015), el seguimiento del Pacto Europeo sobre Igualdad de Género, la nueva estrategia para las personas con discapacidad (2010-2017) y la revisión intermedia de la estrategia comunitaria de la salud y la seguridad en el trabajo (2007-2012).

La Estrategia de Lisboa para después de 2010

Por lo que se refiere a la dimensión social de la Estrategia de Lisboa para después de 2010, esta se centrará en el empleo y la cohesión social, con la debida atención a la igualdad de género.

Como consecuencia de la crisis financiera, se evaluará la eficacia de los instrumentos financieros europeos (Fondo Social Europeo y Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización) de que se dispone para perseguir los objetivos de empleo y en el ámbito social.

La formalización y la puesta en marcha de la Estrategia de Lisboa para después de 2010 requieren una buena coordinación entre las diversas formaciones del Consejo.

Es crucial un papel activo de los interlocutores sociales para lograr los objetivos generales de la Estrategia de Lisboa para después de 2010. Por consiguiente, las tres Presidencias aspiran a aumentar el papel y la visibilidad de la Cumbre Social Tripartita.

Estrategia europea de empleo

Tomando como base la Estrategia Europea de Empleo, la acción debe responder simultáneamente a los desafíos a corto plazo, como el desempleo creciente y los desequilibrios del mercado laboral provocados por la recesión, y a los desafíos a largo plazo, como la mundialización, el envejecimiento de la población, las consecuencias del cambio climático y la importancia del aumento de las cualificaciones y de la innovación.

Los objetivos clave comprenden el pleno empleo (más puestos de trabajo), el empleo de calidad (mejores puestos de trabajo) y principios eficaces de gobernanza. En este contexto se ha de desarrollar una metodología coherente con objeto de adoptar directrices y recomendaciones comunes sobre políticas de empleo de los Estados miembros, así como promover la enseñanza mutua.

Además de trabajar en el marco político general, las tres Presidencias abordarán las siguientes cuestiones fundamentales: mayor anticipación y adaptación de las cualificaciones a las necesidades laborales; promoción del desarrollo de trabajos verdes; facilitación de la aplicación práctica y equilibrada de los principios comunes de flexiguridad; promoción de la participación en el mercado laboral, en particular de las mujeres, los jóvenes y los que acceden por primera vez al mercado de trabajo, de las personas de edad y con discapacidad, y de otros grupos vulnerables; tratamiento del trabajo no declarado e ilegal y de la economía sumergida, así como la mejora de las condiciones para el trabajo autónomo.

Por lo que se refiere a la calidad del empleo, se procederá a la revisión intermedia de la Estrategia comunitaria de salud y la seguri-Page 310dad en el trabajo (2007-2012). En este contexto, serán importantes las iniciativas de la UE específicas referentes a, entre otros aspectos, los riesgos musculares y óseos, las infecciones causadas por agujas de jeringuillas y la prohibición del tabaco en el lugar de trabajo.

La Agenda Social Europea

Los próximos 18 meses serán un período crucial por lo que se refiere a la promoción del progreso social en la Unión. Se prestará atención a velar por que la agenda social sea una parte completamente integrada de la Estrategia de Lisboa para después de 2010.

La agenda social debe ponerse en práctica tanto por medio de la legislación vinculante como por el derecho indicativo, que deberá determinarse en estrecha colaboración con la Comisión.

En materia legislativa, las tres Presidencias llevarán adelante el trabajo sobre la revisión de las Directivas relativas a la transferencia de empresas, a la información y a la consulta de los trabajadores, a los despidos colectivos, a la propuesta de mejora de la aplicación de la Directiva sobre el desplazamiento de trabajadores y a la propuesta de modificación de la Directiva sobre la jornada laboral.

Las tres Presidencias también prestarán una atención especial a la dimensión exterior del modelo social europeo. A este respecto, trabajarán por el refuerzo de la dimensión social en las relaciones exteriores multilaterales y bilaterales, promoviendo el Programa de Trabajo Decente de la OIT, los derechos del trabajo fundamentales y sociales y un marco social mundial compatible con el modelo social europeo.

La responsabilidad social de las empresas es importante para asegurar una competitividad europea sostenible.

Inclusión social y protección social

La consideración de las consecuencias sociales de la recesión ocupará un puesto destacado en el orden del día. En este contexto, las tres Presidencias aprovecharán que 2010 será el Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social para resaltar la importancia de dichas preocupaciones.

Las tres Presidencias promoverán el refuerzo del método abierto de coordinación y de sus diversos procesos (objetivos, indicadores como herramientas políticas, recomendaciones, evaluación de impacto social, evaluación por pares y evaluación comparativa).

Se seguirá un planteamiento general de la prevención y la lucha contra la pobreza, en especial la de las mujeres y la pobreza infantil. En este contexto, será de la mayor importancia la asistencia a la mayor parte de los grupos y las comunidades vulnerables, como las personas con discapacidad, los trabajadores migrantes y sus familias, las personas sin hogar, la población gitana y las minorías.

Además, las tres Presidencias se centrarán en el apoyo a diversas iniciativas en relación con el envejecimiento de la población, y por lo tanto llevarán a cabo el trabajo preparatorio con vistas al Año Europeo del Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional en 2012. En este contexto la modernización, la sostenibilidad y la adecuación de los sistemas de pensiones serán de capital importancia.

En lo que a la coordinación de los regímenes de seguridad social se refiere, proseguirán los trabajos referentes a la aplicación y la adaptación del Reglamento n° 883/04. Se pondrán en marcha los trabajos correspondientes a la coordinación de los capítulos de seguridad social de los Acuerdos de Asociación, en especial con los países del Magreb y de Europa del Este.

El trabajo sobre los servicios sociales de interés general continuará.

Page 311

Igualdad entre mujeres y hombres y no discriminación

Conforme al artículo 19 del Tratado, la promoción de la igualdad de género y la consolidación de la protección contra todas las formas de discriminación continúan mereciendo una atención especial. Las tres Presidencias se proponen dar un nuevo impulso político en los ámbitos de igualdad de género y no discriminación.

Las tres Presidencias impulsarán el programa de trabajo en materia de igualdad de género, dando alta prioridad a la incorporación de la perspectiva de género en la Estrategia de Lisboa para después de 2010. Continuarán la evaluación por parte de la Comisión del Plan de trabajo para la igualdad entre las mujeres y los hombres (2006-2010) y los trabajos sobre un nuevo plan para el período 2011- 2015. El seguimiento de la aplicación del Pacto Europeo sobre Igualdad de Género con motivo del quinto aniversario de su adopción por el Consejo Europeo y la continuación de la supervisión y la aplicación de la Plataforma de Acción de Pekín ocuparán un lugar destacado del orden del día de las tres Presidencias.

Además, las tres Presidencias se centrarán en la lucha contra la violencia de género, la cuestión de la diferencia de retribución entre hombres y mujeres, la lucha contra los estereotipos basados en el género, la promoción de las mujeres empresarias, así como la conciliación de la vida profesional, privada y familiar.

Para promover la igualdad de trato en todos los ámbitos, continuará el trabajo sobre la propuesta de Directiva sobre la igualdad de trato (anterior artículo 13).

Justicia y asuntos de interior

Tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, se creará en el Consejo un Comité permanente de cooperación operativa en materia de seguridad interior. Las tres Presidencias velarán por que la estructura y los trabajos de este nuevo órgano contribuyan efectivamente a la mejora de la seguridad interior dentro de la UE.

En este sentido, las tres Presidencias pondrán el máximo empeño en garantizar la realización del Programa de Estocolmo, y se desplegarán todos los esfuerzos necesarios para que el Plan de Acción se adopte durante el primer semestre de 2010.

Asuntos de interior
Asilo e inmigración

El Consejo Europeo mantendrá un debate anual sobre las políticas de inmigración y asilo, con el fin de pasar revista a la aplicación del Pacto Europeo sobre Inmigración y Asilo y a los aspectos afines del Programa de Estocolmo, así como de proporcionar una orientación estratégica permanente a los trabajos en este ámbito.

Inmigración legal

Se seguirá trabajando en la facilitación de la migración legal adecuadamente gestionada y el fomento de una adecuada coincidencia entre la demanda del mercado de trabajo y la oferta, atendiendo a las necesidades de los mercados laborales de los países de destino. Será preciso establecer sinergias entre migración y desarrollo.

Así pues, proseguirán los trabajos sobre los aspectos destacados del Plan de política en materia de migración legal: el permiso único, los trabajadores temporeros, los aprendices en el seno de una misma empresa, y se evaluará la aplicación de las directivas vigentes.

Integración de los nacionales de terceros países

Proseguirán los esfuerzos de puesta en común de las mejores prácticas de las políti-Page 312cas de integración. Por lo demás, se prestará especial atención a las medidas en materia de educación, formación profesional, reconocimiento de cualificaciones y competencias y políticas activas del mercado de trabajo.

Inmigración ilegal

La UE ha asumido compromisos al máximo nivel político de prosecución de la lucha contra la inmigración ilegal y la trata de seres humanos. Estos compromisos se llevarán adelante en todos los ámbitos de actuación pertinente, mediante el desarrollo de la gestión integrada de las fronteras exteriores (también mediante el estudio de las posibilidades que brindan las nuevas tecnologías), el refuerzo del papel de FRONTEX, el mayor desarrollo de una política sostenible en materia de retorno y readmisión que respete plenamente los derechos humanos, y la lucha contra el empleo ilegal. Además, se estudiarán nuevos modos de optimar la eficacia de los instrumentos existentes de la UE, a fin de mejorar la cooperación operativa y desarrollar sinergias en el marco de una estrategia integrada de seguridad interior de la UE.

Se prestará asimismo especial atención a los menores no acompañados, dentro de un planteamiento global que abarque medidas preventivas y de protección, así como al regreso sostenible al país de origen, teniendo presente el interés superior de los menores.

Educación, formación, juventud, deporte, cultura y política audiovisual

La enseñanza y la formación son motores clave para el logro y la mejora de la capacidad de inserción profesional, la competitividad, la innovación, el desarrollo cultural, la integración social y, por lo tanto, para el logro de mayor bienestar económico. Han contribuido de modo sustancial a la realización de los objetivos a largo plazo de la Estrategia de Lisboa para el crecimiento y el empleo e indudablemente continuarán desempeñando un papel clave en la Estrategia de Lisboa para después de 2010.

El marco estratégico de enseñanza y formación 2020

Las tres Presidencias contribuirán a la definición y a la consolidación de las relaciones entre el marco estratégico para la cooperación europea en el ámbito de la enseñanza y la formación (ET 2020) y la Estrategia de Lisboa para después de 2010, sin olvidar los aspectos de la enseñanza y la formación que no están directamente ligados al crecimiento y al empleo. Este ajuste tendrá en cuenta los resultados de la evaluación que se haga en 2010 de los progresos realizados, las propuestas de la Comisión para posibles índices de referencias en materia de movilidad y capacidad de inserción profesional (antes de finales de 2010) y el informe de la Comisión (también antes de finales de 2010) sobre el marco coherente de indicadores y puntos de referencia adoptado por el Consejo en mayo de 2007.

Las políticas de enseñanza y formación llevadas a la práctica deben fundamentarse con datos sólidos. Por ello debe prestarse una atención especial a la contribución de los estudios de evaluación internacionales (PISA, PIRLS, etc.).

Se proseguirá con el método abierto de coordinación (indicadores, puntos de referencia, aprendizaje entre iguales e intercambio de buenas prácticas) por lo que se refiere a los cuatro objetivos estratégicos (formación permanente y movilidad; calidad y eficiencia; equidad, cohesión social y ciudadanía activa; innovación y creatividad).

Por lo que se refiere a la formación permanente se seguirá de cerca a la aplicación del marco europeo de cualificaciones (EQF-MEC) y se estudiarán vías de aprendizaje más flexi-Page 313bles y la posibilidad de mayor apertura respecto de la educación no formal.

Se continuará la consolidación de las sinergias entre el proceso de Bolonia para la enseñanza superior, el proceso de Copenhague para la formación profesional y el marco para la cooperación europea en el ámbito de la educación y la formación.

Dimensión social de la enseñanza y de la formación

Las tres Presidencias darán consideración especial al fomento de la equidad, la cohesión social y la ciudadanía activa. Abordarán cuestiones como asegurar el acceso equitativo a la enseñanza en la primera infancia, la lucha contra el abandono escolar prematuro y la promoción de políticas de enseñanza inclusivas para los discentes de grupos desfavorecidos.

Se ha designado 2010 Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social y 2011 será el Año Europeo del Voluntariado. Ambos temas son altamente pertinentes en lo que a la enseñanza y la formación se refiere.

Escuelas para el siglo XXI

La enseñanza escolar desempeña un papel clave en la aplicación de las cuestiones mencionadas. Las tres Presidencias continuarán la aplicación del programa de trabajo relativo a las escuelas en el siglo XXI, en particular por lo que se refiere a cuestiones como la gobernanza y la dirección de centros escolares, la mejora de la formación del profesorado, el desarrollo de competencias clave y la promoción de las instituciones favorables a la innovación.

Formación profesional - el proceso de Copenhague

La formación profesional es un factor clave tanto para el desarrollo socioeconómico como para el progreso de la sociedad en general.

La revisión, la renovación y la ejecución de las prioridades políticas europeas comunes en materia de formación profesional siguen siendo objetivos válidos. En este contexto son de suma importancia el Sistema Europeo de Créditos para la Educación y la Formación Profesionales (ECVET), recientemente adoptado, y el Marco de Referencia Europeo de Garantía de la Calidad en la Educación y Formación Profesionales. Además, se prestará una atención particular a la promoción del aprendizaje de adultos, a la anticipación y a la adaptación de las cualificaciones a las necesidades del mercado laboral, a la mejora de la calidad de los sistemas de orientación y a la gobernanza institucional, así como al refuerzo de la cooperación entre las instituciones de enseñanza y formación, por una parte, y las empresas y la industria, por otra.

La próxima reunión bienal para seguir el proceso de Copenhague tendrá lugar bajo Presidencia belga, lo que dará ocasión a debatir los resultados de la revisión del proceso de Copenhague.

Modernización de la enseñanza superior

Se celebrará una reunión ministerial para evaluar los progresos realizados hasta la fecha en el marco del proceso de Bolonia en Budapest y en Viena los días 11 y 12 de marzo de 2010.

Se confiará al Grupo de seguimiento de Bolonia la tarea de adaptar el programa de trabajo de 2009-2012 a los resultados de la evaluación independiente presentada anteriormente en Budapest y Viena. Para asegurar las sinergias entre la enseñanza superior, la investigación y la innovación, se insistirá también en la coherencia entre el proceso de Bolonia y el nuevo marco estratégico para la cooperación europea en el ámbito de la enseñanza y la formación.

Las tres Presidencias trabajarán en el programa de trabajo para la modernización de laPage 314enseñanza superior europea a fin de aumentar su visibilidad y permitir que desempeñe un papel de catalizador en el triángulo del conocimiento (enseñanza superior-investigación-innovación).

Por último, en un contexto de creciente internacionalización, se promoverá la cooperación universitaria allende las fronteras de la Unión.

Revisión intermedia del programa de formación permanente

El actual programa de acción en el ámbito de la formación permanente expirará en 2013. En el contexto de la revisión intermedia que se efectuará a lo largo de 2010, se debatirá un esbozo del siguiente programa.

La movilidad es un elemento esencial de la formación permanente y un medio importante para aumentar la capacidad de inserción profesional y la flexibilidad. Por ello, la movilidad de los discentes y del personal docente seguirá siendo un punto destacado del orden del día.

Problemas de la juventud

Las Presidencias seguirán la Resolución del Consejo relativa a un marco renovado para la cooperación europea en el ámbito de la juventud, desarrollando iniciativas conforme a la Comunicación de la Comisión de abril de 2009 «Una estrategia de la UE para la juventud: inversión y capacitación». Se pondrá de relieve el mérito del método abierto de coordinación en este ámbito y se dará prioridad a las iniciativas que faciliten el desarrollo cultural y personal, la integración social, el empleo y la participación de los jóvenes.

Al aplicar la citada Resolución del Consejo, las Presidencias intentarán adoptar una serie de conclusiones en los ámbitos específicos de la acción resumidos en el nuevo marco de cooperación (entre otros, la enseñanza, el empleo, la creatividad, el espíritu empresarial, la salud y el bienestar, la participación, la inclusión social, las actividades de voluntariado y la juventud y el mundo). La dimensión de la juventud también será objeto de debate en el contexto de la Estrategia de Lisboa para después de 2010. Por último, las Presidencias consideran que existe una relación entre los problemas de la juventud y los próximos «años europeos», dedicados en 2010 a la lucha contra la pobreza y la exclusión social y en 2011 al voluntariado.

Deporte

En el contexto del Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social 2010 y del Año Europeo del Voluntariado 2011, las tres Presidencias promoverán el reconocimiento del potencial del deporte para la inclusión y la integración sociales, la lucha contra la pobreza y para el voluntariado.

El próximo paso será empezar a definir los principios, los objetivos y los criterios estratégicos del futuro programa del deporte, basados en el Libro Blanco sobre el deporte y tener en cuenta las características específicas del deporte, y también promover su contribución positiva a la mejora de la salud mental y física de la población, a la cohesión social y a la economía.

----------------------------------------

* Este programa, del que se incluyen, además del marco estratégico global, los contenidos relativos a cuestiones relacionadas con el Programa de Trabajo a desarrollar por la Presidencia española del Consejo, en las formaciones EPSSCO y JAI de la competencia del MTIN ha sido presentado en la sesión del Consejo de Asuntos Generales del día 7 de diciembre de 2009.

** Se incluyen solamente los párrafos referidos a temas relacionados directa o indirectamente con las competencias del MTIN.