Presentación. Trabajo social y derechos

Autor:José Chamizo de la Rubia
Páginas:4-5
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 4

El libro que tienes en tus manos o en la pantalla de cualquier dispositivo tecnológico, es fruto del esfuerzo realizado por un grupo de profesores con la colaboración de otros profesionales en diferentes universidades y centros de estudios de veinticinco países. Su título es ya de por sí revelador: Trabajo Social en el Siglo XXI.

Llama la atención la coordinación que han realizado las profesoras Concepción Nieto-Morales y Mónica Solange De Martino Bermúdez para lograr que los lectores/as conozcamos no solo los planes de estudios de Trabajo Social en cada uno de los países que aparecen, sino además el perfil del estudiantado y la identificación y reflexión sobre los desafíos que el siglo XXI coloca a la enseñanza de la profesión, además de otros elementos.

El Trabajo Social en los años venideros se convierte en un elemento clave para el bienestar de las personas estén donde estén, en cualquier lugar del mundo. Sin la presencia de hombres y mujeres cualificados para ejercer su labor, la dignificación de los seres humanos excluidos, se vuelve imposible.

No comprendo por qué en la mayoría de las Constituciones de casi todos los países, existen diferentes grados de protección de los Derechos, en función de las distintas categorías en que se clasifican: básicamente cívico-políticos y sociales-económicos. Los primeros generalmente proclamados y protegidos jurídicamente y los segundos solo reconocidos, pero sin apenas protección jurídica. Por ejemplo: no es lo mismo la libertad de expresión que el derecho “real” a una vivienda digna. Si como parece evidente, las condiciones de vida son determinantes de las condiciones del ejercicio de las libertades, es lógico pensar que dichas condiciones de vida vinculan a un mayor o menor disfrute de esa esfera básica de derechos a la que, en todo caso, prefiero referirme como Derechos Humanos.

La igualdad, la libertad, el pluralismo, la justicia son valores sobre los que se ha forjado un modelo de Estado Democrático y de Derecho que no ha dudado en apropiarse la condición de Social. Es decir, hemos consagrado el modelo de organización política del poder sobre el respeto a unos condicionantes que, desde un punto de vista social y económico, hagan creíble la formulación del régimen de derechos y libertades que se reconocen formalmente a toda la ciudadanía.

Page 5

Sin embargo, un ciudadano pleno, titular de sus libertades y derechos no puede ser sujeto que los disfrute, y alcance a comprender sus...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA