Presentación: Los desafíos bioéticos de la neonatología

Autor:Juan José Pérez Soba
Cargo:Pontificio Instituto Juan Pablo II para el matrimonio y la familia
Páginas:195-199
 
EXTRACTO GRATUITO
Juan José Pérez soba Presentación: los desafíos bioéticos de la neonatología
Cuadernos de BioétiCa XXVi 2015/2ª
195
Cuadernos de Bioética XXVI 2015/2ª
Copyright Cuadernos de Bioética
PRESENTACIÓN: LOS DESAFÍOS BIOÉTICOS
DE LA NEONATOLOGÍA
PRESENTATION: THE BIOETHICS CHALLENGES IN NEONATOLOGY
JUAN JOSÉ PÉREZ SOBA
Pontificio Instituto Juan Pablo II para el matrimonio y la familia.
Sección central de Roma. E-mail: perezsoba@istitutogp2.it
Recibido: 29/08/2015
Aceptado: 31/08/2015
Uno de los fenómenos sociales de mayo repercusión
en la humanidad entera ha sido el efecto de la evolución
de la medicina en relación a los niños. Se ha de consi-
derar uno de los cambios más grandes en la historia. La
disminución drástica de la mortalidad infantil ha tenido
consecuencias inmensas a nivel universal. En primer lu-
gar, ha tenido un efecto demográfico que, tras una pri-
mera acogida positiva, ha sido posteriormente tomado
desde una perspectiva neomalthusiana que ha sido apli-
cada en el ámbito político y legislativo por medio de las
conferencias internacionales sobre población1, con un
criterio de reducción drástica de los nacimientos. Pero,
al mismo tiempo, ha sido motivo de un modo nuevo de
tratar a los niños pequeños, que ha alcanzado una di-
mensión antes desconocida. El cuidado de los hijos, con
una atención del todo especial en los primeros meses de
vida, está lleno de tareas y dedicaciones unidas a una
medicina preventiva muy desarrollada. Los cuidados que
se requieren son tan grandes y exigen tal atención que
hasta se puede observar un cierto puerocentrismo en
nuestra cultura actual2.
1 Se aprecia claramente en: organización de las naciones unidas
(ONU), World Population to 2300, New York 2004. Cfr. Pontificio
consejo Para la familia, Evoluciones Demográficas. Dimensiones éticas
y pastorales (25-III-1994).
2 Cfr. g. angelini, Il figlio: una benedizione, un compito, Vita
e Pensiero, Milano 1997.
A pesar de estos datos no podemos dejarnos llevar
por la apariencia de que vivimos una primavera en lo
que respecta al cuidado de los hijos. El fenómeno ante-
rior está envuelto en una cierta ambigüedad con muchas
derivaciones amenazantes. Uno de los hechos más signi-
ficativos que nos lo muestra es la gran dificultad que se
observa en la educación, sobre todo en lo que concierne
a la enseñanza moral3. Gilbert K. Chesterton, al hablar
de “lo que está mal en el mundo” indica que uno de
estos males fundamentales que interfieren en nuestra
sociedad, es el error acerca del niño que se evidencia
en los planes educativos4. La razón que aduce es que los
pedagogos modernos proyectan en el niño la imagen de
un adulto chico y esta ignorancia sobre la verdad de su
condición perjudica notablemente su proceso educativo.
El pensador inglés, una vez más, supo revelar lo que el
tiempo posterior ha hecho evidente, la aplicación indis-
criminada del concepto de autonomía en la educación
por parte de Piaget5 ha sido uno de los motivos de la
crisis actual educativa que resulta incuestionable6.
3 Cfr. J. J. Pérez-soba –o. gotia, o. (a cura di), Il cammino della
vita: l’educazione, una sfida per la morale, Lateran University Press,
Roma 2007.
4 Cfr. g. K. chesterton, Lo que está mal en el mundo, Ciudade-
la, Madrid 2006, 131-179.
5 Cfr. J. Piaget, El criterio moral en el niño, Editorial Fontane-
lla, Barcelona 1983, 167-272.
6 Cfr. g. angelini, Educare si deve ma si può?, Vita e Pensiero,
Milano 2002.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA