Presentación

Páginas:23-24
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 23

El 30 de septiembre del año pasado fallecía en A Estrada el profesor Carlos FERNÁNDEZ-NÓVOA, fundador de las Actas de Derecho Industrial. Apenas cinco días después, quienes integramos el equipo de dirección de la revista recibíamos los ejemplares del volumen 35, último publicado hasta la fecha, y probablemente también el volumen que recogía el último trabajo entregado por D. Carlos en vida para su publicación: un comentario a la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de 10 de julio de 2014, bajo el título "La marca constituida por la representación visual de una tienda".

En todo caso, los escasos días transcurridos entre el fallecimiento del maestro y la aparición del nuevo volumen de la revista impidieron que incluyéramos en aquel cualquier referencia a la muerte de su fundador. Pero, al propio tiempo, esa inmediación encerraba una clara alegoría. Mientras su familia, discípulos y amigos aún llorábamos su desaparición, salía a la luz la mejor y más evidente muestra de la continuidad de su obra. El profesor Fernández-Nóvoa había fallecido, pero su obra y su magisterio -representados y condensados en la revista que él fundó- perdurarían durante mucho tiempo, como bien lo demostraba la publicación de un nuevo volumen de las Actas a los pocos días de su muerte.

Ahora bien, todos los que -de una forma u otra- integramos el equipo humano que asume la elaboración de la revista sabíamos también que el siguiente volumen debía rendir un merecido homenaje a su fundador. Cuando nos planteamos el contenido y alcance de este homenaje, pronto surgió la idea de combinar algunas semblanzas del maestro, la publicación de uno de sus trabajos, y el contenido ordinario de la revista. De esta forma, uníamos en el mismo número el homenaje a D. Carlos -a través de las semblanzas-, la prueba de la relevancia de su obra -a través de la publicación de uno de sus trabajos-, y la muestra más evidente de su continuidad -a través de la incorporación al homenaje del que es habitualmente el contenido ordinario de la revista-. Queremos pensar que a D. Carlos le habría gustado que en su homenaje se reflejase debidamente el compromiso de todos nosotros con la continuidad de la revista, uno de sus frutos más queridos.

Por la razón que acabamos de exponer, el presente volumen de las Actas de Derecho Industrial se divide en dos partes bien diferenciadas.

En la primera de ellas, se incorporan dos semblanzas de la vida y de la obra del profesor Carlos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA