Presentación

Autor:Mª. Valle García Escudero
Cargo del Autor:Fiscal de la Fiscalia de Menores. Sevilla
Páginas:17-19
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 17

Una de las características esenciales de los seres humanos es la vida familiar, el origen de cada individuo de la especie humana es familiar. Los primeros años de la vida, seguramente aquéllos que más importancia tienen para forjar la personalidad, se desarrollan en el seno familiar. Cuando la familia no existe se considera una anomalía que hay que corregir, para lo que se busca integrar a los niños desamparados en otra familia, si es posible.

Durante la etapa vital de la juventud, la familia juega un papel igualmente fundamental. Los modelos familiares, sea por atracción o por aversión, marcan su desarrollo. Aquí, otras influencias sociales también se hacen notar, como instituciones, amistades, etc..., pero la familia está llamada a influir poderosamente en la formación de los jóvenes. Durante la madurez las personas tienden, indefectiblemente, a formar y desarrollar una familia, su propia familia en sentido estricto. Entonces, la familia amplia presenta más intensamente la virtud de la solidaridad que se concreta en el apoyo entre los miembros de la familia.

El uso de los términos propios de las ciencias sociales nos facilitan la comprensión racional de la familia, pero no alcanza a suprimir su presupuesto, que no es otro que el amor. La familia tiene su origen en el amor que se profesan las personas. Para que estos sentimientos se desenvuelvan, surge la necesidad de la intimidad familiar reconocida con tanta fuerza, que los ordenamientos jurídicos la consagran como un derecho fundamental, y reaccionan con toda la virulencia de la fuerza legal cuando es violada. La intimidad familiar, si bien tiene su

Page 18

causa y justificación en los sentimientos humanos, se desenvuelve, además de en las personas mismas, en un espacio físico, el hogar, jurídicamente estatuido como domicilio. En el domicilio convive la familia.

Pues bien, esa intimidad familiar, en sus dos vertientes, la psicológica de cada individuo y la física del hogar, es el ámbito donde se presenta una patología social que con enorme fuerza ha emergido en los últimos años, la violencia producida en el entorno familiar: violencia en la intimidad, que solo se hace patente al exterior rompiendo sus sólidos muros, cuando su gravedad la hace, frecuentemente, irreversible. Violencia de padres y madres sobre hijos e hijas, de hijas e hijos sobre padres y madres, o de todos ellos sobre los mayores de la tercera edad. De hermanos y hermanas entre sí, y, desde luego, la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA