Presentación

Autor:Juan Manuel Toledano Nieto
Cargo:Colaborador asociado en el IUDC
Páginas:3-21
RESUMEN

Con la edición de este número correspondiente al verano de 2007 se cumplen diez años de la publicación del número cero de la Revista Española de Desarrollo y Cooperación. Sería tal vez el momento de hacer balance de lo publicado hasta ahora y agradecer su esfuerzo a los lectores, suscriptores, patrocinadores, autores y, especialmente, a todos aquellos que se han responsabilizado durante estos años... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 3

Con la edición de este número correspondiente al verano de 2007 se cumplen diez años de la publicación del número cero de la Revista Española de Desarrollo y Cooperación. Sería tal vez el momento de hacer balance de lo publicado hasta ahora y agradecer su esfuerzo a los lectores, suscriptores, patrocinadores, autores y, especialmente, a todos aquellos que se han responsabilizado durante estos años de su publicación, con lo que generaríamos un listado interminable de personas e instituciones, y contaríamos con un documento repleto de elogios a todos los que de una u otra forma han colaborado para que hayan sido posibles los diecinueve números anteriores, captando de esta manera la benevolencia del público que en algún instante tuviese a bien ojear la revista.

Frente a esta posibilidad, y debido al azar y no a la planificación, nos corresponde presentar un número que probablemente genere controversia sobre algunos de sus contenidos, por lo que nos vemos en la obligación de justificarnos ante el Consejo de Redacción, descargo para el que nos apoyamos en uno de los principios inspiradores de la revista, establecido por sus directores en el número cero:

“Atendiendo a su espíritu universitario, nace con la vocación de cumplir con las exigencias de rigor y la calidad científica, sin que ello suponga, recogiendo una expresión de Mario Bunge, que alcancemos el “rigor mortis”. Al mismo tiempo, como cualquiera otra área del IUDC, está al servicio de la configuración de un espacio abierto y plural, que contribuya al enriquecimiento del debate y la Page 4elaboración de propuestas innovadoras sobre el desarrollo y la cooperación internacional, especialmente desde la perspectiva española y europea”.

Se trata de un número dedicado en exclusiva al tema de “Planificación y Desarrollo”. Algunas cuestiones muy comentadas actualmente en el sector, como la popularización de los llamados “nuevos instrumentos”, las dudas sobre la conveniencia de continuar con el enfoque de proyectos y la utilización del marco lógico, la inflación de planificaciones estratégicas, los alcances y las limitaciones de las evaluaciones, etcétera, justifican la oportunidad de realizar un ejercicio de reflexión compartida sobre las relaciones, no siempre fáciles, entre los sistemas de planificación y la promoción de procesos de desarrollo.

Teniendo en cuenta que se trata de un tema muy amplio y sobre el que es posible efectuar aproximaciones muy variadas, se optó por proponer a reconocidos profesionales del sector la elaboración de unos artículos más breves de lo que suele ser habitual en la revista, en los que priman la descripción y el comentario sobre aspectos prácticos y en los que no se rehuye la valoración polémica. Evidentemente este tratamiento más ágil de los temas no significa renunciar a un cierto rigor en la justificación de las opiniones que se defienden en cada caso.

Para realizar la presentación de los temas incluidos en esta revista tuvimos la tentación de intentar una aproximación al concepto de planificación para, desde ese punto, centrar los contenidos en la planificación del desarrollo y la evolución del concepto en la última década. Decidimos abandonar este esfuerzo al darnos cuenta de que más que presentar los temas íbamos cayendo en la preparación de un artículo adicional a los que ya teníamos disponibles, que si bien nos resultaba muy gratificante al crearnos la necesidad de documentarnos con las últimas aportaciones al respecto, poco o nada aportaba a lo establecido por autores más experimentados y con mayor conocimiento y facilidad para estas cuestiones. Nos planteamos, por tanto, cambiar el enfoque de esta presentación, pensando al mismo tiempo en poner en marcha para el futuro alguna variante de “centro de recursos” sobre la materia con el fin de no perder el esfuerzo realizado.

En un intento más modesto por ordenar las diferentes aportaciones recibidas, procedimos a establecer una agrupación de los cambios en las relaciones entre la planificación y el desarrollo en los últimos diez años en tres bloques de cuestiones o categorías diferentes, conscientes de que esta clasificación podía ser tan buena o tan mala como cualquier otra alternativa:

Page 5

• La evolución de la visión internacional sobre el desarrollo en la última década, reflejada en los documentos derivados fundamentalmente de las Cumbres de las Naciones Unidas y de la “doctrina” del Comité de Ayuda al Desarrollo, y marcada entre otras cuestiones por el establecimiento de unos objetivos comunes en la lucha contra la pobreza (Objetivos del Milenio), el contar con nuevas iniciativas en materia de financiación del desarrollo, la puesta en marcha de nuevos instrumentos para la aplicación de la ayuda, las propuestas para mejorar la eficacia de la ayuda (apropiación, armonización, alineamiento...), la apuesta por la gestión basada en resultados, etcétera.

• Los cambios en la planificación de la Cooperación Española, desde la entrada en vigor de la Ley de Cooperación del año 1998 hasta los recientes esfuerzos por poner en marcha un sistema de planificación y evaluación.

• Los distintos tratamientos de los instrumentos de cooperación para el desarrollo y las herramientas para gestionar dichas intervenciones.

Finalmente, antes de presentar y comentar los artículos contenidos en estos tres bloques, quedarían dos asuntos por señalar. En primer lugar, que las aportaciones solicitadas, y por tanto los temas tratados, fueron casi el doble de los finalmente publicados, no porque se realizase ningún tipo de filtro o selección entre ellos, sino que simplemente algunos colegas excusaron su participación por razones fundamentalmente de agenda y exceso de trabajo. Muy unido a lo anterior, cabe señalar también que resulta evidente que las cuestiones que se presentan a continuación ofrecen una versión parcial y sesgada de la totalidad de temas y posibilidades que ponía a nuestra disposición un número bajo el título de “Planificación y Desarrollo”.

Visión internacional

Sobre el primero de los bloques contamos con las aportaciones de Ana Rosa Alcalde y Almudena Moreno, que analizan las repercusiones de los elementos clave de la Declaración de París sobre la planificación de donantes y receptores, y Mauricio Gómez que nos da una visión de todos estos cambios desde su actuación como uno de los responsables de la planificación para el desarrollo en Nicaragua en el periodo contemplado.

En el primero de los artículos que presentamos, las autoras describen las principales consecuencias que tiene la Declaración de París sobre la Eficacia de la Ayuda en la planificación de la cooperación internacional para el desarrollo, revisando cuales son las principales medidas que deberán adoptar los Page 6 donantes en cuanto a la incorporación de los cinco principios contemplados en dicho compromiso.

Así, en cuanto al principio de apropiación indican que será necesario que los procesos de planificación estratégica de los donantes respeten el liderazgo de los países socios y contribuyan a reforzarlo, para lo que resultará imprescindible que las agencias de desarrollo tengan conocimiento suficiente de las estrategias de reducción de la pobreza y de los planes de desarrollo de los receptores y de los procesos políticos que los respaldan; es por ello que la planificación estratégica debe ser fruto del diálogo con el país socio y del diálogo con el resto de donantes y actores del sector privado y la sociedad civil bajo la coordinación del gobierno socio.

Por lo que se refiere al principio de alineamiento, comentan que la planificación estratégica deberá vincularse directamente con las estrategias de reducción de la pobreza, los planes de desarrollo y los marcos de gasto a medio plazo, y deberá tener en cuenta los niveles de desarrollo y funcionamiento de los sistemas y procedimientos nacionales. Para ello, recomiendan una definición de modalidades de ayuda y montantes en función de los compromisos adoptados por los socios, la adopción de marcos presupuestarios a medio plazo (previsibilidad de la ayuda), la inclusión del marco de indicadores y condiciones negociado con los gobiernos socios, suficiente flexibilidad para orientarse en función de los cambios de política, reflejar en las planificaciones los resultados de los diagnósticos y marcos comunes y armonizados de evaluación de los sistemas y procedimientos nacionales, flexibilidad para orientarse en función de los cambios en dichos procedimientos e incluir un enfoque de desarrollo de capacidades del socio en los ámbitos de políticas públicas, gestión de finanzas públicas, etcétera.

Al comentar el principio de armonización sugieren que se debe emprender un proceso de desarrollo de mecanismos y procesos de planificación estratégica conjunta entre donantes. Para lo anterior será necesario: evitar formatos rígidos, únicos y exclusivos de planificación estratégica, dotar de autonomía a las oficinas de terreno para participar en los procesos de planificación conjunta, flexibilizar los tiempos de la planificación estratégica, confiar y utilizar los análisis y diagnósticos realizados por otros donantes o por los socios, aumentar el diálogo con el resto de donantes, actores y socios y construir prioridades conjuntas y analizar y conocer las ventajas comparativas de cada donante.

En cuanto a la gestión basada en resultados la planificación estratégica se debería vincular a los marcos de resultados de los países socios, para lo que es imprescindible la inclusión de objetivos e indicadores previstos en los marcos Page 7 de resultados de los socios, la adopción de mecanismos conjuntos de revisión y seguimiento de la planificación estratégica, acompasados a los procesos y tiempos de los socios, evitar introducir otros indicadores de desempeño...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA