Relaciones laborales. Prejubilación presuntamente voluntaria

Autor:Planificación Jurídica
RESUMEN

Trabajador de "Telefónica de España, S.A.", nacido 6-04-1945, con 40 años de cotización, que con fecha 31-08-1999 causó baja al no tener más remedio que acogerse a un programa de "prejubilación" contenido en el Plan Social del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de fecha 16-07-1999 (ERE 26/99), en el que se autorizó la extinción de 10846. Desde el 01-09-1999 al 30-08-2001, pasa a percibir prestación contributiva por desempleo. Durante este periodo, la empresa le abona renta igual a la diferencia entre el importe de la... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

1) La cuestión planteada sobre la jubilación anticipada y coeficientes reductores ha sido reiteradamente resuelta por nuestros Tribunales Superiores y en doctrina unificada por el Tribunal Supremo en Sentencias de 24-6-2004 (RJ 2004/7108); 12-7-2004 (RJ 2004/7285); 9-2-2003 (RJ 2005/484); 9-12-2002 (RJ 2003/1948), que ha declarado "que la suscripción del contrato de prejubilación es una garantía de empleo en el convenio colectivo y fruto de la negociación colectiva, y cuyo texto literal no excluye en forma alguna la voluntariedad de su firma, aun cuando su decisión estuviera condicionada por las circunstancias de la edad y las difíciles perspectivas laborales restantes, lo que no es sinónimo de vicio de la voluntad, toda vez, además, de que si no hubiera optado por el sistema de prejubilación las opciones de movilidad geográfica y funcional eran posibles pero no ciertas, dado que no dio lugar a que se produjeran, pero aún en caso de haberse producido, estas posibilidades geográficas y funcional, el actor hubiera tenido las acciones que, en garantía de sus derechos, le concedían los Art. 39., 40. 41 u 50 del E.T.".

Dicho criterio del Tribunal Supremo ha sido seguido por los Tribunales Superiores de Justicia y concretamente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Valencia (STSJ Valencia 26-5-2004, JUR 2005/10928; STSJ de Canarias 18-11-2005, JUR 2006/35218), que ponen de relieve que se acredita la libre voluntad del trabajador en la suscripción en este tipo de contratos de prejubilación, a no ser que hubiera sido incluido en el ERE sin su voluntad expresa, y no se acreditara en su cese un probado y justificado vicio en el consentimiento para acceder al contrato de prejubilación. Todas las anteriores sentencias y concretamente la de Valencia de 26-5-2004 (JUR 2005/10928) (también, STSJ de Cataluña, 5-6-2002, AS 2002/95) estudió el supuesto de un trabajador al que se le denegaron las prestaciones por desempleo, llegándose a la conclusión que es el núcleo del problema: que el contrato de prejubilación fue un acuerdo voluntario y, en consecuencia, la extinción de la relación laboral no es por causa ajena a la voluntad del trabajador.

2) No obstante lo anterior, para supuestos de Mutualistas que hubieran prestado servicios antes de 1967, algunas sentencias aplican el coeficiente reductor a los 61 años: Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en Sentencias de 14-1-2005 (Sentencia nº 266/2005) y 4-2-2005...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA