Pregunta por la legitimidad de legislar la obligatoriedad del cuidado de sí

Autor:Aracely R.-Berny
Páginas:362-362
 
EXTRACTO GRATUITO
RESÚMENES DE LAS COMUNICACIONES-BIOÉTICA Y DERECHO
CUADERNOS DE BIOÉTICA. 2019; 30(100): 331-391
362
PREGUNTA POR LA LEGITIMIDAD DE LEGISLAR LA
OBLIGATORIEDAD DEL CUIDADO DE SÍ
ARACELY R.-BERNY
Section for Science of Complex Systems, CeMSIIS. Medical University of Vienna
Sistema Universidad Abierta y Educación a Distancia SUAyED, UNAM. México.
berny@unam.mx
¿Es lícito cuestionar sobre la pertinencia de estable-
cer una ley que contemple la obligatoriedad del cuidado
de sí, en legítima defensa de la propia salud; en legítima
defensa del medio ambiente?
¿Se puede hablar de libertad en un individuo cuyo
descuido de sí le ha generado un estado tal de enfer-
medad que se ha convertido en un lastre, para sí mismo,
que vive literalmente atado a un cuerpo inutilizado, de-
pendiente y doliente que depende de su entorno para
mantener la vida?
Un individuo que no está obligado a cuidarse y cuyo
estilo de vida es descuidado, tiende a devenir en enfer-
mo. Las enfermedades emergentes han devenido en un
problema de sanidad medioambiental de dimensiones
incalculables.
Campañas que afirman: “fumar mata”, resultan in-
consistentes: ¡fumar enferma! ¿será más espantoso mo-
rir que enfermar? El enfermo no muere, “dura”: “la
vida” se prolonga a cualquier precio, aún a costa de
la vida, en su acepción más profunda y radical, éste lo
paga, además, el estado, la familia, el medioambiente.
¿Cómo hablar de obligatoriedad del cuidado de sí,
sin incurrir en un totalitarismo antidemocrático que no
respete ni considere las garantías individuales?
El padecimiento que genera el descuido se llama en-
fermedad, entre los antiguos esto era motivo de castigo.
¿Se puede elegir entre el castigo a tiempo, infringido
por leyes sociales o el “castigo” infringido por el propio
cuerpo y extensivo al medio ambiente?
Cuando la ley moral no parece surtir efecto en las
sociedades contemporáneas, rancias y saturadas de en-
fermedades emergentes, da lugar a la pregunta por la
legislación judicial, para tratar de evitar enfermar por
descuido de sí: “lo difícil, atenienses, no es eludir la
muerte; mucho más difícil es eludir la maldad, pues co-
rre más veloz que la muerte”.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA