Prefacio

Autor:Emiliano J. Buis
Páginas:11-13
 
EXTRACTO GRATUITO
11
Prefacio
Este libro es una versión revisada y sintetizada de una tesis doctoral defendida
summa cum laude en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos
Aires en junio de 2009. No habría visto nunca la luz del día de no ser por las capas y
sedimentos aportados por todas/os quienes han venido acompañando mi labor aca-
démica desde los inicios del primer plan de trabajo, todavía como estudiante, hace ya
dos décadas.
En primer lugar, quiero agradecer a quienes fueron en aquel momento mis di-
rectores de tesis, por su apoyo y conanza. A Elena Huber, con quien empecé en la
docencia y la investigación, vayan mis primeras gracias y mi recuerdo eterno; su ma-
ravilloso carisma y su pasión para transmitir la literatura griega me enseñaron que los
textos clásicos pueden ser fuentes inagotables de felicidad. Estoy seguro de que estaría
orgullosa de ver la conclusión de este camino. A Claudia Fernández, quien con sus
incomparables (re)lecturas y su agudo “aristofanismo” me supo demostrar con creces
que tesis y amistad no son conceptos incompatibles. Y a Alan Sommerstein, last but
not least, que con su generosidad, precisión y asombroso manejo de los textos fue ca-
paz de orientarme siempre con una energía admirable, desde que aceptó codirigir mi
investigación hasta que el manuscrito entró en imprenta.
Los miembros del tribunal evaluador de la tesis, Pablo Cavallero, Diana Frenkel y
Guillermo De Santis, merecen unas gracias particulares. Desde su atenta lectura de la
tesis para mi defensa oral hasta sus recomendaciones y sugerencias posteriores, tanto
sustanciales como formales, no han hecho sino mejorar cualitativamente el contenido
de este trabajo.
En el plano institucional, mi agradecimiento se dirige a la Universidad de Buenos
Aires, que con todas sus dicultades me otorgó una beca estímulo y una beca doctoral
para dedicarme a la lología griega y al derecho ático, y que desde hace diez años (a
pesar de todo) me ofrece un ámbito laboral que elijo diariamente. También al CO-
NICET de 2010, que conó en un “aristofanista” y me aceptó como investigador de
carrera para profundizar estas líneas de trabajo.
Durante mi doctorado, la Comisión Europea me ofreció generosamente una beca
de posgrado del Programa Alban en París, la Fondation Hardt me nanció una esta-
día como joven investigador en Vandoeuvres y la Areté Foundation hizo lo propio de-
signándome Research Associate en la Universidad de Brown. Sin estas colaboraciones,
además de aquellas brindadas en las bibliotecas por las que circulé durante aquellos
años (especialmente en Barcelona, Bari y Nottingham, donde se hallaba mi co–direc-

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA