Prefacio

Autor:Enrique Arnaldo Alcubilla
Páginas:19-22
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 19

"Y una vez más el tiempo cubre el tiempo", nos recuerda Stefan Zweig en una de sus espléndidas biografías, la de María Antonieta. A cada antes sigue un después y luego otro y otro y el coleccionista que ansía no perder los recuerdos que conforman sus distintas etapas, de menor a mayor madurez, decide juntarlos. Para dar sentido a esta labor recopilatoria, que no puede negarse parte de una cierta vanidad, evita la reproducción por orden cronológico de esos recuerdos e, inspirado en el espíritu codiicador, los agrupa temáticamente con el in de dar sentido a su testimonio.

Los capítulos de este libro expresan en gran medida la vida profesional de su autor que tuvo la inmensa fortuna de ver cumplido su sueño de ingresar en el cuerpo señero y bicentenario de Letrado de las Cortes Generales. Ocupó destino en varios servicios y Comisiones del Congreso de los Diputados, incluida alguna Comisión de Investigación y Ponencia de estudio, lo que le permitió conocer así la organización y funcionamiento del Parlamento que, como escribió Parodi, hace mucho más de lo que parece hacer, de lo que formalmente las normas escritas le asignan; y asimismo le permitió conocer también a sus actores en su diario quehacer de parlamentarios enmarcados, eso sí, en grupos de férrea disciplina. La ruleta del azar, la enfermedad de un compañero, le condujo a prestar servicios como Letrado de la Junta Electoral Central al tiempo de la convocatoria en 1986 del referéndum sobre la permanencia en España en la OTAN, en donde comenzó a profundizar, de la mano del extraordinario jurista que es Ramón Entrena Cuesta, en una rama, la del Derecho Electoral, plenamente inmadura por entonces pero que pronto alcanzó un notable interés como lo prueba el hecho de las ocho ediciones del Código Electoral que con Manuel Delgado-Iribarren comenzó a publicar en 1989 en el Consultor de los Ayuntamientos. En fin, la que era su casa, el Congreso de los Diputados, eligió al autor como Vocal del Consejo General del Poder Judicial del que sería Presidente uno de sus grandes maestros, Javier Delgado Barrio, en el que hizo una inmersión -alguien dijo un Máster- en el tercer Poder del Estado y en el estatuto jurídico de sus titulares, los jueces y magistrados ante quienes, por último, ha sometido las pretensiones de sus defendidos en el ejercicio de la Abogacía.

Page 20

Esas tres partes de su vida, íntimamente enlazadas entre sí en un complejo aprendizaje recíproco, conforman las tres...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA