Prefacio

Autor:John M. B. Balouziyeh
Páginas:11-13
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 11

Es difícil ignorar el modo en que las empresas estadounidenses han crecido a nivel económico durante el siglo XX. Han penetrado en los mercados globales y, en consecuencia, han suministrado y prestado bienes y servicios incluso en las partes más recónditas del planeta. Mercados en aislados poblados del oeste de África venden Coca-Cola, estudiantes universitarios en Estambul se reúnen en McDonald’s, gigantescos carteles anuncian productos estadounidenses en la Plaza Roja de Moscú. ¿Cómo han podido las empresas estadounidenses crecer de ese modo? ¿Cómo han podido los empresarios estadounidenses desarrollar productos con ese alcance global?

Una prolija literatura nos explica los éxitos y fracasos económicos de las naciones en base a sus instituciones —tanto formales (por ejemplo, las leyes) como informales (por ejemplo, prácticas culturales y creencias)—. Autores de la llamada doctrina de la Nueva Institución Económica destacan especialmente cómo los sistemas legales de las naciones sirven de índices de predicción de sus éxitos económicos. Dichos autores sostienen que el nivel en el que las leyes facilitan a los empresarios un ambiente comercial favorable influye de modo determinante en la posibilidad de éxito de los negocios.

A modo de ejemplo, existe una teoría que sugiere que los orígenes legales de una nación ayudan a predecir el desarrollo de sus

Page 12

instituciones financieras las cuales proveen de los recursos económicos necesarios para la inversión de los empresarios1. Algunos autores sostienen que aquellas naciones cuyos sistemas legales están fundamentados en el common law anglosajón otorgan un mayor grado de flexibilidad y protección a los inversores que aquellas basadas en el Código Civil francés2, aun cuando ésta no sea una cuestión pacífica entre la doctrina3. En todo caso, este debate no es sino una manifestación más de una creciente literatura que vincula los sistemas legales con la flexibilidad de mercados y el desarrollo económico. De hecho, algunos autores nos explican la superioridad económica de Europa sobre Oriente Medio durante este último milenio gracias a las instituciones legales existentes en Occidente, las cuales han dejado atrás a sus homónimas de Oriente Medio incorporando y adaptando rápidamente nuevas e innovadoras formas societarias, tales como la sociedad anónima. Algunos autores contrastan el sistema legal occidental con el Derecho islámico, que no ha evolucionado tan rápidamente y solamente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA