Prefacio

Autor:José Landete Casas
Páginas:19-20
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 19

Cuando se estaban celebrando las XXXII Jornadas de Actualidad Canónica, durante los días 11 a 13 de abril de 2012 –conforme a la tradición de la Asociación Española de Canonistas, que ha señalado la semana de la Octava de Pascua para celebrar su anual Asamblea General de socios–, nada hacía sospechar que en poco menos de un año la Iglesia Católica viviría un acontecimiento histórico: la renuncia del Romano Pontífice S. S. Benedicto XVI. Indudablemente, es éste un acto canónico de relevancia universal, y como tal debe ser objeto de reconocimiento y motivo para la oración. Pero, aún más, subraya la admirable personalidad de quien ha guiado la barca de Pedro con un Magisterio preclaro, un cayado auténticamente pastoral y una caridad ejemplar –hasta el punto de llevar a reconocer su incapacidad para seguir ejerciendo el Ministerio petrino–. También desde el punto de vista canónico su pontificado quedará subrayado en la historia: modificación de las normas para la elección del Romano Pontífice, creación de ordinariatos personales para los anglicanos que se incorporan a la plena comunión, atención a los menores víctimas de delitos cometidos por sacerdotes, modificación de la Curia Romana, regulación de los entes caritativos, reforma de las causas matrimoniales, modificación del Código de Derecho Canónico, normalización de la forma extraordinaria del rito romano, entre otras. Gran parte de estas medidas han sido objeto de atención por parte de los ponentes de las Jornadas que ha celebrado nuestra Asociación.

Como es habitual, las Jornadas que se recogen en estas actas han tenido tres objetivos: a) Detallar, por medio de las ponencias y las mesas redondas, algunas materias que son de actualidad en la vida eclesial, con la intención de que la reflexión canónica contribuya a su mejor comprensión y atención;
b) Contribuir a la formación permanente de los socios mediante el elenco y

Page 20

comentario de las novedades en Derecho Canónico, Jurisprudencia Canónica y Derecho Eclesiástico del Estado; y c) Consolidar la vida interna de la Asociación, mediante la anual Asamblea General, que ese año procedió a renovar sus cargos directivos, y el Foro de Derecho Canónico y Derecho Eclesiástico del Estado, que siempre da oportunidad a los socios para plantear a sus colegas aquellas dudas o problemas que estimen convenientes.

El volumen que ahora ve la luz se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA