Ponencia ejecución del auto de homologación de acuerdos de refinanciación previsto en la disposición adicional cuarta de la Ley Concursal

Autor:Manuel Ruiz de Lara
Cargo del Autor:Magistrado Juzgado de lo Mercantil nº 5 de Barcelona
Páginas:29-42
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 29

1. Finalidad de la disposición adicional cuarta LC

La finalidad de regular en la Ley Concursal (LC) los acuerdos de refinanciación y todo lo relativo a su homologación judicial, de modo que tales acuerdos puedan extender algunos de sus efectos a terceros no intervinientes en la firma del acuerdo, es evitar el concurso y conservar así la actividad empresarial. Pues es también una realidad inapelable que la declaración de concurso desemboca en la mayoría de los casos en cese de actividad y liquidación patrimonial. Ateniéndonos al art. 3.1 del Código Civil, tal finalidad ha de constituir un referente en la labor de interpretación de la DA 4.a y, por conexión, del art. 71.6 de la LC. (A partir de la reciente reforma por conexión con el artículo 71 bis de la LC)

Page 30

El objetivo del acuerdo ha de ser el logro de la continuidad de la actividad empresarial del deudor. Si bien debe destacarse que el Acuerdo de refinanciación tiene una finalidad solutoria. El acuerdo de refinanciación se alcanza siempre con la finalidad de atender el pago de lo debido por el deudor refinanciado a sus acreedores. Lo anterior no empece para que el acuerdo atienda igualmente- otra exigencia, pues ha de permitir y hacer posible la continuidad de la actividad empresarial del deudor. Ahora bien, esta finalidad -si así se quiere calificar- conservativa tiene un puro carácter mediato para poder alcanzar el fin último del acuerdo, que no es otro que el pago de lo debido.

Por lo tanto, el acuerdo de refinanciación es un instrumento alternativo al concurso, de carácter preventivo o paliativo al estado de insolvencia, pero comparte con este procedimiento su finalidad solutoria.

El tenor de la actual disposición adicional cuarta queda reservada para la Homologación de los acuerdos de refinanciación, esto es, para habilitar que los acuerdos de refinanciación sucritos al amparo del artículo 71.6 de la Ley Concursal (A partir de la reciente reforma al amparo del artículo 71 bis de la Ley Concursal) puedan desplegar parcialmente sus efectos sobre los créditos de entidades financieras no firmantes de tales acuerdos.

Esta previsión legal se configura como un auténtico instituto preconcursal en la medida en que pretende superar una traba práctica a la hora de negociar un acuerdo de refinanciación extraconcursal, en el sentido de no mediar un proceso judicial entre el deudor y sus acreedores.

2. Tutela de la disposición adicional cuarta antes del Real Decreto Ley 4/2014 de 7 de marzo

En relación a la tutela particular que reciben los acuerdos homologados judicialmente. Debemos distinguir entre la anterior regulación al Real Decreto Ley 4/2014 de 7 de Marzo. Y la regulación posterior a dicho Real Decreto.

Tutela anterior Real Decreto Ley 4/2014 de 7 de Marzo

En este sentido, cabe señalar cómo la tutela particular que reciben los acuerdos homologados judicialmente se concreta en dos reglas, pues esta protección se confiere tanto con carácter provisional, vinculada a la mera solicitud de homologación, como definitivo, o derivada de la homologación concedida. En primer lugar, el legislador concede una tutela provisional del acuerdo de refmanciación, pues la simple presentación de la solicitud de homologación supondrá la paralización de las ejecuciones singulares de los acreedores no partícipes en el acuerdo, siempre y cuando así se hubiere solicitado de modo expreso (inciso tercero de la Disposición Adicional Cuarta apartado segundo). De otro lado, y ya con carácter definitivo, la homologación que fuera concedida supondrá dos efectos más. En primer lugar, la concesión de la homologación implicará que los efectos de la espera pactada para las entidades finan-

Page 31

cieras que lo hayan suscrito se extienden a las restantes entidades financieras acreedoras no participantes o disidentes cuyos créditos no estén dotados de garantía real (Disposición Adicional Cuarta apartado primero). De otro lado, y con carácter eventual, podrá declararse la subsistencia de la paralización de ejecuciones provisionales que hubieran promovido las entidades financieras acreedoras durante el plazo máximo de tres años (inciso segundo de la Disposición Adicional Cuarta apartado tercero de la Ley Concursal).

Con la redacción actual la Disposición Adicional Cuarta (a partir de la modificación del Real Decreto Ley 4/2014) prevé en su apartado quinto que "El juez, examinada la solicitud de homologación, dictará providencia admitiéndola a trámite y declarará la paralización de las ejecuciones singulares hasta que se acuerde la homologación.

Como vemos la paralización de las ejecuciones singualres es imperativa y ahora se acuerda en la providencia que admite a trámite la solicitud de homologación.

Requisitos para la extension de efectos antes del Real Decreto Ley 4/2014

  1. Que los créditos de las entidades financieras disidentes no estén dotados de garantía real.

  2. Que el acuerdo de refinanciación haya sido suscrito por un cincuenta y cinco por ciento del pasivo titularidad de entidades financieras en el momento de la adopción del acuerdo.

    La homologación judicial del acuerdo de refinanciación ex DA Cuarta LC tiene una única finalidad: la extensión a las entidades financieras acreedoras no participantes o disidentes del acuerdo de refinanciación, cuyos créditos no estén dotados de garantía real, de la espera pactada para las entidades financieras que lo hayan suscrito. De esta forma, el apartado 1 DA 4a LC, introduce una excepción al principio de relatividad de los contratos consagrado en el art. 1257 CC11, que permite, a solicitud del deudor y dándose los presupuestos y requisitos reseñados en la citada norma concursal, extender ex lege, por mandato de la Ley, pero previo pronunciamiento judicial, los efectos de un acuerdo a terceros no firmantes del mismo, obviando el carácter consensual de la novación de obligaciones que resulta de los arts. 1203 y ss. CC (con las excepciones derivadas de los arts. 1205 y1211 CC), 1254, 1256 y 1258 CC.

    El fundamento de tal previsión, reside en la primacía que el legislador ha venido a operar al interés colectivo de los acreedores, sobre el particular de las entidades financieras disidentes, con salvaguarda de los beneficios y privilegios que otorgan las garantías reales, al amparo de la experiencia qde que aquél gozará de mayor protección en la medida en que se garantice la continuidad de la actividad del deudor, todo ello en aras a satisfacer los créditos de sus acreedores.

    Para proceder a la homologación de un acuerdo de refinanciación, conforme a la disposición adicional cuarta de la Ley Cocnursal, debe realizarse un doble control; De un lado, un control de legalidad, consistente en verificar

    Page 32

    que concurren los requisitos previstos en el artículo 71.6 de la Ley Concursal para admitir la existencia de un auténtico acuerdo de refinanciación así como la acreditación de haberse alcanzado el quorum legalmente exigido, y un control de oportunidad consistente en valorar si la solicitud del deudor constituye un sacrificio desproporcionado para las entidades financieras disidentes.

    Tutela de la Disposición Adicional Cuarta tras el Real Decreto Ley 4/2014.

    Apartado tercero de la Disposición Adicional Cuarta de la Ley Concursal

    Se podrían destacar los siguientes aspectos esenciales:

    - Se modifica el porcentaje de pasivo necesario para la aprobación del acuerdo de refinanciación. Dado que ahora pasa de un 55 % a un 51%

    - Se mantiene la vinculación de dichos acuerdos de refinanciación, a partir de la homologación de los mismos a los acreedores disidentes

    - La extension se produce por homologación judicial.

    - Y ahora se amplía dicha extension tanto desde un punto de vista subjetivo como en cuanto a los efectos.

    Así en el apartado tercero se regula la posibilidad de la extension a los acreedores disidentes que no hayan suscrito el acuerdo o se hayan mostrado su disconformidad siempre que sus créditos no gocen de garantía real o por la parte de los créditos que exceda del valor de la garantía real. Respecto a estos se pueden extender los siguientes efectos:

  3. Si acuerdo ha sido suscrito por acreedores que al menos representen el 60% del pasivo financiero, las esperas, ya sean de principal, de intereses o de cualquier otra cantidad adeudada, con un plazo no superior a 5 años, o la conversion de deuda en préstamos participativos durante el mismo plazo.

  4. Si el acuerdo ha sido suscrito por acreedores que representen al menos el 75 por ciento del pasivo financiero, las siguientes medidas: 1) Esperas con un plazo de 5 años o más, pero en ningún caso superior a 10, 2) Las Quitas, 3) La conversion de deuda en acciones o participaciones de la sociedad deudora. 4) Convesión de deuda en préstamos participativos por un plazo de cinco años o más, pero en ningún caso superior a diez, en obligaciones convertibles o préstamos subordinados, en préstamos con intereses capitalizables o en cualquier otro instrumento financiero de rango, vencimiento o características distintas de la deuda original.5.o La cesión de bienes o derechos a los acreedores en pago de la totalidad o parte de la deuda.

    Además en el apartado cuarto de la Disposición Adicional Cuarta de la Ley Concursal, se prevé la extension de efectos incluso a los acreedores por la parte del crédito que no exceda del valor de la garantía real. Modificando los porcentajes para ello de forma que si: a) Si se trata de medidas de letra a, un 65%. B) Si se trata de medidas de la letra b del apartado anterior, se necesitará un porcentaje del 80 %.

    Page 33

    Inciso concepto de espera y mantenimiento de las líneas de financiación

    Por otro lado conviene decir que el concepto de "espera" que establece el Auto de homologación del acuerdo de refinanciación, implica necesariamente además del diferimiento en el plazo de pago de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA