La Policía y la Mediación

Autor:Elena Cobler Martínez
Páginas:131-147
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 131

"Un pequeño fuego se puede sofocar rápidamente, pero si es tolerado no alcanzan los ríos para apagarlo"

William Shakespeare

La misión de la Policía está establecida en el artículo 104 de la Constitución Española y es: "Proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana". Cuando la Policía al efectuar su servicio utiliza la Mediación añade un plus de calidad al cumplimiento de las necesidades de la ciudadanía, ya que participa con ellos en la resolución de sus conflictos privados. Por tanto cuando los ciudadanos se dirigen a las dependencias policiales a solicitar ayuda o en cualquier servicio asistencial, la Policía se puede convertir en Policía Mediadora utilizando la herramienta de la Mediación Policial.

La Mediación Policial, bonita palabra que contiene varias acepciones dirigidas todas ellas a la consolidación de un nuevo estilo y una nueva manera de trabajar la policía, un cambio de modelo policial, en su cultura y en la percepción de seguridad de la ciudadanía a la que sirve.

La mediación como hemos dicho en páginas anteriores, está considerada como una transformación cultural, como una vía de socialización que además de regular el orden social introduce el sentido comunitario que las otras formas de resolución de conflictos obvian.

Page 132

Son muchos los autores que consideran la mediación, no como un método de resolución de conflictos, sino como una aportación cultural a las sociedades del presente que no sólo afronta el reto de garantizar el orden social sino también de celebrar la diversidad humana: la Mediación Social.

En este contexto los mediadores están considerados como operadores de transformación social. Por lo tanto, los policías en el momento en el que actúan como policías mediadores se están convirtiendo en operadores de transformación social, resultando una gran misión para la organización policial.

4.1. Mediación Policial, método de prevención de la violencia y gestión de conflictos

La participación de la Policía en aspectos más preventivos es cada vez más necesaria debido a la proximidad con la ciudadanía, ya que suele ser uno de los primeros recursos a los que se acude, además conoce las dinámicas individuales y sociales existentes en la comunidad. Aprovechar su fuerza transformadora, ya que en muchos casos son "la fuerza de choque", el intervenir con una actitud y talante mediador, el poder derivar a la unidad de mediación si fuera necesario, el transmitir confianza, tranquilidad y devolver a las personas implicadas su responsabilidad y capacidad de decisión, puede tener un efecto transformador en la sociedad muy potente.

¿Qué es la Mediación Policial? La Mediación Policial es la forma en que las personas pueden resolver sus conflictos, por medio del diálogo y con ayuda de un Policía Mediador, que deberá ser imparcial, en donde cada una de las partes en conflicto tienen la oportunidad de exponer el problema, y colaborar voluntariamente con el fin de lograr un acuerdo que pueda satisfacer a ambas partes, reparando el daño causado y solucionando o transformando el problema, por lo tanto, aparece como una nueva vía que permite esa corresponsabilización de la ciudadanía en todo lo relativo a sus conflictos convivenciales: tanto en su detección como en la resolución.

Cuando hablamos de Mediación Policial, estamos hablando del puente entre los ciudadanos, con sus problemas, sus emociones, sus

Page 133

respuestas aprendidas hasta ahora para resolver los conflictos y la Policía los profesionales de la convivencia.

La Mediación Policial, es comunicación, es diálogo (la mejor arma de la policía, no lo olvidemos), es creatividad y supone el cambio en las organizaciones policiales.

A pesar de que se han empezado a implantar unidades de mediación policial en muchas organizaciones policiales, y en algunas ya llevan unos años funcionando con muy buenos resultados, nos encontramos diversidad de opiniones sobre si existe la mediación policial y si la policía puede ser mediadora, por lo que vamos a ver a continuación dónde reside la legitimidad de la actuación policial para resolver los conflictos utilizando la mediación.

Sobre el marco legal que legitima el uso de la mediación de la policía se destaca: la Constitución española, artículo 9.2, "sobre la libertad e igualdad de los individuos", o en "la garantía de seguridad ciuda-dana y protección de derechos y libertades" del artículo 104.1; y también, la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad 2/1986, de 13 de marzo, que motiva la intervención en mediación de la policía "que tiene que cooperar en la resolución amistosa de los conflictos privados cuando sea requerida para esta finalidad". Esta misma ley dice textualmente: que "la Policía tiene que cooperar en la resolución amistosa de los conflictos privados con la decisión necesaria, sin demora... rigiéndose al hacerlo por los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad".

La Ley no explicita qué herramientas se deben utilizar ni cómo se debe hacer pero sí que dice que "tiene que cooperar en la resolución amistosa de los conflictos".

Como hemos dicho anteriormente estamos hablando de una herramienta que se puede utilizar en el modelo de policía orientada a la comunidad o policía comunitaria, y partimos de la base de que la policía interviene en los conflictos que se dan en la sociedad, teniendo en cuenta los siguientes presupuestos:

- La policía se ocupa de los problemas de la comunidad, y muchos de ellos no tienen una naturaleza estrictamente delictiva, la mayor parte de su labor, cerca del 80%, se dedica a

Page 134

actividades no directamente relacionadas con la legislación penal.

- Las detenciones y las funciones tradicionales del sistema de justicia criminal no son siempre suficientes para resolver los problemas de forma efectiva.

- La policía tiene conocimiento, por su proximidad de los problemas que afectan a la comunidad y el trabajar de manera conjunta con la ciudadanía en la tarea de búsqueda de soluciones, tiene probabilidades más elevadas de solucionarlos.

- La policía puede utilizar una variedad de métodos para gestionar y enderezar los problemas recurrentes.

Vamos a ver cómo interviene la policía, cómo gestiona esos conflictos y cómo se resuelven los mismos y en qué tipos de conflictos se puede utilizar la mediación policial, ya que no es lo mismo intervenir en un conflicto a pie de calle que se da de manera puntual, que un conflicto latente y complejo que dura en el tiempo y además existen varias partes afectadas, por lo que debemos distinguir entre la mediación formal y la mediación informal para diferenciar la actuación que se realiza por los policías en el lugar de los hechos, en la vía pública, en la comunidad o en un lugar privado cuando son requeridos por una llamada y acuden al servicio; de la media-ción que se realiza en las dependencias policiales efectuada por los miembros de la unidad de mediación.

Desde la conflictología como vimos en el anterior epígrafe, se pueden plantear determinadas técnicas o procedimientos y se pueden adquirir habilidades nuevas, que permitirán reducir el riesgo de las partes en determinadas intervenciones sin rebajar las expectativas de resolverlas [...]149.Vinyamata reconoce que el abordaje de los conflictos en el ámbito policial hace tener un carácter creativo y multidisciplinar que la conflictología, como conjunto de técnicas, puede aportar"150.

También hemos visto que la Policía, como operador social de la comunidad, puede convertirse en el "tercer lado" para ayudar a las

Page 135

partes implicadas en la resolución de su conflicto y que la media-ción comunitaria favorece la convivencia vecinal y permite gestionar el conflicto relacional de todos aquellos que por algún motivo comparten intereses y proximidad.

Por todo ello, los policías formados en las técnicas de resolución de conflictos y de mediación pueden hacer uso de las diferentes técnicas indistintamente, aplicando la que sea la adecuada en el momento de cooperar en la resolución de su conflicto, denominando a este recurso como Mediación Policial, debiendo diferenciarla de los procesos habituales de mediación, y su inclusión viene ligada estrechamente en el ámbito del modelo de la policía comunitaria151. La creencia en la independencia e imparcialidad del policía mediador por las partes implicadas, es un elemento determinante de su legitimidad y de la eficacia de su acción.

El término mediación tiene unas connotaciones muy amplias, lo que explica la confusión que se da cuando intentamos definir qué es un mediador y cuáles son sus funciones, sobre todo al aplicarlo al ámbito de la policía.

Cuando se habla de Mediación a los agentes de la policía muchos de ellos reconocen que es el trabajo que se ha realizado siempre por la misma, la de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA