La poesía inicial de sor Juana ya en el «virreinato de filigrana»

Autor:Sara Poot Herrera
Cargo:University Of California, Santa Barbara / UC-Mexicanistas
Páginas:15-32
 
EXTRACTO GRATUITO
243
La poesía inicial de sor Juana
ya en el «virreinato de filigrana»
SARA POOT HERRERA
UNIVERSITY OF CALIFORNIA, SANTA BARBARA / UC-MEXICANISTAS
Noviembre de 1680: arco triunfal de sor Juana
Con el Neptuno alegórico que sor Juana Inés de la Cruz ideó y compuso en el
convento de San Jerónimo de la Ciudad de México, donde profesó como monja
de velo negro en febrero de 1669 y desde donde era públicamente famosa sobre
todo por sus villancicos,1 se dio la bienvenida en la ciudad de México a los nue-
vos virreyes, marqueses de la Laguna, que de 1680 a 1686 gobernarían en la
Nueva España.
A la majestuosidad del arco —cuyo texto había sido encargado por el cabildo
eclesiástico a la jerónima— acompaña la «Explicación del arco» (402),2 que es de
hecho la bienvenida —una especie de loa de bienvenida— al nuevo gobierno de
la Nueva España. El arco de la catedral de México con firma de autoría conocida
por todos fue el lugar de encuentro simbólico, político3 y literario de sor Juana y
los virreyes de la Laguna. Con este arco de aquel 30 de noviembre de 1680 (sor
Juana acababa de cumplir 29 años o 32 si el acta de bautismo de Chimalhuacán
le corresponde), su autora haría su propia entrada triunfal a la imprenta españo-
la, ya que nueve años después —y gracias a la virreina, María Luisa Manrique de
Lara, Condesa de Paredes— aparecería en Madrid su primer libro con sello es-
1. Había publicado dos juegos de villancicos en dos años consecutivos (1676 y 1677) y uno más en 1679: los
Villancicos que se cantaron en la Santa Iglesia C athedral de México en honor de María Santíssima, Madre de Dios
en su Assumpción triumphante (México: Viuda de Bernardo Calderón, 1676); los Villancicos que se cantaron en la
Santa Iglesia Metropolitana de México en los maitines de la Puríssima Concepción de Nuestra Señora (México:
Viuda de Bernardo Calderón, 1676); los Villancicos que se cantaron en la Santa Iglesia Cathedral de México en los
maitines del gloriosíssimo padre S. Pedro de Nolasco, fundador de la sagrada familia de Redemptores del Orden de
Nuestra Señora de la Merced (México: Viuda de Bernardo Calderón, 1677); los Villancicos que se cantaron en la
Santa Iglesia Cathedral de México a los maytines del gloriosíssimo Príncipe de la Iglesia el señor San Pedro (México:
Viuda de Bernardo Calderón, 1677); y los Villan cicos que se cantaron en la Santa Iglesia Metropolitana d e México en
honor de María Santíssima, Madre de Dios, en su Assumpción triunfante (México: Viuda de Bernardo Calderón,
1679). Véase Al atorre, 2007.
2. Es la nomenclatura de la edición moderna de las Obras completas de Sor Juana Inés de la Cruz (el número 400
es de la Dedicatoria y el 401, la «Razón de la fábrica») iniciada desde el tomo I por su editor, Alfonso Méndez
Plancarte. Éste, el tomo IV (Comedias, sainetes y prosa), es edición de Alberto G. Salceda (Obras completas).
3. Como interlocutora de virreyes la concibe Beatriz Mariscal Hay.
RA_243_SOR JUANA.pmd 14/01/2016, 12:2215
16 SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ
243
pañol: Inundac ión Cas tálida (1689),4 donde precisamente se publicaría el Neptu-
no alegórico.5
Pero estamos todavía en noviembre de 1680 y en la capital de la Nueva Espa-
ña. Un «yo femenino» a quien «se encomienda el asunto» inicia la «Explicación».
Y, por medio de ella, el «Venerabilísimo Cabildo» recibe a los nuevos virreyes en
la «Metrópoli Imperial», «[...] con su sagrado Pastor» (vs. 49 y 53); el «sagrado
Pastor» era el arzobispo Fray Payo Enríquez de Rivera. En un acto de tal teatrali-
dad pública, sor Juana era la voz que representaba a la Nueva España; sería el
primer paso trascendental en su relación con los virreyes (y, a ojos vistas, el paso
definitivo de la ruptura temporal pero significativa con su confesor, el jesuita
Antonio Núñez de Miranda).6 Y no sólo su figura se perfilaba aquel último sába-
do de noviembre de 1680, de los intramuros del convento a la puerta de la Cate-
dral Metropolitana, sino que en esos mismos días habían aparecido las dos publi-
caciones con su autoría explícita relativas al mismo acontecimiento:
La primera:
Neptuno alegórico. Océano de colores, Simulacro político que erigió la muy esclarecida
sacra y antigua Iglesia Metropolitana de México en las lucidas alegóricas ideas de un
Arco Triumphal que consagró obsequiosa, y dedicó amante, a la feliz entrada de el
Excelentíssimo Señor don Thomás Antonio Lorenço Manuel de la Cerda [...], Conde
de Paredes, Marqués de la Laguna [...] que hizo la Madre Juana Inés de la Cruz, reli-
giosa del convento de San Gerónimo de esta ciudad.7
La segunda:
Explicación succinta del Arco Triunphal que erigió la Santa Iglesia Metropolitana de
Méjico en la feliz entrada del Excelentísimo Señor Conde de Paredes, Marqués de la
Laguna, virrey, governador y capitán general de esta Nueva-España, y presidente de su
Real Audiencia y Chancillería, que hizo la Madre Juana Inés de la Cruz, religiosa del
convento de San Jerónimo de esta ciudad.8
4. Inundación Castálida de la única poetisa, musa dézima, Soror Juana Inés de la Cruz, religiosa professa en el
Monasterio de San Gerónimo de la Imperial Ciudad de México... Madrid: Juan García Infanzón, 1689; veáse la ed.
facs., México: Universidad Nacional Autónoma de México, present. S. Fernández, 1995.
5. El Neptuno alegórico, océano de colores, simulacro político... Que hizo la Madre Juana Inés de la Cr uz, Religiosa
del Convento de San Gerónimo de esta Ciudad, está entre pp. 267-328.
6. En la Carta al Padre Núñez (ca. 1682) nos enteramos del problema que tuvo con el jesuita —su confesor— por
haber aceptado la petición del cabildo para que se encargara del arco triunfal de bienvenida a los virreyes de l a
Laguna. Véase Alatorre 1987.
7. Se publica por primera vez en edición aislada (México, Juan de Rivera, en el Empedradillo, s.f.). Aparece en
1689 en Inunda ción Ca stálida entre pp. 267-328.
8. La edición facsimilar, con notas de M. Toussaint, se hizo para celebrar el tercer centenario del nacimiento de
Sor Juana (México, Universidad Nacional Autónoma de México, 1951. El título con que se presenta es Explica-
ción sucinta del arco triunfal que erigió la Santa Iglesia Metropolitana de Méjico, en la feliz entrada del Exmo. Señor
Conde de Paredes, Marqués de la Laguna, Virrey, Gobernador y Capitán G eneral de esta Nueva España y Presidente
de la Real Audiencia y Cancillería; que hizo la madre Juana Inés de la Cruz, religiosa del Convento de San Jerónimo
de esta ciudad. Touss ant so stie ne que la Explicación se imprimió antes del texto del Neptuno; S alceda consi dera
posible la propuesta de Toussaint (IV: 625-626).
RA_243_SOR JUANA.pmd 14/01/2016, 12:2216

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA