La persona facilitadora: principios y límites de actuación, competencias y ética

Autor:Gema Varona Martínez
Páginas:101-115
 
EXTRACTO GRATUITO
5. LA PERSONA FACILITADORA:
PRINCIPIOS Y LÍMITES DE
ACTUACIÓN, COMPETENCIAS Y ÉTICA
Como ya se ha indicado en un capítulo anterior, las personas mediadoras
o facilitadoras son viajeras en el tiempo por cuanto facilitan la comunicación
entre el pasado, cuando se produjo el daño y sus consecuencias que perdu-
ran, y el presente, cuando se encuentran o conversan víctima y victimario,
con una orientación de futuro reparador. Por ello, el papel de los facilitado-
res resulta fundamental en los procesos restaurativos. Ellos crean la atmós-
fera para que sea posible la comunicación, pero dando el protagonismo y
el control a los participantes. Esta idea implica adaptarse a las necesidades
y peculiaridades de cada persona y es aquí donde entra en juego la llamada
imaginación criminológica (Young, 2011), adoptando las palabras de uno
de los sociólogos más infl uyentes del siglo pasado, C. W. Mills, en 1959:
“Sé un buen artesano: evita cualquier conjunto rígido de procedimientos.
Sobre todo, haz por desarrollar y utilizar la imaginación sociológica”. De
acuerdo con Mills: “La imaginación sociológica nos permite captar la his-
toria y la biografía, y la relación entre ambas dentro de la sociedad. Ésa es
su tarea y su promesa”. Con la imaginación criminológica, los facilitadores
podrán ayudar y acompañar a los participantes a crear procesos restaurativos
adaptados a ellos y a los contextos en que viven.
Tras analizar ochenta y cuatro entrevistas con facilitadores de conferen-
cias restaurativas en Australia, incluyendo casos con grandes dosis de ira y
dolor, Bolitho y Bruce (2017) concluyeron que una buena facilitación es,

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA