La persistente protección jurídica de los consumidores y usuarios en un mundo en cambio (potenciación de los instrumentos jurídicos de defensa, en especial los demandados por el asociacionismo consumerista)

Autor:Manuel Paniagua Zurera
Cargo:Profesor Titular de Derecho Mercantil de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales (ETEA), Universidad de Córdoba
Páginas:10-89
RESUMEN

I. Una nota crítica - 1. Una ojeada al asociacionismo consumerista en el mundo - 2. Las (once) asociaciones nacionales de consumidores y usuarios con representación en el Consejo de Consumidores y Usuarios - II. Algunas reflexiones some la proteccion de los consumidores y usuarios en España y some el asociacionismo consumerista: planteamiento y justificacion - 1. El estado de la cuestión: los últimos estudios nacionales sobre asociacionismo consumerista - 2. El cuestionamiento... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 10

I Una nota crítica

El(*) Instituto de Estudios del Libre Comercio (IDELCO), asociación sin ánimo de lucro para el análisis del sector del comercio y la distribución, viene promoviendo desde 1999 una serie de estudios sectoriales. El último publicado, coordinado por Jesús Soria (periodista especializado en materia de consumo), es el que provoca, y motiva parcialmente, estas reflexiones 1. El estudio nos ofrece una buena fotografía de las asociaciones de consumidores y usuarios nacionales; pero sin sopesar la historia del asociacionismo consumerista en España, ni los principales factores que influyen en su panorama actual.

Al socaire de esta ocasión o causa desencadenante, el cuerpo y el alma de este trabajo trata de profundizar y valorar los fríos datos. El resultado final, conviene adelantarlo, no es muy alentador. Los poderes públicos, pese al mandato constitucional del art. 51 CE y pese a la autodefinición del Estado como Estado social y democrático de Derecho, siguen sin apostar decididamente por unas asociaciones de consumidores libres de injerencias y de condicionamientos políticos. Y seguimos a la espera de unas asociaciones consumeristas con la suficiente fortaleza y autonomía como para constituir un contrapoder social eficaz frente a las fuerzas empresariales, hoy claramente dominantes en el mercado.

Empecemos por comentar el informe-encuesta editado por el IDELCO. La obra tiene dos partes claramente diferenciables. Un articulo de Carlos Sánchez Reyes (Vicepresidente del Bureau Europeen des Unions de Consommateurs, BEUC en siglas) que nos ofrece una panorámica mundial sobre el movimiento consumerista o de protección del consumidor. La segunda parte, la más extensa, disecciona las principales asociaciones, de Ámbito nacional, de consumidores y usuarios en España. A este contenidoPage 11 medular se adiciona un Prólogo de Javier Angelina (Presidente del Consejo de Consumidores y Usuarios) 2; y un epilogo doble: el resumen (¡sin autor!) de un estudio jurídico sobre el asociacionismo consumerista en España que ha realizado el Prof. Alberto Bercovitz, acreditado especialista en la materia 3, y las consideraciones filosóficas finales de José Antonio Marina 4.

1. Una ojeada al asociacionismo consumerista en el mundo

Bajo la rubrica (El) movimiento de los consumidores a nivel mundial" encontramos una buena y apretada síntesis de parte del asociacionismo consumerista. Se nos informa sobre el ayer y el hoy del movimiento consumerista constituido por las asociaciones de consumidores y usuarios en sentido estricto. Otras manifestaciones del fenómeno asociativo de protección del consumidor, y significativamente las cooperativas de consumidores y usuarios 5, solo son objeto de referencias indirectas.

De los contenidos de este informe destacan, por su interés teórico y practico, las distintas formulas de organización y de concepción de las asociaciones de consumidores. El modelo del norte de Europa (Países Escandinavos y Alemania), caracterizado por el protagonismo del apoyo y de las iniciativas públicas (v.g.: las agencias publicas de consumo y el defensor público del consumidor). El modelo anglosajón (que nace y se desarrolla en Estados Unidos), extendido hoy por Europa Occidental (Gran Bretaña y Bélgica, principalmente; y también en Francia, España, Italia y Portugal), caracterizado porque la organización y el funcionamiento de las asociaciones de consumidores tiene como pilar la realización de análisis comparativos de bienes y servicios (v. infra). Y, por ultimo, el modelo, o mas exactamente las experiencias, (sic) >, expresión no muyPage 12 afortunada que trata de describir a las asociaciones de consumidores que desean ir más allá de la información al consumidor y avanzar hacia la participación de los consumidores coma sujetos del sistema económico y hacia la transformación del sistema establecido.

En mayo de 1990 se constituyó la Confederación Española de Cooperativas de Consumidores y Usuarios (HISPACOOP, en siglas), de la que es miembro destacado el grupo cooperativo Eroski. HISPACOOP agrupa a cinco federaciones, que a su vez aglutinan a 120 cooperativas, que asocian a un millón de cooperativistas. HISPACOOP actúa, teóricamente, en dos frentes. como asociación empresarial y como asociación de consumidores y usuarios. En esta segunda vertiente tiene, entre otras, representación en el Consejo de Consumidores y Usuarios y es socio de la Federación Europea de Cooperativas de Consumidores (EUROCOOP, en siglas). V. algunos datos mas en FAURA VENTOSA, I., JULIA IGUAL, J. F., y MONZON CAMPOS, J. L. (dir.), informe-memoria de la Economía social 1999, Ed. CIRIEC-España, Valencia, 2000, pp. 111-120 y 220- 222; y especialmente en su página web: hispacoop.es.

El prototipo o paradigma que se esta imponiendo es el modelo anglosajón (las testing organisations), que centra sus actuaciones y objetivos, mediante el cualificado instrumento de los análisis comparativos de bienes y servicios y su divulgación exclusiva entre los socios-suscriptores de una o varias revistas especializadas, en el desarrollo del derecho de información de los consumidores. La mayor asociación internacional de consumidores (la actual Consumers International) fue creada por las asociaciones dedicadas a los análisis comparativos. Esta organización internacional impulse las declaraciones de derechos de los consumidores que, a partir de la década de los setenta, aprueban organizaciones internacionales como el Consejo de Europa, la Unión Europea y la propia ONU. En España estas enumeraciones o catálogos de derechos aparecen, por influjo de las declaraciones internacionales, recogidas en la Constitución de 1978 (art. 51) y desarrolladas en las Leyes estatal y autonómicas de consumidores.

A la luz de las principales actuaciones emprendidas por las asociaciones de consumidores, la creación de un autentico contrapoder en el mercado, teorizada por J. K. Galbraith en la década de los sesenta 6 y aludida por algunas asociaciones consumeristas españolas en sus opiniones sobre su futuro, no es una prioridad para el movimiento consumerista actual, que apenas cuestiona las estructuras de poder en los mercados. Una de las principales asociaciones en España, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU en siglas), opina que en la sociedad actual, cada vez mas individualista, no "existe militancia consumerista" y el futuro de las asociaciones de consumidores en la creación de servicios>> para los asociados que los fidelicen coma socios.

Page 13

2. Las (once) asociaciones nacionales de consumidores y usuarios con representación en el Consejo de Consumidores y Usuarios

La segunda parte de la obra, y la mayor en extensión, se centra en la organización, las características, los objetivos, las acciones y especialmente las opiniones de las asociaciones nacionales de consumidores españolas con representación en el Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU, en siglas) en materias de comercio. Los datos se refieren a España y a las asociaciones de ámbito nacional: quedan fuera, en consecuencia, las asociaciones (también numerosas) de ámbito inferior (v.g.: las de ámbito local o autonómico), muchas veces engendradas y nutridas por el clientelismo político del lugar. El informe-encuesta se realiza a las asociaciones representadas en el CCU, con inclusión de la asociación creada por las cooperativas de consumidores y usuarios (HISPACOOP).

Las asociaciones que reúnen las características anteriores son (desde hace algunos años) once: muchas en opinión de las principales asociaciones y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA