PELAYO OLMEDO, Daniel, Las comunidades ideológicas y religiosas, la personalidad jurídica y la actividad registral, Ministerio de Justicia, Madrid, 2007, 442 pp.

Autor:Iñigo de Miguel Beriain - Aroa Galán Rojas
Páginas:305-307
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 305

El mundo del Derecho es, como bien sabemos quienes nos dedicamos a su estudio, de una diversidad a veces desconcertante. En él conviven, amigablemente, las partes más ordenadamente elegantes con aquellas otras que no dudaríamos en describir como un vertedero de normas superpuestas sin concierto alguno. La mayor parte de los juristas tienden a concentrar su ámbito de estudio en la parte de la realidad jurídica que se halla entre ambos extremos, excluyendo, sin embargo, a éstos, de sus refiexiones. En el caso del primero, no importa demasiado. La propia claridad normativa o la pulcritud de la doctrina jurídica trazada ya tanto tiempo atrás hacen del todo innecesarias ulteriores aportaciones magistrales. Más preocupante, sin embargo, resultan aquellas otras ocasiones en las que la aridez de la materia supone un obstáculo considerable para el jurista, hasta el punto de llegar a convertirse en lo que los filósofos del Derecho tendemos a llamar una laguna jurídica, que tantos quebraderos de cabeza causa a quien tiene que aplicar la norma en la práctica diaria.

La regulación de las entidades religiosas y, en particular, los asuntos referentes a su personalidad jurídica y la normativa registral que les resulta aplicable es, sin duda, una de las charcas más hediondas de todas las que podemos hallar en nuestro ordenamiento jurídico actual. De ahí, por tanto, que no quepa sino, ya desde un primer momento, sentir una

Page 306

espontánea simpatía por quienes, como Daniel PELAYO OLMEDO, se atreven a intentar navegar por tan poco aseadas aguas: o bien están completamente locos, o bien pertenecen a esa estirpe de juristas íntegros, que no se arredran ante las dificultades y que, además, consiguen vencerlas de un modo que sólo induce a la alabanza. Basta una lectura superficial de su monografía, Las comunidades ideológicas y religiosas, la personalidad jurídica y la actividad registral para darse cuenta de que nuestro protagonista pertenece (por fortuna) al segundo de ambos grupos. Una lectura más detenida permitirá al lector, seguramente, apreciar hasta qué punto puede llegar a combinarse el conocimiento profundo con la exposición clara de una materia poco proclive a constituir plato de gusto. En este sentido, creemos particularmente acertada la concesión a su autor, por este trabajo, del premio extraordinario de Doctorado del curso 2005-2006 por parte de la facultad de Derecho de la UNED, un premio realmente complicado de obtener que sin...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA