Pasar de GSM a UMTS: Los nuevos desafíos de Nokia, líder de telefonía móvil

RESUMEN

Mientas que un móvil de cada tres vendido en el mundo procede del fabricante japonés, éste -con mejor salud financiera que sus competidores- debe conseguir ahora el paso de GSM a UMTS, enfrentándose a nuevos competidores como Microsoft.

 
EXTRACTO GRATUITO

El finlandés Nokia, ya líder mundial de la telefonía móvil, puede ser el líder mundial de las telecomunicaciones en 2001, a falta de acabar por conocer los resultados de los grandes grupos.

Pero a Nokia no le importa. Cualquiera que sea el palmarés final, la compañía se distingue claramente de sus competidores. Mientras que éstos registran pérdidas históricas, él es el único que ha conseguido en 2001 confortables beneficios. Frente a sus competidores, que han visto disminuir su cifra de negocios, él será el único en mantener prácticamente sus efectivos y actividad.

Lentitud del mercado

Pero aunque ha resistido mejor a la tempestad que ha caído sobre el sector de las telecomunicaciones, también se ha visto afectado -por primera vez desde 1995- de un descenso de sus beneficios. Auténtico termómetro del mercado de los móviles, el grupo ya había publicado sus resultados a la baja hace un año. Mientras que su presidente Jorma Ollila habló inicialmente de un aumento de su cifra de negocios del 25% al 30% y sobre ventas mundiales de 550 millones de terminales, ha tenido que templar su entusiasmo cuando la contracción de las ventas de los teléfonos móviles comenzaron.

Enfrentado a la congelación de un mercado hasta ahora explosivo, Nokia he hecho todo lo que estaba en su mano para ganar cuota y mantener sus márgenes. Según el gabinete de estudios Gartner Group, un teléfono móvil de cada tres vendido en el mundo es un Nokia. Auténtico rodillo compresor del marketing, ha conseguido imponer su marca a nivel planetario, a excepción de Japón. Nokia aparece, en la última clasificación Interbrand-Business Week de las marcas, liderado por Coca-Cola y Microsoft, en quinta posición mundial.

Meticulosa gestión de costes

El mantenimiento de los márgenes, cercanos al 19%, pasa por una meticulosa gestión de costes. Nokia jamás ha sido partidaria de los gastos suntuarios. Incluso si este fabricante ha sido el primero en adquirir una start-up americana, siguiendo los pasos del americano Cisco, no ha abierto ampliamente su Bolsa. Resultado: mientras que sus competidores Nortel y Lucent, y en menor medida Alcatel, se ven obligados a provisionar en sus cuentas 2001 las sobrevaloraciones ligadas a las depreciaciones de las de las start-up adquiridas a fuerte precio, Nokia se escapa de este problema.

Asimismo, el finlandés ha tomado la delantera en la subcontratación de su producción. Se beneficia de la proximidad de Estonia, donde los costes de fabricación...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA