Participación ciudadana en el procedimiento de elaboración de las leyes

Autor:Enriqueta Expósito
Páginas:245-255
 
EXTRACTO GRATUITO
PARTICIPACIóN CIUDADANA EN EL PROCEDIMIENTO
DE ELABORACIóN DE LAS LEYES
Enriqueta expósiTo
Profesora Titular de Derecho Constitucional
Universitat de Barcelona
I. INTRODUCCIóN
Desde los orígenes del Estado liberal, la ley es concebida como la forma
que adoptan las decisiones más importantes del Estado: vinculan a todos los
ciudadanos y someten la actuación del resto de poderes. Su adopción se en-
comienda al conjunto de representantes que los ciudadanos eligen libremen-
te a través de un proceso electoral rodeado de todas las garantías. Y es, por
tanto, a través de estos representantes que se considera que los ciudadanos
intervienen en la elaboración y aprobación de una ley. En el marco de esta
representación, además, se acoge la ficción de que la voluntad de estos repre-
sentantes se imputa a los representados. De ahí que esta ley, como decisión
del Parlamento —órgano que representa al pueblo—, sea considerada como
expresión de la voluntad popular. La conexión entre voluntad popular y ley
está, por tanto, en la base de toda democracia.
En este diseño, solo los representantes pueden tomar parte en el procedi-
miento de elaboración y aprobación de las leyes. Y este es un planteamiento que
no se quiebra con las previsiones constitucionales que posibilitan que los ciuda-
danos intervengan en alguna fase de este proceso: bien en un momento inicial, a
través de la iniciativa legislativa popular (art. 87.3 de la CE), bien en un momen-
to final, a través del referéndum. No obstante, esta participación ciudadana apa-
rece muy limitada en la Constitución. Primero, porque solo puede tener lugar en
fases «externas» al procedimiento que se lleva a cabo en las Cámaras 1. La elabo-
1 Para un exhaustivo y pormenorizado estudio del proceso de elaboración y discusión de
las leyes en sede parlamentaria me remito a la monografía de P. García-escudero márquez, El
procedimiento legislativo ordinario en las Cortes Generales, Madrid, CEPC, 2006.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA