Las partes en el procedimiento

Autor:Ana Criado
Cargo del Autor:Mediadora. Presidenta de la Cámara de Mediación de Madrid.
Páginas:127-129
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 127

Antes de iniciar una mediación, es importante que tanto los interesados como el mediador, identifiquen que el caso concreto es susceptible de ser mediado. La mediación no es para todos ni para todo tipo de conflicto, necesita, antes de iniciarse, un análisis para saber si es la herramienta adecuada para resolver el conflicto en cuestión.

A continuación se enumeran algunos indicadores que nos pueden hacer pensar en la mediación como un instrumento para resolver un conflicto que todavía no ha llegado al proceso judicial:

  1. Las partes acordaron una cláusula de mediación en su contrato para resolver sus conflictos.

  2. Las partes necesitan rapidez para resolver el conflicto. Existe una necesidad de llegar a un arreglo de manera urgente, de lo contrario ambas partes saldrán muy perjudicadas.

  3. Las partes necesitan tratar el asunto de manera confidencial.

  4. Las partes tienen serias dudas sobre la sentencia que pueda resultar si llevan el caso a un juicio.

  5. Las partes negocian de buena fe pero tienen perspectivas muy diferentes del problema.

    Page 128

  6. Las partes vienen de culturas, religiones o nacionalidades diferentes, de manera que necesitan a un tercero que les ayude a entenderse entre ellos.

  7. Una de las partes es partidaria de mediar el conflicto en mediación con el fin de mantener a posteriori una relación cordial. En muchas ocasiones la relación comercial debe perdurar en el tiempo.

  8. Las partes han cooperado ente ellas intercambiando información, manteniendo una comunicación continua, pero ninguna se atreve o quiere hacer una oferta de arreglo.

  9. Las partes mantienen una relación funcional, pero les cuesta trabajo discutir sus problemas de manera honesta y abierta.

    La partes también pueden acudir a mediación recomendadas por sus abogados. Tradicionalmente la presencia de los abogados en la mediación ha sido un tema muy controvertido. Es más, sobre todo en mediación familiar, los abogados no han formado nunca parte del proceso de mediación. Los abogados aparecían al final, cuando las partes les entregaban el acuerdo parental que habían alcanzado, y los abogados lo transformaban en convenio regulados o en un documento legal. También es cierto que los abogados, en líneas generales, siempre han mantenido una actitud de recelo, por no hablar de rechazo frontal, hacia la mediación.

    Afortunadamente los tiempos han cambiado y muchos abogados no sólo aceptan la mediación, sino que también están empezando a desempeñar un papel muy...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA