Nuevos paradigmas tecnológicos y competitividad nacional: las posibilidades de la prospectiva regional

Cargo:Enea
Páginas:34-39
RESUMEN

Los factores específicos regionales y nacionales son determinantes de cómo las nuevas tecnologías influyen en el desarrollo económico, haciendo necesarias las perspectivas que prevén relaciones más fuertes y más coordinadas entre los actores económicos a niveles regional y nacional.

 
CONTENIDO

Asunto: Los factores específicos regionales/nacionales tienen una importante influencia sobre el modo complejo en que las nuevas tecnologías influyen en el desarrollo económico.

Relevancia: Se requieren perspectivas de prospectiva tecnológica más amplias que las empleadas hasta ahora, en particular perspectivas que prevean relaciones más fuertes y más coordinadas entre los actores económicos a niveles regional y nacional.

--------------------------------------------------------------------------------

Nuevos paradigmas tecnológicos y el papel de la prospectiva tecnológica

Para que las políticas tecnológicas sean eficaces necesitan revisarse continuamente ya que las economías de los países industriales están cada vez más "basadas en el conocimiento", lo que significa adaptarse al complejo y un tanto imprevisible modo en que el cambio tecnológico afecta a los procesos económicos. En este contexto, la prospectiva tecnológica, que se diseñó como un enfoque para abordar estratégicamente la innovación, se ha reconocido como una valiosa herramienta de apoyo a la política tecnológica.

Los modos en que puede aplicarse la prospectiva tecnológica para influir en la política tecnológica no son, sin embargo, procedimientos codificados. Si bien la prospectiva es un medio de generar "buena" información para los responsables de las decisiones sobre desarrollos futuros posibles, es también un "proceso" que intenta salvar la distancia con el futuro. Este proceso de acercamiento busca implicar a los actores en el sistema económico y social en vías que estén en consonancia con la importancia de los problemas abordados y que reconozcan la complejidad de los procesos de toma de decisiones.

Un objetivo amplio de la política tecnológica y por consiguiente un centro de atención importante para la prospectiva tecnológica es la creación de condiciones adecuadas para desarrollar la competitividad y el crecimiento nacionales

Un objetivo amplio de la política tecnológica y por consiguiente un centro de atención importante para la prospectiva tecnológica es la creación de condiciones adecuadas para desarrollar la competitividad y el crecimiento nacionales (Dalum et al., 1999; Fagerberg et al., 1999; Los y Verspagen 2001).

La relación entre tecnología y funcionamiento económico no sólo toma diferentes formas en diferentes contextos socioeconómicos, sino que está también fuertemente influida por el modo en que los procesos de innovación evolucionan a lo largo del tiempo. Esto da lugar a diferentes modelos de especialización tecnológica en diferentes países, cuya importancia para el rendimiento económico necesita medirse en relación con las principales tendencias tecnológicas. Un riesgo al que la política tecnológica tiene que enfrentarse es, por consiguiente, el de que un país llegue a "encerrarse" en un modelo de tecnología fuera de la tendencia principal. La complejidad de los nuevos paradigmas tecnológicos (por ejemplo microelectrónica, la "revolución" de las TIC en la década pasada, etc), que se añaden a los antiguos en vez de simplemente sustituirlos, y tienen una orientación "general", aumenta la incertidumbre que rodea a los análisis de las tendencias tecnológicas.

La complejidad de los paradigmas tecnológicos hoy día hace difícil predecir cómo evolucionarán las tecnologías y cómo evitarán quedar encerradas en modelos tecnológicos fuera de la tendencia principal

La evidencia relativa a la evolución de los principales países industrializados durante el siglo veinte muestra, en particular, cómo se ha desarrollado el funcionamiento económico a través de continuas mejoras en las capacidades tecnológicas que han surgido de una variada combinación de competencias tecnológicas incorporadas a un "sistema nacional de innovación". Es sabido que los modelos de especialización tecnológica descansan sobre una base nacional fuerte:

"Nichos de mercado o segmentos de mercado específicos de cada país actúan como base para el desarrollo de nueva tecnología... La base tecnológica existente permite y limita la creación de nuevos segmentos industriales" (Zysman, 1996).

La razón de la mayor importancia de las regiones en la prospectiva tecnológica

El grado en que los sistemas de innovación determinan los modelos tecnológicos de un país se ha debatido ampliamente en la pasada década. Después de los distintos esfuerzos realizados para atribuir significados específicos a los sistemas nacionales de innovación, que van desde definiciones estrictas a otras más amplias, ha surgido una comprensión común de los sistemas de innovación, en la que éstos se consideran como una herramienta conceptual útil para explicar las características principales del desarrollo tecnológico. Una característica notable que aparece es el carácter fuertemente localizado de los procesos de innovación.

El agrupamiento geográfico de las actividades económicas se ha mostrado especialmente importante en las industrias en las que los efectos derivados del conocimiento desempeñan un papel decisivo

El agrupamiento geográfico de las actividades económicas se ha mostrado especialmente importante en las industrias en las que los efectos derivados del conocimiento desempeñan un papel decisivo. En particular, la investigación de las propiedades del conocimiento que pueden explicar la naturaleza localizada de sus efectos derivados, ha subrayado que la proximidad geográfica desempeña un papel más importante cuanto más tácita y compleja sea la base de conocimientos (Breschi y Palma, 1999). Desde un punto de vista más analítico, se ha revisado extensamente la importancia de territorios o "regiones" en la interpretación del espacio socioeconómico, y se ha sostenido que:

"...en las ciencias sociales, la continuidad espacial en las variables sociales y económicas es una consecuencia de los instintos sociales de los individuos así como de los modelos de comportamiento y las limitaciones económicas que, conjuntamente, contribuyen a transformar el espacio social en estructuras reconocibles... El concepto regional adolece de dos problemas: la acusada delimitación regional y la uniformidad interna son difíciles de sostener; y ambas propiedades se hacen particularmente difíciles de justificar a escalas espaciales pequeñas y cuando se incluyen más atributos en la clasificación" (Haining, 1990).

Las "regiones" como unidades administrativas predeterminadas representan así una importante dimensión para la política tecnológica, que se ha de considerar a la luz de la naturaleza y la dinámica de los paradigmas tecnológicos y del contexto fijado por los "sistemas nacionales de innovación".

Cuadro 1.Tecnologías emergentes y funcionamiento innovador: dinámica competitiva en las industrias de ingeniería mecánica

Con la llegada del paradigma liderado por las tecnologías electrónicas, Japón y los "países recién industrializados" de Asia Oriental surgieron como nuevos actores en la arena de la competencia internacional en la industria de la ingeniería. Las competencias fuertemente localizadas configuradas por la demanda especializada de los usuarios, permitieron a los países grandes de Europa mantenerse en sus cuotas de mercado durante los años 1980, pero en los 1990 tuvieron lugar cambios importantes que dieron lugar a una enorme disminución de las cuotas de los mercados de exportación en los segmentos de alta tecnología (Ferrari et al., 2001). El caso de Italia es ilustrativo de esta tendencia por la evidencia que ofrece de debilidad emergente en segmentos de alta tecnología de la industria de la ingeniería. Datos recientes sobre la exportación sectorial muestran, sin embargo, que hubo un cambio significativo en la distribución regional de las exportaciones (Tabla 1). Puede observarse una disminución considerable en las cuotas de exportación en la región del noroeste durante el período 1988-1998. La evidencia empírica muestra la importancia de los territorios donde las empresas pequeñas y medianas y los polos empresariales son más representativos. La especialización en estas áreas, típicamente orientadas hacia sectores tradicionales, y la presencia de redes de empresas de raíz local ha permitido la aparición de fuertes relaciones entre productores y usuarios de maquinaria, dando lugar a una agrupación de competencias "nucleares", sobre las que Italia desarrolló una especialización tecnológica en la industria de la ingeniería. La escasa presencia de actividades en sectores de alta tecnología relevantes para la producción en ingeniería general está marcada por la distribución de las exportaciones regionales en estos sectores (véase la Figura 1).

Tabla 1.

(Tabla Omitida)

Fuente: ENEA

Figura 1. Tecnologías emergentes y funcionamiento innovador: dinámica competitiva en las industrias de ingeniería mecánica.

(Imágen omitida)

Las coordenadas para la prospectiva regional: conseguir la competitividad y desarrollo tecnológico nacionales

En años recientes la interacción entre tecnología y desarrollo socioeconómico ha crecido en paralelo con el ritmo mayor de innovación y con la difusión más amplia de las nuevas tecnologías en las economías industrializadas.

La naturaleza de esta estructura, sin embargo, no es simplemente el resultado de la aparición de nuevos productos o procesos "de punta". En grados diferentes, nuevas "soluciones tecnológicas", basadas en tecnologías avanzadas, pueden de hecho proyectarse para una variedad de productos o procesos que ya existen, apuntando así a la existencia de un auténtico continuum de "ondas de innovación".

El hecho de que la competitividad parece estar cada vez más determinada por las ventajas comparativas basadas en las nuevas tecnologías ha hecho más apremiante la necesidad de prever tendencias tecnológicas

El hecho de que la competitividad parece estar cada vez más determinada por las ventajas comparativas basadas en las nuevas tecnologías ha hecho más apremiante la necesidad de prever tendencias tecnológicas. Sin embargo, para ser eficaces, las políticas cuya finalidad es el desarrollo tecnológico necesitan evaluarse, a nivel nacional y también a nivel europeo, durante o incluso antes de su implantación. Aunque esto explica, en cierta medida, la popularidad de que disfruta la prospectiva tecnológica en un gran número de países industrializados, la complejidad de las "nuevas" tecnologías exige una consideración más profunda de cómo las "nuevas soluciones tecnológicas" pueden absorberse en sistemas de innovación determinados.

El papel crucial de la dimensión regional en la configuración de las competencias tecnológicas nacionales no puede considerarse independientemente de factores específicos de la tecnología y del país. La prospectiva tecnológica a nivel local necesita ser pertinente para el papel de las "regiones" dentro del sistema nacional de innovación con el fin de concentrar todo su potencial en influir sobre la trayectoria tecnológica nacional.

La prospectiva tecnológica a nivel local necesita ser pertinente para el papel de las "regiones" dentro del sistema nacional de innovación con el fin de concentrar todo su potencial en influir sobre la trayectoria tecnológica nacional

El tema puede enfocarse considerando la especial situación de los "pequeños" países, donde los conocimientos tecnológicos y el know-how son fuertemente "especializados" a causa de la limitación de los recursos económicos. En términos generales, parece que, para este tipo de países, el objetivo de una actividad prospectiva de identificación de las tecnologías emergentes es menos crucial que desarrollar o redirigir estrategias de especialización tecnológica y "adaptar las posibilidades nacionales a las oportunidades económicas y a la demanda de la sociedad" (véase Cuadro 1). Además, es típico de los sistemas de innovación que en los territorios en los que las relaciones sociales y económicas entre los distintos actores están profundamente entretejidas, éstas son componentes clave para el "éxito" al generar ventajas comparativas nacionales.

La "clave del éxito" representada por el sistema de relaciones de esas redes territoriales puede convertirse en "clave de la debilidad" cuando los procesos de innovación inducidos por el curso de los nuevos paradigmas tecnológicos se hacen altamente exigentes en lo que se refiere a las capacidades necesarias para adaptar las nuevas tecnologías. De hecho, estas competencias son principalmente exteriores al campo de las redes territoriales y más generalmente a los "nichos" de los sectores de fabricación bien establecidos, y se sustituyen mediante la introducción de productos y servicios avanzados adquiridos de otras empresas nacionales o extranjeras. A este respecto, se ha señalado frecuentemente que, aunque la innovación es esencial para la competitividad a nivel de empresa, las dificultades que surgen del cambio de especialización sectorial pueden hacer que se genere rigidez en el sistema nacional en su conjunto, conduciendo posiblemente al país no sólo a un funcionamiento de la exportación progresivamente más débil, sino también a importaciones crecientes y menor rendimiento general en las condiciones cambiantes del mercado.

Aunque la innovación es esencial para la competitividad a nivel de empresa, las dificultades que surgen del cambio de especialización sectorial pueden hacer que se genere rigidez en el sistema nacional en su conjunto

De modo más general, puede argumentarse que la importancia de las nuevas tecnologías depende de la especialización previa del país en ciertos sectores y su afinidad con los paradigmas emergentes. La trascendencia de la especialización del país es importante cuando se desarrollan las tecnologías "correctas", dando lugar a un aumento notable en las cuotas de mercado. Sea cual sea el grado de especialización, es también evidente, sin embargo, que muchos de los factores económicos que implica -base de inversiones, competencias, estructura del mercado, etc.- están dirigidos en su mayor parte por la política.

Un proceso de prospectiva que apoye a la competitividad nacional debe comenzar considerando cómo la especialización del país ha sido configurada por diversos factores

Así, un proceso de prospectiva que apoye a la competitividad nacional debe comenzar considerando cómo la especialización del país ha sido configurada por diversos factores. Siempre que la especialiación del país tenga también dimensiones regionales importantes, los responsables de las decisiones deben ser capaces de identificar hasta qué punto las características regionales están en el origen de la dinámica tecnológica actual. Naturalmente, esto debería formar parte del criterio de todos los responsables de las decisiones si se quiere imaginar algún efecto de las políticas tecnológicas y, particularmente dentro de la UE, si la convergencia de los estados se interpreta como significativa de la convergencia de las "regiones". Así, las "regiones" llegan a ser más importantes no sólo como actores institucionales sino también como la base desde la que tiene que partir la prospectiva tecnológica, cuando trabaja hacia una evaluación de los instrumentos políticos convenientes.

En este contexto, las políticas nacionales orientadas hacia la educación, I+D, infraestructuras, aún desempeñan un papel prominente, pero la actual orientación de la política regional en lo que se refiere a planificación sectorial, inversión directa extranjera, transferencia de tecnología, conexión entre instituciones públicas de investigación y empresas y ayuda financiera, podría añadir flexibilidad a los planes de intervención en su conjunto, reforzando, al mismo tiempo, los efectos potenciales de la política tecnológica nacional.

Consideraciones finales

La evolución de los procesos de innovación y su creciente relevancia para la dinámica del desarrollo económico ha dado lugar a una nueva necesidad de políticas tecnológicas apoyadas por actividades de prospectiva tecnológica, con un foco principal en la naturaleza y la intensidad de las relaciones entre los actores económicos e institucionales a distinos niveles administrativos. En este contexto, la prospectiva tecnológica a nivel regional ofrece una nueva perspectiva. Dicha prospectiva puede considerarse como una herramienta más apropiada con la que interpretar la diversidad en la realidad económica, tecnológica y social, de modo que la conecte con las especificidades tecnológicas del país y con el papel de éstas en un marco general de competitividad.

--------------------------------------------------------------------------------

Palabras clave

paradigmas tecnológicos, competitividad, sistemas de innovación, prospectiva tecnológica regional