El papel de las organizaciones no gubernamentales: el informe de Human Rights Watch

Autor:José Ángel López Jiménez
Páginas:84-88
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 84

Este Informe se sustenta en un trabajo de campo realizado por un equipo de esta organización realizado sobre el terreno entre los días 31 de julio y 23 de agosto de 1995; es decir, pocos días después de la caída del enclave. Por lo tanto, cronológica-

Page 85

mente es el análisis más coetáneo a los acontecimientos. Sin embargo cuenta con fuentes y testimonios de víctimas que, en otros informes, no están presentes. Es muy crítico con la actuación de Naciones Unidas y con las tropas de UNPROFOR, hasta el punto de calificar a los comandantes de la operación de mantenimiento de paz de cobardía en la toma de decisiones anteriores a la caída de la ciudad. No obstante es mucho más grave, a mi juicio, la acusación de

"to its apparent suppression and destruction of evidence of massive human rights abuses immediately after the fall of the safe area".29Esta acusación reiteraba, según la organización, una denuncia de unas prácticas reiteradas ya detectadas en los inicios del conflicto.30Entre estas destacan, especial-mente, la destrucción de cintas de video que mostraban las ejecuciones extrajudiciales de jóvenes bosnios a manos de serbo-bosnios, con integrantes del batallón holandés de Naciones Unidas como testigos.31Las atrocidades reflejadas en este informe de 81 páginas pedían, a juicio de HRW, que los Acuerdos de Paz no zanjasen -sin aplicación de la justicia a las víctimas de los numerosos abusos cometidos en materia de derechos humanos- la cuestión de las responsabilidades individuales y colectivas.

Uno de los primeros aspectos críticos del informe se centra en dos cuestiones. En primer lugar, la escasa visibilidad internacional de la situación en Srebrenica, ocupada por los serbo-bosnios desde el mes de abril de 1992, que no fue transformada en zona de seguridad hasta el 16 de abril de 1993 -más de un mes después de la visita del general Phillipe Morillon (comandante de las fuerzas de Naciones Unidas en Bosnia)- y un año después del inicio de las violaciones sistemáticas y masivas de derechos humanos en toda la zona. En segundo término, la indefinición del mandato no aclaraba si UNPROFOR podía usar la fuerza para defender la seguridad del enclave o, como quedo confirmado con posterioridad, únicamente para la defensa propia. El Secretario General de Naciones Unidas terminaría por aclarar la posibilidad del uso de la fuerza para la defensa del área pero reconociendo la imposibilidad de realizar la misma debido a la insuficiencia manifiesta de efectivos militares desplegados.32Por consiguiente, si finalmente las tropas desplegadas en Srebrenica en el momento de la toma de la ciudad eran poco más de doscientos efectivos, no se solicitó apoyo aéreo de la OTAN -al menos no queda claro según este informe- y se imposibilitó la autodefensa de la población bosnia por la entrega de armamento realizada en virtud

Page 86

de los acuerdos de desmilitarización de la zona en el mes de mayo de 1993, la tragedia estaba anunciada. Incluso la entrega de la ayuda humanitaria era esquilmada parcialmente por los serbo-bosnios, lo que ha llevado a los autores del informe a calificar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA