Pago fraccionado abril de 2012

Páginas:1-7
RESUMEN

El sábado 31 de marzo se publicó en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto-ley 12/2012, de 30 de marzo, en el que se introdujo, entre otras, una modificación en el sistema de los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades que, junto con las modificaciones que ya había introducido al respecto el Real Decreto-ley 9/2011, de 19 de agosto, deben tenerse en cuenta para la preparación de... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 1

Estos cambios afectan directamente al pago fraccionado que las grandes empresas han de realizar en los primeros 20 días del mes de abril en curso. Por eso, aunque en nuestra publicación de Novedades Fiscal 2-2012 se describieron esos cambios, recordamos a continuación las reglas aplicables al pago fraccionado que se ha de realizar estos días y analizamos en detalle algunas de las más relevantes.

1. Modalidades de pagos fraccionados

Hay dos modalidades de pago fraccionado en el Impuesto sobre Sociedades a tener en cuenta en el pago a realizar en el mes de abril del 2012:

(a) La que se calcula sobre la cuota íntegra del último período impositivo cuyo plazo reglamentario de declaración estuviese vencido, minorado en las deducciones y bonificaciones de los capítulos II, III y IV del Título VI del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (modalidad a). Como regla general, en caso de ejercicio coincidente con el año natural, en el pago fraccionado a presentar en abril de 2012 habría que partir de la cuota íntegra del ejercicio 2010.

Esta modalidad no se ha visto modificada por estos dos Reales Decretos-ley.

(b) La que se calcula sobre la parte de la base imponible del período de los tres primeros meses de 2012 (modalidad b).

Para los sujetos pasivos cuyo período impositivo no coincida con el año natural, se tomará la parte de la base imponible correspondiente a los días transcurridos desde el inicio del período impositivo hasta el 31 de marzo de 2012, inclusive.

Sobre la cuota resultante se deducirán las bonificaciones del capítulo III del Título VI del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, así como las retenciones, pagos a cuenta y pagos fraccionados correspondientes al período impositivo.

Page 2

Esta es la modalidad sobre la que los dos Reales Decretos-ley antes citados han introducido modificaciones significativas. En concreto, de forma breve y por lo que se refiere al pago fraccionado de abril de 2012:

- El Real Decreto-ley 9/2011 incrementó el porcentaje a aplicar para calcular los pagos fraccionados, pudiendo este porcentaje ascender al 21%, 24% ó 27% según la cifra de negocios del sujeto pasivo.

- El Real Decreto-ley 12/2012 ha establecido un "pago fraccionado mínimo" que se calcula sobre el resultado contable positivo (aplicando, como regla general, un tipo del 4% para el pago de abril de 2012, y del 8% para pagos fraccionados posteriores).

Asimismo, ambos Reales Decretos-ley han modificado diversas reglas de determinación de la base imponible del impuesto, que afectan por tanto a los pagos fraccionados calculados según esta modalidad. Así:

- El Real Decreto-ley 9/2011 estableció una limitación a la compensación de bases imponibles negativas (75% ó 50% de la base imponible previa a dicha compensación, para sujetos con un importe neto de la cifra de negocios1 de los 12 meses anteriores igual o superior a 20 ó 60 millones, respectivamente).

- Tanto el Real Decreto-ley 9/2011 como el Real Decreto-ley 12/2012 han modificado diversas reglas de determinación de la base imponible previa a dicha compensación, por ejemplo (i) reduciendo el porcentaje máximo anual deducible de los fondos de comercio, (ii) eliminando la libertad de amortización para activos nuevos, o (iii) estableciendo limitaciones para la deducibilidad de gastos financieros.

Todas estas modificaciones afectarán al pago fraccionado de abril de 2012, dependiendo del ejercicio económico del sujeto pasivo y, en todo caso, con una excepción general: no se aplica en este pago fraccionado la regla que limita al 30% la deducibilidad de gastos financieros.

Esta modalidad es obligatoria para los sujetos pasivos cuyo volumen de operaciones2 haya superado la cantidad de 6.010.121,04 euros. El resto de sujetos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA