Pactemos, por si acaso

Autor:Carmen Pérez-Pozo Toledano
Páginas:163-169
 
EXTRACTO GRATUITO
20
Pactemos, por si acaso
Hola, soy Mireia. ¿Cómo estáis? Espero que no ten-
gáis tanto frío como yo. Esto de estar en la morgue
no es muy acogedor. Os preguntaréis qué hago aquí…
Me habían detectado cáncer de mama hacía un
año. Aquel día iba sola, porque yo soy muy valiente.
Pero, cuando me lo comunicaron, no hubo tissús su-
ficientes en toda la consulta que enjugasen mis lágri-
mas de desconsuelo y el moquillo acompañante.
Siempre vitalista, antes de volver a casa y con-
tarle a los míos la triste realidad, me paré en un café
y me agasajé con un espléndido desayuno. Se acaba-
ron las dietas y privaciones. Y no sé si fue ese azúcar
extra o los años de entrenamiento en aligerar hasta

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA