Los objetivos de desarrollo sostenible y el trabajo de cuidados: el caso de las madres comunitarias en Colombia

Autor:Yenny Zuleima Carreño Contreras
Páginas:199-224
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 199

1

Yenny Zuleima CARREÑO CONTRERAS

Universidad Industrial de Santander (Colombia)

RESUMEN: En este artículo se pretende mostrar algunas consideraciones respecto al trabajo de cuidados y la importancia de su reconocimiento como una labor que le aporta al sistema productivo. Esto, con el fin de visibilizar a muchas mujeres que se dedican a estas actividades y que, sin embargo, no gozan de prestaciones laborales o sociales que les permita tener autonomía económica, perpetuando las brechas de desigualdad que existen entre los géneros. Es por esto que en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, han sido contemplados los trabajos domésticos y de cuidados, como una meta elemental para alcanzar la igualdad entre los géneros. No obstante, existen casos puntuales como las Madres Comunitarias, quienes ejercen labores de cuidados, pero se les ha desconocido sus derechos laborales, invisibilizando su labor y desmejorando las condiciones que permiten alcanzar las metas establecidas de los Objetivos de la Agenda 2030.

Palabras clave: Trabajo de cuidados, Objetivos de Desarrollo Sostenible, Madres Comunitarias, Primacía de la realidad sobre las formas.

SUMARIO: 1. Introducción. 2. El trabajo de Cuidados: Un aporte desconocido al Sistema Productivo. 3. El trabajo doméstico y de cuidados: meta dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. 4. Las Madres Comunitarias, un ejemplo de trabajo de cuidados no remunerado. 4.1. Contextualización de la situación de las Madres Comunitarias en Colombia. 4.2. La Jurisprudencia de la Corte Constitucional Colombiana. 5. Análisis Final. 6. Bibliografía. 6.1. Jurisprudencia.

SUSTAINABLE DEVELOPMENT GOALS AND CARE WORK: THE CASE OF COMMUNITY MOTHERS IN COLOMBIA

ABSTRACT: The intention of this article is to show some considerations in regard to domestic and care taking jobs, as well as the recognition of their importance as a task that contributes to the productive system. That effort, with the intention of making many women that are engaged in this activities visible, and, nevertheless don’t receive employment

Page 200

and social benefits that allows them to have economic independence, thus perpetuating the wage gap between genders. This is why, in the Sustainable Development Goals, care and domestic works have been taken into account as an elementary aim to reach gender equality.

However, there are isolated cases, such as the Community Mothers, who exercise caring labor, but have been deprived of their working rights, making their efforts invisible and deteriorating their working conditions and impeding them to reach the goals established by the 2030 Agenda.

Palabras clave: Care Work, Sustainable Development Goals, Community Mothers, Primacy Reality.

Introducción

Los objetivos de desarrollo sostenible (en adelante ODS), son aquellas pautas internacionales que le permiten a los Estados alinearse con el fin de que todos y todas tengan una constante de crecimiento y desarrollo. Así las cosas, se han planteado para su cumplimiento en 2030, diecisiete objetivos, que son el resultado del análisis de situaciones que aquejan al mundo y que al ser identificadas de manera idónea se podrá trabajar conjuntamente en aras de avanzar en la mejora de la calidad de vida de las personas, en el desarrollo de las comunidades y por ende de los Estados.

Dentro de estos lineamientos, las mujeres jugamos un papel principal, al ser un foco de atención, pues si consideramos que los mismos apuntan a disminuir brechas de pobreza y desigualdad, somos un índice a estimar, ya que marcamos las estadísticas en rojo al momento de realizar equiparaciones con las situaciones que viven los hombres. Con esto se pretende plantear que las mujeres, aún estamos en desventaja pese a representar la mayoría de la población mundial2y conocemos de antemano que las causas radican en un sistema patriarcal que ha sido construido desde antaño, basado en la importancia de la participación social del hombre, de la visibilización de la vida pública y de la invisibilización de la vida privada, en donde históricamente ha estado la mujer relegada.

Page 201

Es por esta razón que al analizar, las situaciones que fueron estudiadas por los diferentes organismos Internacionales de Derechos Humanos al momento de plantear los objetivos de desarrollo sostenible, encontramos, cómo el trabajo doméstico y de cuidados, es considerado uno de los indicadores más desiguales, al establecerse que este es realizado tres veces más3por las mujeres que por los hombres, siendo causa de una proporción elevada de la brecha entre géneros.

De este modo, muchos objetivos planteados, principalmente el 5 apunta a la necesidad de igualar las condiciones entre mujeres y hombres, incluyendo dentro de las metas “Reconocer y valorar los cuidados y el trabajo doméstico no remunerados mediante servicios públicos, infraestructuras y políticas de protección social, y promoviendo la responsabilidad compartida en el hogar y la familia, según proceda en cada país”4, así como “Asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública”5. Las dos metas son imprescindibles para alcanzar los objetivos propuestos, sin embargo, para el presente artículo me enfocaré en la meta 5.4., pues su interpretación ha generado un debate internacional en cuanto a la mercantilización de los trabajos domésticos y de cuidados o la inclusión de una política de corresponsabilidad que incluya al Estado, la sociedad y la familia, para menguar las cargas a las que diariamente se ven sometidas las mujeres y de esta manera, permitir que las mismas puedan tener iguales oportunidades laborales que los hombres.

Por tanto con el fin de analizar concretamente la situación del trabajo doméstico y de cuidados y del concepto de corresponsabilidad y seguridad social, se mostrará el caso de las Madres Comunitarias y Padres Comunitarios en Colombia, -siendo estas en su mayoría mujeres-, quienes se dedican a labores de cuidados de niños y niñas en comunidades menos favorecidas, y a quienes no se les ha reconocido su labor como un trabajo subordinado, desconociendo sus derechos laborales, entre ellos la seguridad social. Sin duda el caso de las Madres Comunitarias en Colombia, nos permite ilustrar clara-

Page 202

mente, cuán lejos estamos de trabajar en el objetivo 5.4., planteado dentro de los ODS.

Así las cosas, este artículo, partirá de un análisis de la doctrina respecto al tema de las labores de cuidados, del no reconocimiento del aporte que realiza al sistema productivo, de la desventaja que representa para las mujeres cuando hablamos de disminuir las brechas económicas entre los géneros y la importancia que juega la seguridad social en ello. De la misma manera, se ilustrará con la jurisprudencia emanada por Corte Constitucional de Colombia en la materia, con el fin de entender el contexto particular, siendo un tema de relevancia iusfundamental si consideramos que quienes se dedican a esto son aproximadamente de 69.000 Madres Comunitarias y algunos padres comunitarios –como lo muestra la página oficial del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF)6–, poniendo de manifiesto la situación laboral de estas mujeres y la desventaja creada por el mismo Estado quien ha sido cómplice del desmedro en los derechos de las mismas y del aumento perse de la brecha de género y de la brecha de la pensional.

El trabajo de Cuidados: Un aporte desconocido al Sistema Productivo

El trabajo doméstico y de cuidados, ha sido considerado a través de la historia como una labor que pertenece única y exclusivamente a la mujer7. Por esta razón, siendo el mismo perteneciente al ámbito privado, relega a las mu-jeres dedicadas a esta labor a esa esfera.

En torno al concepto del trabajo doméstico y de cuidados, se ha gene-rado un debate en cuanto a la definición y establecimiento del mismo, por tanto, en aras de tener una aproximación, la autora Carol Thomas, ha establecido que los mismos son: “la prestación remunerada o no remunerada de apoyo en la cual intervienen actividades que implican un trabajo y estados afectivos. Los prestan principal, aunque no exclusivamente, mujeres, tanto a personas adultas sanas como a personas dependientes y a los niños y niñas,

Page 203

en la esfera pública o en la esfera doméstica, y en una diversidad de marcos institucionales”8.

Tomando la definición precedente, se parte de la premisa que el trabajo de los cuidados puede ser remunerado o no. Sin embargo, es importante al respecto, tener en cuenta que en su mayoría no lo es, pues es el trabajo invisibilizado que las mujeres realizan, cuando están tiempo completo en casa, o cuando desempeñando actividades laborales distintas, regresan a su hogar a realizarlas.9

Así es claro, que este trabajo oculto generalmente se caracteriza de esta manera por pertenecer al ámbito privado, lugar al que han sido relegadas las mujeres. Desde el movimiento feminista hay diversos análisis, Ángela Davis muestra cómo desde la creación de la propiedad privada10, podría estimarse que la distribución entre las labores de hombres y mujeres han sido destinadas a distintos estadios, el privado y el público. No obstante Teresa López Pardina11ha establecido, cómo desde nuestros orígenes los hombres han te-

Page 204

nido una participación más activa en lo público, pues desde la aparición de las primeras herramientas para cazar han sido ellos, quienes se han dedicado a las labores fuera...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA