Nuevo régimen del suelo, de J. González Pérez

Autor:José María Chico y Ortiz
Páginas:735-737
 
EXTRACTO GRATUITO

    GONZÁLEZ PÉREZ, J.: Nuevo régimen del suelo (Decreto-Ley 5/1996, de 7 de junio). Colección de Derecho Urbanístico en Editorial Cívitas, Madrid, 1996.

Había pensado en una frase que se emplea mucho en la construcción y que me parecía muy adecuada para iniciar la recensión de la última aportación de este gran jurista, al que habitualmente reseño sus obras desde hace mucho tiempo. La frase es ésta. «Estar a pie de obra», y con ella pretendía reflejar la rapidez -no exenta de precisión- con la que el autor comenta, estudia y ofrece una disposición que aparece en el mes de junio con la vecindad de unos meses en los que se supone o presume que la galbana vence siempre (salvo en este caso) a los deseos de trabajo. A eso quería yo llamarle «estar a pie de obra», pero el diccionario me ayuda muy poco en este encuadramiento, aunque al referirse a los materiales que están al pie de la edificación para ser incorporados a ella me ofrece la posibilidad de considerar a estas disposiciones, que con tanto acierto comenta el autor, como «materiales jurídicos» que han de ser incorporados a la amplia modificación que está pidiendo el Derecho Urbanístico.

En el fondo esa es la idea que guía al autor, ya que al precisar el «fundamento» del contenido del Decreto-Ley dice que «es de esperar que en breve plazo se aborde con la urgencia debida una reforma de mayor alcance en nuestra legislación urbanística que acabe definitivamente con la serie interminable de obstáculos y trabas administrativas que tiene que ir superando cualquier ciudadano que quiera acometer la tarea de urbanizar una determinada superficie de suelo desde que obtiene la clasiftcación de urbanizable hasta que pueda poner en él la primera piedra de la edificación cualquiera que sea el destino de ésta, desde la vivienda más humilde a las instalaciones de una gran industria».

Por razones que no me he llegado a explicar, fui uno de los primeros que se ocupó jurídicamente del problema de la «informática» para luego arrancar de Page 736 raíz mi colaboración en ese campo. Algo parecido me sucedió con el urbanismo, pues un día, sin comerlo ni beberlo, me vi metido de lleno en colaborador de una revista de Derecho Urbanístico y hasta rae atreví a prologar un libro sobre la materia y -lo que es más importante- recensionar toda o casi toda la obra de Jesús González Pérez. Al publicarse el Texto Refundido de la Ley del Suelo vigente, y después de una serie de charlas e intervenciones, decidí abandonar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA