Nuevas profesiones y formación profesional.

Autor:Isabel de la Torre Prados
Páginas:45-59
 
CONTENIDO
  1. LA SOCIEDAD DEL

    CONOCIMIENTO

    Cuando se utiliza la expresión sociedad

    de la información y del conocimiento

    se está queriendo describir

    un nuevo tipo de sociedad en la que se manifiestan

    cambios significativos en la estructura

    económica y en la estructura social de los

    países de economía avanzada, así como de

    los países de economía dependiente.

    En la estructura económica, el trasvase

    del protagonismo del sector industrial al sector

    servicios y la dependencia creciente de la

    actividad económica y social de las tecnologías

    de información y comunicación (TIC), la

    utilización creciente de estas tecnologías en

    la relación entre oferta y demanda de productos

    y servicios condiciona la existencia de

    nuevos perfiles laborales y nuevas oportunidades

    de empleo.

    En la estructura social, los efectos presentan

    una doble trayectoria: En las sociedades

    desarrolladas la consolidación de la movilidad

    social basada en la educación, la adaptación

    de sus contenidos y la exigencia creciente

    de formación permanente, así como las

    oportunidades que brindan las herramientas

    multimedia en su aplicación a los procesos de

    aprendizaje. En las sociedades dependientes,

    el incremento de los riesgos de exclusión y el

    aumento de la desigualdad junto con las

    oportunidades de superar antiguos desfases

    históricos.

    Los cambios mencionados afectan directamente

    a la política de educación y formación,

    cuyo principal objetivo es ampliar las oportunidades

    de la población y extender los beneficios

    de la calidad de vida, que proporciona el

    conocimiento y las capacidades orientadas al

    desempeño laboral y a las actividades relacionadas

    con el tiempo de ocio. Estos objetivos

    tienen una especial incidencia en la Formación

    Profesional Específica, ya que esta

    modalidad de enseñanza nace y se configura

    en un tipo de sociedad plenamente industrial,

    que ha incorporado progresivamente

    especialistas de nivel medio en tareas operativas

    muy definidas adaptadas a los procesos

    de producción y de distribución. La actividad

    laboral de estos especialistas se ha visto

    afectada por las innovaciones tecnológicas,

    que sustituyen parte de las tareas operativas

    y obligan al aprendizaje de su mantenimiento

    y a la ampliación de su potencial de aplicación,

    especialmente en el sector Servicios,

    que es el más dinámico en la creación de empleo.

    Así, de los diez millones de empleos que

    se han creado en la Unión Europea en los últimos

    cinco años, el 90 por ciento se ha con-

    45 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 36

    * Universidad AutÛnoma de Madrid.

    Nuevas profesiones y formación

    profesional

    ISABEL DE LA TORRE PRADOS *

    centrado en el sector servicios 1. Un sector de

    actividad que requiere numerosos perfiles

    profesionales de nivel medio, en los que la

    utilización de programas informáticos con diversos

    grados de complejidad es creciente, y

    en el que se incrementan progresivamente

    los sistemas de comunicación.

    Al nivel general los efectos de la extensión

    tecnológica se suelen asociar al proceso de

    concentración económica configurándose un

    nuevo escenario de actuación económica y social

    que recibe el nombre de globalización.

    Sus manifestaciones han sido examinadas

    por las ciencias sociales desde una triple consideración:

    ¿ La primera, está representada por

    quienes aceptan el proceso de concentración

    y creciente dependencia de las

    economías al nivel mundial como principio

    de orden natural, considerando las

    transformaciones del sistema de producción

    y el funcionamiento de los mercados

    como consecuencias ineludibles a

    las que no es posible presentar respuestas

    alternativas.

    ¿ La segunda opción está asumida por quienes

    al presentar las transformaciones del

    sistema, destacan los evidentes costes y

    los posibles riesgos de la globalización, al

    tiempo que manifiestan los beneficios derivados

    de las tecnologías de información

    y comunicación (TIC), cuando se orientan

    a resolver los graves problemas históricos

    de la desigualdad económica y social (De

    la Dehesa, G.: 2000) 2.

    ¿ Finalmente, existe una tercera perspectiva

    que adopta una postura crítica con

    relación a los efectos negativos que pueden

    derivarse de un mercado global que

    destruye las estructuras defensivas de

    los distintos grupos sociales e impone la

    lógica universal del máximo beneficio

    con sus efectos de mayores desequilibrios

    (Bourdieu, P: 2000) 3.

    Los tres enfoques reseñados coinciden en

    otorgar un peso significativo y fundamental

    a las tecnologías (TIC) ya que permiten una

    interconexión entre entidades y personas,

    así como la posibilidad de adoptar decisiones

    en plazos de tiempo muy breves. La aplicación

    de estas tecnologías en el ámbito educativo

    supone ampliar los conocimientos y desarrollar

    nuevas capacidades individuales

    orientadas a la cualificación profesional.

    Ahora bien, la capacidad tecnológica de disponer

    de información y facilitar la comunicación

    no produce conocimientos si no se encuentra

    acompañada de otras medidas. El

    conocimiento es resultado ordenado de informaciones

    dispersas, que se orienta a un fin

    explicativo. Supone manejar modelos, establecer

    prioridades y aplicar valores de referencia.

    La disponibilidad de las técnicas informáticas

    permite acumular, ordenar e

    incorporar continuamente la nueva información

    que genera nuevos conocimientos y capacidades.

    Desde una perspectiva general, la

    relación entre las tecnologías de la información

    y la generación de conocimiento puede

    producirse siempre que se adopten de manera

    conjunta tres tipos de iniciativas:

    ¿ Vincular la existencia y la utilización

    de las Tecnologías de Información y

    Comunicación a las Políticas de Educación

    y de Formación.

    ¿ Extender de modo universal la educación

    y adoptar planteamientos de formación

    permanente.

    ¿ Implicar la utilización de estas tecnologías

    en el desarrollo educativo y formativo.

    INFORMES Y ESTUDIOS

    46

    1 ComisiÛn Europea (2001) ´El Empleo en Europa

    2000ª Dir. Gal. de Empleo, Luxemburgo OPOCE.

    2 ´Comprender la globalizaciÛnª Alianza Editorial,

    Madrid.

    3 ´El sociÛlogo y las transformaciones recientes de

    la economÌa en la sociedadª Libros del Rojas, Universidad

    de Buenos Aires.

    REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 36

    El esquema parte de una visión integradora

    cuyo objetivo último es ampliar las

    oportunidades sociales de la población en

    general y de cada persona en particular,

    considerando el concepto de oportunidad como

    una ampliación de las opciones y una

    disminución de los obstáculos que dificultan

    la integración de cada individuo en las nuevas

    pautas de actuación y la mutua aceptación

    de cada grupo de población en el conjunto

    de la sociedad.

    ¿Cómo afecta la presencia de las Tecnologías

    de Información y Comunicación a la

    Formación Profesional?

    Cabe señalar los efectos derivados de la

    adopción de medidas políticas en el marco de

    alcance nacional y en las directrices que

    emanan de la Unión Europea. Desde un punto

    de vista más inmediato se han producido

    cambios significativos en el contenido y la

    proyección laboral de la Formación Profesional,

    que conviene señalar:

    1. El primer efecto a destacar es el que se

      refiere a las nuevas especialidades en

      el área de electrónica y telecomunicaciones,

      así como la transversalidad de

      conocimientos y destrezas relacionadas

      con las tecnologías informáticas, que se

      requieren en el conjunto de todas las

      ramas que integran las familias profesionales.

      La incorporación de las tecnologías

      de Información y Comunicación

      puede comprobarse al examinar los

      contenidos y materias del Catálogo de

      Títulos existente en la Nueva Guía de

      la Formación Profesional (2001).

    2. En el mercado de trabajo se aprecia de

      forma creciente la presencia de nuevos

      empleos relacionados con las telecomunicaciones

      y la informática, vinculados

      a los niveles medio y superior de

      la Formación Profesional. Puede ser

      ilustrativo examinar la siguiente relación

      de ofertas de trabajo, que figuraban

      en la prensa durante la primera

      quincena de septiembre del 2001.

      ISABEL DE LA TORRE PRADOS

      47 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 36

      Esta triple relación puede ser representada

      gráficamente en forma de triángulo en el

      que se integra la acción conjunta de las tres

      iniciativas citadas:

      FIGURA 1

    3. Finalmente, una consecuencia de alcance

      general es la integración de la

      Política Educativa y de la Política Formativa

      en un Programa General de

      Formación Profesional, que contempla

      la interrelación y la acción conjunta de

      las tres vías de acceso a la formación

      profesional, por medio del mutuo reconocimiento

      de títulos y certificados de

      profesionalidad, basado en módulos

      que pueden agregarse y prolongarse a

      lo largo de la vida laboral. La integración,

      ya iniciada al nivel institucional,

      es una tarea de largo plazo, en la que

      se está consolidando un vocabulario

      común. Un ejemplo que pone de relieve

      la efectividad práctica de este proceso

      de integración es el empleo del

      término competencias, que se definen

      como conjunto de conocimientos, habilidades

      y destrezas profesionales vinculadas

      al desempeño profesional de

      cada título y a los requerimientos del

      ejercicio profesional. Es un término

      que se ha incorporado progresivamente

      desde la práctica profesional a la enseñanza

      y su significado es compartido

      en los tres subsistemas de formación

      profesional.

  2. LA POLÍTICA DE FORMACIÓN

    Y EMPLEO EN LA UNIÓN

    EUROPEA Y SU INCIDENCIA EN

    LA FORMACIÓN PROFESIONAL

    Desde que España viene participando en

    la política de cohesión de la Unión Europea

    se ha beneficiado de la actuación adoptada

    por la Comisión a favor de la formación y del

    empleo, participando de modo preferente en

    la distribución de ayudas del Fondo Social

    Europeo y en el desarrollo de un conjunto de

    medidas basadas en cuatro principios fundamentales

    de actuación:

    ¿ Cooperación entre las instituciones de

    la Unión Europea y los países miembros,

    e intercambio permanente de propuestas

    y prácticas entre los países.

    ¿ Definición de objetivos prioritarios destinados

    a grupos de población y áreas

    territoriales desfavorecidas.

    ¿ Planificación programada en periodos

    plurianuales y presentación anual de

    los resultados alcanzados.

    ¿ Adicionalidad de los recursos financieros

    de la Unión Europea y los presu-

    INFORMES Y ESTUDIOS

    48 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 36

    FIGURA 2

    puestos asignados en cada país miembro.

    El Fondo Social Europeo es el principal

    instrumento de la Unión Europea para el

    desarrollo de los recursos humanos y la mejora

    del funcionamiento del mercado de trabajo

    dentro de los países miembros con el

    objetivo de conseguir un espacio homogéneo

    de cohesión social 4. Hasta ahora España ha

    sido un país beneficiario de las ayudas de

    los Fondos Estructurales. Durante el periodo

    temporal de aplicación del Segundo Programa

    Operativo del Fondo Social Europeo,

    de 1994 a 1999, el 30 por ciento de las aportaciones

    totales recibidas para el desarrollo

    de infraestructuras, inversiones productivas

    y recursos humanos, que se gestionan a

    través de los fondos FEDER, FSE, FEOGA,

    IFOP), procedían del F.S.E. De los ciento

    cincuenta y seis mil millones de Ecus, a precio

    de 1995, que recibió España durante los

    seis años, tres de cada diez ecus fueron destinadas

    a las actuaciones programadas por

    el Fondo Social Europeo. Por su parte el

    Consejo Europeo a través de los Planes de

    Empleo, implantados en cada país miembro

    a partir de 1997, ha establecido un conjunto

    de iniciativas para potenciar el mercado de

    trabajo, que periódicamente se revisan y actualizan.

    Una parte considerable de la política de

    formación adoptada en España se explica

    desde su pertenencia a la Unión Europea. En

    el desarrollo de las políticas de formación y

    empleo se observa una doble tendencia: a)

    Desde 1985 hasta 1995, la preferencia en el

    gasto asignado ha sido atender al desempleo,

    es decir, las llamadas políticas pasivas de

    empleo. B) Desde 1996 se ha producido un

    cambio de tendencia, incrementándose las

    denominadas políticas activas, concediéndose

    prioridad a la política de formación.

    En las políticas de formación se contempla

    un conjunto de programas y medidas que siguen

    dos tipos de criterios: adquirir competencias

    claves, a través de los Programas de

    Inclusión Social y de Garantía Social; y desarrollar

    competencias complementarias, por

    ISABEL DE LA TORRE PRADOS

    49 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 36

    FIGURA 3

    4 ComisiÛn de las Comunidades Europeas (2001)

    ComunicaciÛn ´Apoyo prestado por el Fondo Social Europeo

    a la estrategia europea de Empleoª Bruselas.

    medio de Programas de Adaptación y de Previsión

    de nuevas demandas de cualificación.

    Al tiempo que se favorece la creación de un

    sistema articulado de cualificación laboral

    promoviendo el reconocimiento de la experiencia

    laboral y el desarrollo de las certificaciones.

    El marco establecido para la política europea

    de recursos humanos ha establecido la

    doble referencia de competitividad empresarial

    y empleabilidad:

    La competitividad empresarial suele identificarse

    como la gestión adecuada de las competencias

    básicas distintivas de la empresa,

    entre las que se incluyen las estratégicas (habilidad

    para construir el proyecto imaginado),

    las tecnológicas (saber concebir y llevar a la

    práctica), las personales (conocimientos, habilidades

    y actitudes coordinadas para alcanzar

    objetivos) y las organizativas (estructuras y

    procedimientos que favorecen la adaptación

    de la empresa a las exigencias del entorno). La

    empleabilidad se define como la capacidad de

    la persona activa para desarrollar sus competencias

    personales en un empleo o en una actividad

    profesional, que satisfaga sus necesidades

    profesionales, económicas, de promoción y

    desarrollo a lo largo de su vida.

    Las actuaciones dirigidas a favorecer la

    competitividad y la empleabilidad se vinculan

    con la política de educación y de formación,

    como instrumentos que garantizan la

    adaptación de las unidades productivas a las

    competencias del mercado y la ampliación de

    la capacidad de las personas para acceder a

    las nuevas oportunidades de empleo y desarrollo

    laboral. La propuesta de una formación

    permanente y de un aprendizaje continuado,

    dirigido a las personas y a las

    organizaciones empresariales, se ha generalizado

    como una exigencia derivada de la ampliación

    de los mercados y de nuevas oportunidades

    de empleo relacionadas con el

    desarrollo de las tecnologías de información

    y comunicación (TIC).

    En términos generales, cabe afirmar que

    la evolución experimentada en la dimensión

    de los diferentes niveles de educación y formación

    de la sociedad española en los últimos

    diez años ha sido de claro crecimiento.

    Algunos datos pueden corroborar esta expansión.

    Así, por ejemplo, los datos comparados

    de la Encuesta de Población Activa del

    segundo trimestre nos muestran que entre

    1987 y 1998 se ha producido:

    ¿ Una disminución del grupo de población

    que declara haber alcanzado el nivel

    de estudios primarios. Del 44 por

    ciento que figuraba en 1987, se ha pasado

    al 25 por ciento en 1998.

    ¿ El porcentaje de titulados universitarios

    se ha duplicado en el conjunto de la

    población activa. En las estadísticas europeas

    sobre estudiantes universitarios

    España se sitúa en segundo lugar, por

    debajo de Finlandia, alcanzando un

    porcentaje del 18 por ciento.

    ¿ Una tendencia que contrasta con la situación

    de la formación profesional que

    sigue teniendo una débil representación

    en el conjunto del sistema educativo.

    Uno de los objetivos pendientes de alcanzar

    es conseguir un mejor equilibrio

    en la distribución de las preferencias

    educativas que muestra la población.

    En el momento actual el avance logrado

    en la extensión de la educación requiere verse

    correspondido con un esfuerzo máximo

    por posibilitar la aplicación y el uso de las

    tecnologías de información y comunicación,

    siguiendo las recomendaciones del acuerdo

    adoptado por el Consejo Europeo en sus reuniones

    de Lisboa (2000) y de Estocolmo

    (2001) 5: Modernizar el modelo europeo y alcanzar

    el objetivo estratégico de convertirse

    INFORMES Y ESTUDIOS

    50 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 36

    5 Consejo Europeo (2000): ´Conclusiones de la Presidencia

    ª Lisboa 23 y 24 de Marzo. Y Consejo Europeo

    (2001): ´Conclusiones de la Presidencia Estocolmo 23 y

    24 de Marzo.

    en la economía basada en el conocimiento

    más competitiva y dinámica del mundo, capaz

    de crecer económicamente de manera sostenible

    con más y mejores empleos y con mayor

    cohesión social.

  3. EL SISTEMA DE FORMACIÓN

    PERMANENTE APLICADO EN

    ESPAÑA

    El sistema de Formación Permanente, que

    desde los años noventa se viene aplicando en

    España, se sustenta en una doble actuación:

    1) Las acciones de Formación Ocupacional dirigidas

    a la población desempleada que se

    prepara para realizar una actividad laboral y

    se gestionan desde las administraciones autonómicas,

    ya que las transferencias desde el

    Instituto Nacional de Empleo a las distintas

    administraciones autonómicas se han realizado

    casi en su totalidad. 2) Las acciones de

    Formación Continua, que se orientan a la población

    empleada para adaptar sus competencias

    a las nuevas exigencias del mercado

    de trabajo y de las unidades productivas. Una

    parte sustancial de su gestión se realiza por

    la Fundación para la Formación Continua,

    que es una entidad en la que participan la

    Administración y los agentes sociales firmantes

    de los Acuerdos Nacionales de Formación

    Continua.

    Tanto la Formación Ocupacional como la

    Formación Continua son complementarias

    de la Educación Reglada y constituyen el sistema

    de Formación y Cualificación Profesional

    vigente en España.

    La integración entre los tres subsistemas

    de formación profesional es un objetivo de

    largo alcance basado en la correspondencia

    entre niveles de conocimientos y competencias

    adquiridas, que requiere convalidaciones

    y equivalencias entre ellos. El Instituto

    Nacional de las Cualificaciones, constituido

    en 1999 (R.D. 375/1999) tiene como tarea

    fundamental aportar transparencia y eficacia

    al actual sistema de cualificación y conseguir

    una relación de continuidad entre el reconocimiento

    educativo y el reconocimiento

    productivo.

    ISABEL DE LA TORRE PRADOS

    51 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 36

    FIGURA 4

    El Sistema Nacional de Cualificaciones,

    previsto por el Programa Nacional de Formación

    Profesional, está llamado a ser un importante

    mecanismo que permita a la población

    activa identificar más fácilmente las cualificaciones

    que pueden utilizar y sus vías de obtención.

    Para su desarrollo resulta necesario contar

    con un sistema integrado de información y

    orientación profesional, que coordine la información

    actualmente dispersa entre distintas

    administraciones y entidades, haciendo asequible

    al usuario un servicio de orientación sobre

    las oportunidades de desarrollo laboral y

    las posibles alternativas de itinerarios profesionales,

    que presenta la reciente evolución del

    empleo en la economía y sociedad española.

    La evolución muestra una doble tendencia:

    La primera, vinculada a las nuevas oportunidades

    de empleo que están ligadas a conocimientos

    y habilidades tecnológicas, que

    requieren nuevos técnicos y especialistas.

    También cabe incluir los nuevos yacimientos

    de empleo, que están relacionados con las actividades

    del sector servicios y su aplicación

    a las actividades del medio ambiente y del

    ocio, así como los servicios sociales de proximidad

    y apoyo en la vida diaria.

    La segunda tendencia recoge las ocupaciones

    derivadas de la estructura de empleo tradicional

    de nuestro sistema productivo, que

    suelen ser la referencia del actual sistema

    educativo y en el que se aprecia una falta de

    correspondencia entre la entidad y diversidad

    de la cualificación educativa y las ofertas

    de empleo existentes.

    En un futuro inmediato el mayor volumen

    de empleo se concentrará en aquellas ocupaciones

    que, junto con la especialización,

    ofrezca una amplia base generalista para garantizar

    a la población activa la posibilidad

    de polivalencia y de movilidad. Es previsible

    que, a tenor del comportamiento experimentado

    en el mercado de trabajo durante los últimos

    cinco años 6, el nivel de formación requerida

    se localice mayoritariamente en los

    estudios de nivel medio: grado medio y superior

    de Formación Profesional, Diplomaturas

    e Ingenierías Técnicas.

    Por lo que atañe a la Formación Profesional

    Específica, el Proyecto de Ley Orgánica

    de la Formación Profesional pretende reforzar

    los grados medio y superior de la Formación

    Profesional con la incorporación de nuevas

    especialidades y títulos que incrementen

    la participación del alumnado en Formación

    Profesional y cubrir la demanda de este tipo

    de profesionales que reflejan los Informes

    más recientes 7. La reforma, actualmente en

    curso, afecta tanto a la estructura como a la

    concepción de la Formación Profesional y entre

    las medidas contempladas se encuentra

    la de potenciar la relación entre el sistema

    de enseñanza y el sector productivo y la coordinación

    entre este nivel de Formación

    Profesional y el sistema de Formación Permanente,

    considerando que ambos persiguen

    el mismo objetivo de obtener un conjunto

    de competencias transversales y

    específicas.

    Las líneas de actuación que se establecen

    en cada ámbito de los subsistemas de formación

    profesional se identifican con dos conjuntos

    de acciones:

    1) Con relación a la Formación Profesional

    Específica:

    ¿ Desarrollo de servicios de Orientación

    profesional.

    ¿ Incorporación de especialistas al desarrollo

    y evaluación de los módulos

    prácticos y formalización de las prácti-

    INFORMES Y ESTUDIOS

    52 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 36

    7 La consultora Data CorporatiÛn en la Cumbre de

    Nuevos Empleos y Nuevas TecnologÌas celebrada en

    Madrid en marzo del 2001, estimaba para EspaÒa un

    deficit acumulado de 100.000 profesionales de nivel

    medio para el aÒo 2003, calculado a partir del n˙mero

    de empleos no cubiertos en Europa, cifrado en 1,2 millones

    durante 1999, por falta de profesionales en tecnologÌas

    de la InformaciÛn y ComunicaciÛn.

    6 DE LA TORRE, I. (2000): ´FormaciÛn y OrientaciÛn

    para el Empleoª Revista Mº TAASS., nº21, Madrid

    cas profesionales en unidades de crédito

    integradas en el sistema de enseñanza.

    ¿ Extensión del sistema de Formación

    Reglada a distancia.

    ¿ Implantación de los centros de innovación

    y desarrollo de la formación.

    ¿ Adecuación de los recursos humanos y

    de las infraestructuras actuales a las

    nuevas exigencias.

    ¿ Desarrollo de las Comisiones de Formación

    Profesional por Comunidades Autónomas.

    2) Por lo que se refiere a la Formación

    Permanente, las acciones a desarrollar se enmarcan

    en un doble sistema de gestión que

    distingue entre Formación Ocupacional y

    Formación Continua. En ambos casos están

    previstas una serie de acciones:

    ¿ Conocer y anticipar las demandas del

    sistema productivo.

    ¿ Establecer las Acciones Formativas en

    el marco de Programas de Cualificación

    que garanticen un nivel de empleabilidad.

    ¿ Prestar una particular atención a aquellos

    colectivos de personas con especiales

    dificultades de inserción o reinserción

    laboral.

    ¿ Potenciar los Centros Nacionales de

    Formación Permanente y mejorar los

    medios de formación a distancia.

    ¿ Equiparar el actual Repertorio de Certificados

    de Profesionalidad con los Títulos

    Oficiales actualmente existentes.

    La gestión y la asignación presupuestaria

    para el desarrollo de las acciones mencionadas

    se encuentran diferenciadas en dos modelos

    basados en el orden de prioridad establecido

    entre la población desocupada que

    busca la inserción o reinserción laboral y la

    población ocupada que quiere mantener o

    mejorar su puesto de trabajo.

    ISABEL DE LA TORRE PRADOS

    53 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 36

    FIGURA 5

  4. LAS TECNOLOGÍAS DE

    INFORMACIÓN Y

    COMUNICACIÓN Y LA

    FORMACIÓN PROFESIONAL

    ESPECÍFICA

    Si se comparan distintos indicadores de

    tecnologías de la información y de las comunicaciones

    que aparecen en las estadísticas

    de la Unión Europea, se aprecia un desfase

    entre la situación que ofrece España y la media

    de los países comunitarios. Así, por ejemplo,

    en el presente año el número de Servidores

    Web por cada cien habitantes en España

    es de 0,4 mientras que en la Unión Europea

    son 2,0. También el número de usuarios españoles

    de Internet representa un 19 por

    ciento, mientras que la media comunitaria

    de usuarios se sitúa en un 41 por ciento 8.

    El esfuerzo a realizar en actuaciones dirigidas

    a resolver el actual desfase de la sociedad

    española con relación al uso y aplicación

    de las tecnologías de información y comunicación

    exige identificar dos líneas de acción:

    La primera se dirige al fomento de la investigación

    y desarrollo en estas tecnologías de

    manera que se produzca una disminución de

    la dependencia existente. La segunda línea

    de acción se orienta a la alfabetización tecnológica

    de amplias capas de población por medio

    de campañas divulgativas y cursos de formación.

    En ambos casos se requiere la

    coordinación de diferentes instancias administrativas

    y la colaboración de la iniciativa

    privada. Los Informes que se vienen publicando

    sobre la penetración de las nuevas tecnologías

    en la economía española 9 suelen insistir

    sobre esta cuestión referente a la

    integración y coordinación de las aplicaciones

    y de los efectos acumulados de las tecnologías

    de información y comunicación, TIC,

    sobre el crecimiento, cuando hay una coordinación

    efectiva de las instituciones educativas

    y de las unidades que operan en el tejido

    productivo, tanto en el sector privado como

    en el sector público.

    Un reciente Informe sobre Necesidades

    de Empleo y Formación en las Nuevas Tecnologías

    de la Información y las Comunicaciones

    10 pone de manifiesto como la dinámica

    de las nuevas tecnologías afecta a todo

    tipo de sectores y regiones, destacando las

    actividades relacionadas con las entidades financieras,

    servicios profesionales y Administración

    Pública.

    Aparte de las necesidades de formación de

    los utilizadores de estas nuevas tecnologías,

    sólo en términos de especialistas en tecnologías

    de la información se prevé un déficit sobre

    la demanda potencial que puede evaluarse

    en cien mil personas durante los tres

    próximos años. Y por cada empleo de especialista

    generado en el sector se necesitan

    crear aproximadamente un empleo y medio

    en otros sectores utilizadores de especialistas

    y otros tantos adicionales capacitados en

    TIC. En total más de tres puestos de trabajo

    en otros sectores que deben tener formación

    específica en TIC por cada uno de los productores

    directos de estas tecnologías.

    A tenor de la relación entre el empleo generado

    por las TIC y los niveles formativos

    requeridos para cubrirlo que se viene produciendo

    en los países tecnológicamente más

    avanzados, una parte considerable de los especialistas

    que deberán ser formados para

    cubrir en España el déficit actual y el que

    puede generarse en el corto plazo, deberán

    proceder de los niveles de Formación Profesional,

    ya que una demanda creciente del

    INFORMES Y ESTUDIOS

    54 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 36

    8 Cahiers BEI (2001) ´European economic growth:

    the impact of new technologiesª vol. 6, nº 1 Luxemburgo.

    9 COMUNIDAD DE MADRID y CEPREDE: ´PenetraciÛn

    Regional de la Nueva EconomÌaª ConsejerÌa de

    EconomÌa e InnovaciÛn TecnolÛgica. Octubre 2001,

    Madrid.

    10 CEPREDE (2001) Informe presentado en la Cumbre

    de Nuevos Empleos y Nuevas TecnologÌas, Madrid.

    empleo generado por las Tecnologías de Información

    y Comunicación tienen que ser satisfechas

    por estos profesionales de nivel intermedio.

    El objetivo es hacer de la Formación Profesional

    una alternativa atractiva y viable para

    la población escolar, que ha mostrado hasta

    ahora una clara preferencia por la formación

    universitaria como vía de movilidad y promoción

    social, de tal modo que se produce un claro

    desequilibrio entre la formación de los niveles

    medios con su correspondencia laboral

    y los niveles de formación superior con sus

    equivalentes en el mercado de trabajo.

    Para realizar este cambio resulta imprescindible

    llevar a cabo un esfuerzo de difusión

    selectiva en el conjunto de la sociedad española

    de tal modo que se conozcan y difundan

    las nuevas oportunidades de desarrollo profesional

    vinculadas al conocimiento de las

    tecnologías de información y comunicación y

    los niveles de Formación Profesional. Y al

    mismo tiempo aplicar una serie de acciones

    específicas, tanto sobre los contenidos (renovación

    e incorporación de materias) como de

    metodologías y medios instrumentales para

    ser aplicados en la docencia.

    Las experiencias de éxito que se vienen

    aplicando en los países de la Unión Europea,

    establecen un marco de referencia comparativa

    que puede ser la mejor garantía de

    acierto en los objetivos a conseguir, cuando

    se inicia la discusión parlamentaria del Proyecto

    de Ley Orgánica de la Formación Profesional.

    En la revisión de experiencias y propuestas

    internacionales que recoge el Informe de

    CEPREDE para cubrir el déficit de formación

    tecnológica que la sociedad española

    presenta, se ofrecen a continuación las más

    destacables por su interés y política de integración:

    ¿ La OCDE en su estudio: «Information

    Technology Outlook 2000» cita varias líneas

    de actuación, entre ellas la mejora

    de la información sobre el mercado de

    trabajo TIC y su difusión para guiar la

    elección de estudios a los futuros profesionales.

    ¿ La Unión Europea en su informe «eEurope

    2002» propone la iniciativa e-Learning,

    basada en el programa especial de

    investigación sobre tecnologías de la sociedad

    de la información, dirigida a

    adaptar el sistema educativo a la nueva

    economía y fomentar la creación de asociaciones

    entre las autoridades públicas

    y la industria.

    El conjunto de iniciativas adoptadas por

    los principales organismos internacionales,

    los gobiernos nacionales, regionales y locales

    se caracterizan por la coincidencia de una serie

    de requisitos:

    ¿ Énfasis en la dimensión local y regional

    y el consiguiente reflejo de las necesidades

    a corto y medio plazo de los mercados

    laborales locales.

    ¿ Cuidadosa selección de candidatos con

    arreglo a su nivel educativo general, las

    habilidades personales y su grado de

    motivación.

    ¿ Implicación activa del sector privado en

    el contenido de programas y colaboración

    efectiva en la colocación.

    ¿ Control de calidad sobre los contenidos

    y los procesos de aplicación de la formación.

    ¿ Certificación de la formación recibida basada

    en la calidad y el reconocimiento

    efectivo de su calidad entre las empresas.

    En concreto la Iniciativa europea de e-Learning

    se incluye dentro de la política de Formación

    Profesional de la que forman parte

    un conjunto de Acciones Específicas, integradas

    en los Programas Sócrates, Leonardo da

    Vinci y Juventud, según se detallan en el siguiente

    cuadro.

    ISABEL DE LA TORRE PRADOS

    55 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 36

    La difusión de las herramientas multimedia

    que requiere el proceso de aprendizaje en

    red se encuentra acompañada de dos propuestas

    complementarias. La primera es la

    de orientación y asesoramiento, que supone

    disponer de una información cualificada y

    actualizada de las tendencias del empleo en

    el medio y en el largo plazo. La segunda se

    refiere a la búsqueda de correspondencias

    entre los distintos medios de acceder a una

    cualificación a través de las certificaciones.

    Dentro de la política europea dirigida a la

    Formación Profesional, otras actuaciones se

    enmarcan en una relación de Acciones Específicas,

    que bajo denominaciones relacionadas

    con el contenido básico que las integran,

    recogen las principales líneas de la política

    formativa basadas en la calidad de los programas

    y de los procesos de aprendizaje, en

    la movilidad de profesores y alumnos, en la

    enseñanzas de las lenguas y finalmente en el

    intercambio de experiencias.

    También la iniciativa privada se ha sumado

    a la recuperación de la imagen social de la

    Formación Profesional con la puesta en marcha

    de un Proyecto de Orientación profesional,

    el Programa Fidias, que pretende descubrir

    el talento de los jóvenes que estudian

    Formación Profesional a través de contratos

    de prácticas en más de treinta empresas, y a

    los que se les ofrece una formación complementaria

    por medio de seminarios presenciales

    y a distancia, especialmente dirigidos a

    identificar y desarrollar habilidades de relación

    interpersonal y de comunicación 11.

    A modo de síntesis, la utilización creciente

    de las tecnologías aplicadas a la información

    y comunicación y su aplicación generalizada

    en todos los ámbitos de la vida

    económica y social, pueden ser una oportunidad

    para otorgar el reconocimiento social

    debido a la Formación Profesional, ya que

    actualmente existe en el mercado de trabajo

    una demanda de especialistas de nivel medio

    insuficientemente satisfecha, y una previsión

    de nuevas demandas en el medio y

    largo plazo.

    INFORMES Y ESTUDIOS

    56 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 36

    FIGURA 6

    11 Para ampliar la informaciÛn puede consultarse la

    p·gina: www.proyectofidias.com.

    La incorporación de los conocimientos y

    habilidades técnicas ya se ha iniciado en el

    actual sistema de enseñanza de Formación

    Profesional de manera transversal y específica

    en las distintas especialidades y titulaciones

    existentes, pero la nueva Ley Orgánica

    de Formación Profesional proyectará una

    imagen más equilibrada entre los niveles de

    educación y las opciones posibles en el mercado

    de trabajo, ya que potenciará la calidad

    requerida en el periodo de preparación y

    afianzará el grado de cualificación vinculado

    al desempeño de la actividad laboral de estos

    profesionales y especialistas.

    La política de empleo y formación permanente

    que se viene aplicando en España contribuye

    al reconocimiento institucional de la

    Formación Profesional, considerando su integración

    en un sistema de certificaciones

    mutuamente dependientes.

    También en el ámbito de la Unión Europea

    se ha puesto en marcha un importante

    número de programas para favorecer el intercambio

    de profesorado y alumnado entre

    los países miembros y compartir el desarrollo

    aplicado de sus experiencias.

    Por último, la iniciativa privada se ha sumado

    al objetivo de calidad de la Formación

    Profesional con propuestas de orientación

    profesional y la incorporación de prácticas en

    las empresas.

    BIBLIOGRAFÍA

    BOURDIEU, Pierre (2000) «El sociólogo y las

    transformaciones recientes de la economía en

    la sociedad» Libro del Rojas Universidad de

    Buenos Aires.

    CAHIERS BEI «European economic growth: the

    impact of new technologies» Vol. 6, nº 1, Luxemburgo.

    CEPREDE (2001) «Penetración regional de la

    Nueva Economía» Consejería de Economía e Innovación

    Tecnológica Comunidad de Madrid.

    COMISIÓN EUROPEA (2001): «L¿emploi en Europe

    » D.G. Empleo y Asuntos Sociales. OPOCE.

    Luxemburgo.

    ISABEL DE LA TORRE PRADOS

    57 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 36

    FIGURA 7

    COMISIÓN EUROPEA (2001): «El apoyo prestado

    por el Fondo Social Europeo a la estrategia europea

    de empleo». OPOCE. Luxemburgo.

    COMISIÓN EUROPEA (2001): «Informe de las actividades

    comunitarias en materia de análisis,

    de investigación y de cooperación en el ámbito

    del empleo». OPOCE. Luxemburgo.

    COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL DE LAS COMUNIDADES

    EUROPEAS (2001): «Dictamen

    sobre la propuesta de Decisión del Parlamento

    Europeo y del Consejo relativa a las medidas comunitarias

    de incentivación del empleo». OPOCE.

    Luxemburgo.

    DE LA DEHESA, G. (2001) «Comprender la globalización

    » Alianza Editorial, Madrid

    DE LA TORRE PRADOS, I. (2000): «Formación y

    orientación para el empleo». Revista del Ministerio

    de Trabajo y Asuntos Sociales. Nº 21 Madrid.

    DE LA TORRE PRADOS, I. (2000): «La dimensión

    social del Capital Humano. Formación ocupacional

    y Formación continua». Revista Papeles de la

    Economía Española, nº 86. F.I.E.S. Madrid.

    DE LA TORRE PRADOS, I. (2001): «Recursos humanos

    y formación en las entidades de crédito»

    en BUENO CAMPOS, E. (dir.) y DE LA TORRE

    PRADOS, I. (ed.) «Evolución y perspectivas

    de la banca española». Civitas, Madrid.

    INSTITUTO NACIONAL DE LAS CUALIFICACIONES

    (2000): «Guía de la Formación Profesional

    en España». Colección Informes. Ministerio

    de Trabajo y Asuntos Sociales.

    INSTITUTO NACIONAL DE LAS CUALIFICACIONES

    (2000): «Nueva programa de Formación

    Profesional 1998.2002. Objetivos y Medidas

    principales» Secretaría General de Empleo.

    Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

    OCDE (2001) «Information Technology Outlook

    2000», París.

    INFORMES Y ESTUDIOS

    58 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 36

    ISABEL DE LA TORRE PRADOS

    59 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 36

    RESUMEN: La progresiva implantación de las tecnologías de información y comunicación en el sistema

    económico incide positivamente en el nivel educativo de la Formación Profesional al favorecer

    su reconocimiento social por las nuevas oportunidades de empleo y de cualificación que ofrece.

    La vinculación de la Formación Profesional al sistema de Formación Permanente vigente en

    España, a través del mutuo reconocimiento de certificaciones de grados educativos y de experiencia

    laboral, así como su participación en las medidas de apoyo y de implantación de calidad

    de la Unión Europea contribuye eficazmente a reforzar su valoración social.