Las nuevas decisiones de política monetaria adoptadas tras la reunión del BCE de 26 de octubre de 2017

Autor:Juan Calvo Vérgez
Cargo del Autor:Profesor Titular (acreditado para Catedrático) de Derecho Financiero y Tributario
Páginas:267-271
 
EXTRACTO GRATUITO
XV. LAS NUEVAS DECISIONES DE POLÍTICA
MONETARIA ADOPTADAS TRAS LA REUNIÓN
DEL BCE DE 26 DE OCTUBRE DE 2017
A mediados del mes de octubre de 2017 el Consejo de Gobierno del BCE
barajó la posibilidad de reducir a partir de 2018 su Programa de compras
de deuda (cifrado como es sabido en 60.000 millones de euros al mes) y,
como contrapartida a lo anterior, prolongar las adquisiciones durante nueve
meses más. Una segunda alternativa a lo anterior igualmente estudiada por
el emisor era mantener los volúmenes de compras en un nivel más elevado
pero durante menos tiempo.
A priori prolongar durante un mayor lapso de tiempo el Programa de
compra de deuda facilitando una fecha de finalización del mismo supondría
enviar un mensaje más comprometido con la retirada de estímulos y precisar
una fecha a partir de la que poder ir pensando en un alza de tipos de interés.
Con carácter adicional una prolongación de las compras de deuda requeriría
abandonar los límites actuales de deuda de cada miembro de la Zona Euro
que adquiere el BCE. Y es que, ante la creciente escasez de bonos alemanes
disponibles para la compra y la consabida restricción de no comprar más de
un tercio de una referencia263, el BCE habría de desviarse de su Programa
263 Recuérdese que, tal y como se ha venido poniendo de manifi esto a lo largo del presente
trabajo, el problema de escasez de deuda disponible para comprar bajo el “paraguas” del QE
está relacionado con las propias normas que establece el BCE para el mismo, que sólo puede
comprar, como máximo, un tercio de la deuda disponible de cada país, dependiendo la cantidad
de bonos adquirida de la aportación que se haga al capital del BCE. La cantidad de bonos que
el BCE puede comprar de cada país ha de guardar una proporción con el peso específi co de
dicho país en la entidad. El BCE no puede además comprar más del 33% de una referencia
(antes era el 25%) para evitar así posibles desequilibrios en los mercados. Y los activos que

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA