Nueva normativa de saneamiento del sistema financiero: el Real Decreto-Ley 2/2012

Autor:Fernando Quicios Dorado
Cargo:Socio del Área de Corporate
Páginas:17-20
RESUMEN

1. Introducción y antecedentes - 2. El Real Decreto-Ley 2012. Finalidad - 3. Medidas de saneamiento de las entidades de crédito - 4. Otras medidas incluidas en el Real Decreto-Ley 2012 - 5. Valoración de la reforma

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 17

1. Introducción y antecedentes

El pasado 4 de febrero se publicó en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto-ley 2/2012, de 3 de febrero, de saneamiento del sector financiero (el "Real Decreto-ley 2012"). El Real Decreto-ley 2012 es un nuevo paso en la reforma y saneamiento del sistema financiero español, tras una serie de normas anteriores encaminadas al mismo objetivo, entre las que destacamos el Real-Decreto ley 9/2009, de 26 de junio, sobre reestructuración bancaria y reforzamiento de los recursos propios de las entidades de crédito ("Real Decreto-ley 2009") y el Real-Decreto ley 2/2011, de 18 de febrero, para el reforzamiento del sistema financiero ("Real Decreto-ley 2011"). A modo de recordatorio, a continuación enumeraremos brevemente las medidas adoptadas por los Reales Decretos-ley de 2009 y 2011, con el fin de analizar posterior-mente qué es lo que añade el Real Decreto-ley 2012 a ese camino de reformas.

  1. El Real Decreto-ley 2009. El Real Decreto-ley 2009 adoptó las primeras medidas para iniciar el saneamiento y la reestructuración del sistema bancario en España. Estas medidas estaban dirigidas a incrementar la fortaleza y solvencia del sistema. Entre las mismas se incluía (i) la creación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria ("FROB"), (ii) el procedimiento a seguir en el caso de reestructuración de entidades de crédito, con asistencia del FROB o sin ella, así como las medidas de apoyo a la integración de entidades de crédito1; y (iii) las primeras medidas dirigidas a simplificar y clarificar el gobierno corporativo de las entidades de crédito que necesitasen de apoyo2. La duración y profundidad de la crisis pusieron de manifiesto la insuficiencia de estas medidas, lo que obligó a adoptar actuaciones adicionales.

  2. El Real Decreto-ley 2011. De nuevo, el Real Decreto-ley pretendió el reforzamiento de la solvencia de las entidades de crédito, lo que pretendidamente daría lugar a la afluencia de crédito al mercado. Con este fin, (i) se introdujeron con carácter anticipado ciertos estándares de capital definidos por Basilea III3, incluyendo el establecimiento de un "capital principal" mínimo con relación a los activos ponderados por riesgo, así como un plazo para el cumplimiento de este requisito de "capital principal"; (ii) se modificaron de nuevo las normas de gobierno societario de las entidades que acudiesen al FROB; y (iii) se cambió el régimen jurídico del FROB, con el fin de permitir la entrada de éste en el capital social de las entidades que así lo solicitasen por no haber sido capaces de financiarse en los mercados de capitales. De nuevo, el Real Decreto-ley 2011 se mostró insuficiente para responder a los fines para los que fue creado: sanear el sistema financiero, y permitir la afluencia de crédito al sistema económico en su totalidad.

2. El Real Decreto-Ley 2012 Finalidad

Tal y como se ha puesto de manifiesto anterior-mente, los sucesivos esfuerzos legislativos emprendidos desde 2008 en adelante se han mostrado insuficientes para hacer frente al deterioro del sistema financiero.

Page 18

Este deterioro ha impedido que el crédito fluyese a niveles razonables al sistema económico en su totalidad. Es por ello que el Real Decreto-ley 2012 pretende llegar a la raíz del problema, incidiendo en la valoración de los activos inmobiliarios en los balances de las entidades de crédito, algo que hasta ahora no se había hecho.

El Real Decreto-ley 2012 establece, además, que el coste de las medidas de saneamiento deberá ser asumido en su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA