La Notaria, Ayer La Notaria, Ahir

Autor:Emilio González Bou
Páginas:503-514
 
EXTRACTO GRATUITO

Años 1921

En el número 5 de 1 de marzo de 1921 nuestra revista publicó un artículo titulado "Otro discurso del señor Azpeitia" en el que se recogía la transcripción íntegra de "su reciente protesta en el senado, viril, digna y elocuente, contra los atropellos de que los Notarios han sido víctima en las últimas elecciones", así como la intervención de otro senador y la contestación del Ministro de Gracia y Justicia. El tema, como recordarán los lectores de esta sección, ya fue tratado en su día pero merece la pena retomarlo tanto por el autor del discurso como por el relato pormenorizado que hace de dichos atropellos, que nos lleva a reflexionar sobre la prestación de nuestra función fuera del despacho en situaciones en las que las personas actúan regidas por la visceralidad e incluso la violencia.

No era la primera vez que La Notaria reproducía en sus páginas intervenciones del Sr. Mateo Azpeitia, notario e hijo de notario, nacido en Caspe en 1878, varias veces consecutivas decano del Colegio Notarial de Madrid y destacado político ya que durante el reinado de Alfonso XIII fue diputado en tres ocasiones y senador en otras dos por la provincia de Soria, además de subsecretario del Ministerio de Gracia y Justicia, y durante la segunda República fue diputado por la provincia de Zaragoza en los años 1933-1936.

En su dilatada carrera política se caracterizó por su especialización en temas agrarios y por la permanente defensa del notariado, que justifica los halagos que nuestra revista siempre le tributó cuando publicaba uno de sus discursos.

Por lo que se refiere al contenido de la intervención del Sr. Azpeitia, destaca la enumeración con nombres y lugares concretos de las dificultades, vejaciones, desconsideraciones y actitudes violentas con que se encontraban los notarios al ejercer su función en procesos electorales, que llegaban hasta su detención ilegal y encarcelamiento. Pero no menos interesantes eran sus propuestas: eliminación del notariado en las cuestiones electorales o, si ello no fuera posible, dotar al notario de todas las garantías...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA