Nota del Editor: Eutanasia y Bioética

Autor:Luis Miguel Pastor
Cargo:Departamento de Biología Celular e Histología
Páginas:11-17
 
EXTRACTO GRATUITO
11
NOTA DEL EDITOR: EUTANASIA Y BIOÉTICA
EDITOR’S NOTE: EUTHANASIA AND BIOETHICS
LUIS MIGUEL PASTOR
Departamento de Biología Celular e Histología.
Facultad de Medicina, IMIB-Arrixaca,
Regional Campus of International Excellence
Campus Mare Nostrum,
Universidad de Murcia, Murcia, Spain.
bioetica@um.es
Cuadernos de Bioética. 2019; 30(98): 11-17
DOI: 10.30444/CB.16
Copyright Cuadernos de Bioética
Este trabajo se publica bajo una licencia de
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional
El comienzo de 2019 nos depara en España diver-
sas iniciativas parlamentarias que pretenden modificar
el ordenamiento legal existente respecto al proceso de
la muerte. La Asociación Española de Bioética y Ética
Médica (AEBI) presentó después de sus jornadas anuales
dedicadas al tema Morir con Dignidad un comunicado
a la opinión pública sobre la eutanasia: http://aebioe-
tica.org/archivos/Conclusiones_y_comunicado_final.pdf.
Este comunicado y los artículos que constituyen el tema
de estudio de este número pretenden introducir una
reflexión seria sobre lo que puede significar para una
sociedad la legalización de la eutanasia. Responden a la
vocación de nuestra asociación y de la revista Cuader-
nos de Bioética, de intervenir en los problemas bioéticos
actuales, aportando ideas que enriquezcan el dialogo
social y favoreciendo soluciones acordes con la dignidad
del hombre.
Como se ha indicado anteriormente en este número
de la revista abordamos, en el tema de estudio, una
cuestión que lleva años siendo discutida en el ámbito
bioético: la muerte humana. Evidentemente a la bioé-
tica no le interesa de forma directa el proceso biológi-
co o psicológico, sino la perspectiva ética frente a ella.
Como en otros muchos temas bioéticos hay tres actores
importantes que se relacionan con el proceso del morir
humano y que se ven llamados a participar en él: la
persona que lo sufre, los profesionales sanitarios que la
atienden, y la propia sociedad, en cuanto la muerte de
un ser humano no es un hecho solo individual sino que
afecta al conjunto social.
Está claro que cuando hablamos de la participación
de estos actores no sólo nos referimos a que ellos ac-
túan tomando decisiones sanitarias, sea de forma pasiva
o activa, sino que también son de carácter ético. Esto
determina diferentes perspectivas a la hora de enjuiciar
éticamente las acciones a realizar tanto por el pacien-
te, como por los miembros del equipo sanitario, como
por los responsables de la comunidad. En concreto, por
ejemplo: la adecuación de medidas terapéuticas o pali-
ativas que incluyen tanto su instauración como su reti-
rada o el modo de afrontar posibles peticiones para
acelerar o finalizar de modo directo con la vida. Esta
última cuestión, es lo que clásicamente denominamos
eutanasia: una acción humana, activa o pasiva, en la que
se elige la muerte y que está motivada por el deseo de
finalizar un sufrimiento que se considera insoportable.
Ante esta acción los tres actores antedichos pueden ser
la causa inicial para proponer y realizar dicha eutanasia,
o cooperadores de ella en mayor o menor medida, o
tolerarla dentro de unos límites. Esto hace que podamos
distinguir varios posibles escenarios. Así, la propuesta
eutanásica puede surgir del profesional sanitario, de la

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA