La nobleza en España: Reflexiones en torno al nacimiento de un estamento privilegiado

Autor:José Manuel Calderón Ortega
Cargo del Autor:Universidad de Alcalá de Henares
Páginas:35-52
RESUMEN

1. La aristocracia primitiva. 2. La nobleza medieval. 2.1. Riqueza. 2.2. La diferenciación jurídica. 2.3. El nacimiento. El linaje. 2.4. La jerarquización de la Nobleza. 3. La caballería. 3.1. El Punto de Llegada. La caballería en Partidas.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 35

1. La aristocracia primitiva

La invasión musulmana significó desde el punto de vista político el fin de la monarquía visigoda y la implantación de un nuevo poder durante ocho siglos en la Península Ibérica, que además profesaba una religión enemiga del Cristianismo. Por ello, cuando se hizo evidente la existencia de varios núcleos de resistencia cristiana en torno a las cordilleras cantábrica y pirenaica, distintas personas decidieron emigrar a esas tierras, aunque el grado de lejanía debió de significar un obstáculo muchas veces insalvable. Al mismo tiempo, las facilidades concedidas por los nuevos señores a los hispano-visigodos para preservar sus antiguas formas de vida o convertirse a la nueva religión, son razones que sirven para considerar que el número de emigrados debió ser pequeño y probablemente entre ellos debieron estar muchos de los nobles visigodos más comprometidos con la extinta monarquía representada por Rodrigo, en tanto que los colaboracionistas de los musulmanes esperaron para conocer las posibilidades que pudiera ofrecerles el nuevo régimen .

Los exiliados, acompañados de familiares y dependientes, a los que paulatinamente irían sumándose nuevos contingentes de población cristiana al confirmarse la presencia musulmana como un fenómeno de larga duración, parece que fueron bien recibidos por las poblaciones autóctonas de los territorios donde se refugiaron1. Page 36

Los historiadores se muestran de acuerdo en reconocer la importancia política y cultural que este grupo representó en los intentos de enlazar la tradición gótica el neogoticismo con la teoría política del reino astur bajo un contorno distinto, donde al amparo de sus lazos de sangre con el linaje regio, trataron de dirigir ciertos procesos de orden político y socio-económico como la repoblación del país 2.

Sin embargo, no conviene exagerar el papel de estos grupos durante los primeros tiempos de existencia de los nuevos núcleos cristianos de resistencia que habían ido surgiendo durante el siglo VIII, ya que como señalaba el profesor Moxó carecían de dos de las principales características que sirven para definir a los grupos aristocráticos; la ausencia de grandes fortunas patrimoniales y el predominio durante los primeros tiempos de los antiguos pobladores de estos territorios, entre los que existía una evidente mayoría de hombres libres y un recelo generalizado hacia las diferencias de clases3, Page 37 que contrastaba con la sofisticada jerarquización social de la última época visigoda4.

Independientemente de la importancia de esta antigua aristocracia durante los dos primeros siglos de existencia de las distintas estructuras políticas cristianas, no cabe duda de que ya desde el siglo X aparece perfectamente documentada la presencia de grupos dirigentes de la sociedad5 , cuya aparición y desarrollo, el profesor Moxó caracterizó de forma magistral, merced a circunstancias como la Repoblación, que propició la formación de grandes dominios en territorios tan extensos y poco poblados como el reino de León6, afirmando que los primeros magnates que con el título de condes aparecen en las fuentes documentales en los sectores occidental y central del reino eran personajes ligados a la actividad repobladora7. Page 38

También los miembros de estos grupos aristocráticos participaron en el gobierno del reino8 y desarrollaron funciones administrativas9 o la gestión de una comarca, mandato o comissum, en las que paulatinamente fueron fundiéndose el oficio y el título condales10.

Esta actividad también aparece perfectamente documentada en los territorios navarros11 y catalanes, en los que las correspondientes recompensas debieron servir para recuperar Page 39 las pérdidas patrimoniales derivadas de particiones sucesorias y de donaciones piadosas12.

La articulación vasallática fue otra circunstancia que facilitó la diferenciación social entre las personas de condición jurídica libre, que paulatinamente fueron vinculándose mediante lazos de encomendación a otras más poderosas, lo que contribuyó a realzar los linajes aristocráticos13.

Desde mediados del siglo X estas clientelas aumentaron considerablemente, constituyendo un fenómeno que revistió carácter general en las diferentes regiones de la España cristiana. La relación, con su contenido específico comportaba derechos y obligaciones por ambas partes, fundamentalmente lealtad y servicio del vasallo frente a retribución territorial del señor.14 Page 40

Finalmente, el valor guerrero justificaba la posición destacada de la Nobleza en la sociedad, ya que que los hechos de armas valerosos elevaban el prestigio del héroe y de su linaje15.

2. La nobleza medieval

La Nobleza presenta en toda Europa y también en España una serie de características fundamentales, que sirven para diferenciarla del resto de la sociedad. Ya en su día el profesor Moxó mencionó entre ellas la riqueza y el nacimiento o herencia de la sangre, al mismo tiempo que un peculiar estatuto legal con privilegios militares, procesales y tributarios. Estas señas de identidad apenas han sido cuestionadas por los historiadores posteriores, que han tratado de desarrollar determinados aspectos que el ilustre historiador dejó esbozados; así el desarrollo de su estatuto jurídico, el estudio pormenorizado de sus estructuras familiares y de linaje o la consideración de la mentalidad nobiliaria, expresada en el ideal de Caballería, aspectos todos ellos que sirven para diferenciarla de una mera aristocracia militar o territorial.

2.1. Riqueza

La riqueza constituye un factor decisivo en la formación de la nobleza, ya que la posesión de un patrimonio importante es lo que había permitido a ciertos linajes destacarse de la población libre, gracias a su protagonismo en el proceso de repoblación de las tierras del valle del Duero, que posibilitaron la formación de señoríos con su correspondiente Page 41 proyección política y la atribución de facultades de gobierno sobre sus habitantes16.

Posteriormente, hubo nuevas oportunidades que posibilitaron el acrecentamiento de los patrimonios familiares y, también, que nuevos individuos pudieran escalar posiciones de privilegio, entre las que pueden mencionarse la intensa actividad guerrera acompañada de triunfos militares17, con las correspondientes recompensas regias a la colaboración de la nobleza en la Reconquista18. A estas formas de adquisición de riqueza por vía guerrera, vinieron a sumarse circunstancias socio-económicas como la señorialización de las estructuras rurales, que permitieron la intromisión nobiliaria en sus lugares solariegos y en pueblos y comunidades de behetría19, o político-administrativas como una mayor actividad Page 42 cortesana y el desarrollo creciente del gobierno de la monarquía en sus diferentes niveles, central, territorial y local, cuyos cargos se hallaban normalmente sólo al alcance de las principales familias20.

No cabe duda de que la Nobleza durante la Edad Media fue ampliamente recompensada por su eficaz labor durante las luchas de la Reconquista, en virtud de una corriente ideológica que se manifiesta en Partidas, según la cual los nobles y caballeros además de honra habrían de tener poderío, para cumplir eficazmente la función que tenían atribuida21.

2.2. La diferenciación jurídica

En la terminología propia de la época altomedieval, aparte de ciertos conceptos generalizadores como la designación de maiores frente a minores, el proceso de caracterización jurídica fue lento, ya que no se aprecian diferencias entre los hombres libres a lo largo del siglo X y hubo que esperar a la aparición de ciertos textos legales como el fuero de Castrojeriz22. Este famoso documento fue el modelo para la concesión de otros a localidades importantes como Sepúlveda o Cuenca y pone de manifiesto que en la Castilla condal los villanos propietarios de un caballo -los caballeros villanos- podían alcanzar la condición jurídica y social de infanzón. La igualdad jurídica se consagra en la libertad de elección y servicio del señor que escogieran, también en una serie de apartados que afectan a la tierra o los impuestos, el régimen privilegiado en materia procesal y penal, concretado en doce cojuradores para salvarse de la demanda o imposición de una caloña de quinientos sueldos; de la exención del pago de mañería y nuncio ó de la exoneración del servicio militar de fonsado cuando no hubiera recibido tierras ni préstamos del rey. El Page 43 texto fue adicionado con una serie de famosas fazañas que probaban que los privilegios obtenidos por los hombres de Castrojeriz fueron observados a través de diversos reinados23.

El vocablo infanzón se considera como el término utilizado para caracterizar al miembro de la pequeña nobleza, situada en un escalón social y económico intermedio entre el núcleo selecto de los magnates poderosos y el resto de los hombres libres24 y tal vez su aparición, favorecida por los condes castellanos de los siglos X y XI, debió coincidir con el momento en que la aristocracia primitiva logró el reconocimiento de un cierto status que le otorgaba una consideración especial dentro de la población de la España cristiana25.

Al mismo tiempo, el clima militar en que vivía la sociedad comenzaría a demandar algunos derechos especiales para un grupo social tan importante como el de los guerreros profesionales, entre los que destaca el término miles o guerrero a caballo, que parecen destacarse del resto de la población y así se encuentran en un documento de 972, donde se habla diferenciándolos de militum et rusticorum26. Page 44

Uno de los fenómenos más importantes de la segunda mitad del siglo XI fue la masiva ascensión del conjunto de los especialistas del combate a caballo a la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA