No abonar incentivos derivados de la actividad laboral a las trabajadoras reincorporadas tras una baja de maternidad constituye una conducta empresarial discriminatoria

Autor:Laura Pérez Benito
Cargo:Abogada
Páginas:6-6
 
EXTRACTO GRATUITO
6
Novedades Jurisprudenciales Laboral
Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de 10 de enero de 2017 (Recurso núm. 283/2015)
Gran relevancia se le ha otorgado a esta reciente sentencia del Tribunal Supremo, que viene a calificar de ilegal aquella
práctica empresarial consistente en computar como ausencias la baja de maternidad y la baja por riesgo de embarazo
a los efectos de cómputo de días productivos para tener derecho a determinados incentivos.
En el caso enjuiciado, los incentivos abonados por la empresa se calculan en función de la actividad laboral realizada
en el mes anterior a su abono en unos casos, mientras que en otros se calculan en función del éxito de las operaciones
realizadas y se abonan dos o tres meses más tarde.
Dicha forma de cálculo implica que los trabajadores que se ausenten de la empresa, cualquiera que sea el motivo de
dicha ausencia, durante un tiempo superior a un mes, no reciban cantidad alguna en concepto de incentivos derivados
de la actividad laboral en el mes de su reincorporación.
Lo anterior lleva a la representación sindical a interponer una demanda de conflicto colectivo para que, entre otros
extremos, se declare contraria a derecho la práctica empresarial consistente en computar como ausencias la baja de
maternidad y la baja por riesgo de embarazo a los efectos del cálculo de incentivos.
Pretende así el sindicato demandante que las trabajadoras que se reincorporan tras su permiso de maternidad reciban
incentivos en el primer mes, para lo que propone acudir a calcular para ese mes la media ponderada de los incentivos
generados durante el año.
La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía desestima la demanda. Sin embargo, nuestro Alto
Tribunal, casa y anula dicha sentencia en la fase de recurso, dándole la razón al sindicato demandante.
Considera palmario que las situaciones de baja de maternidad y la baja por riesgo de embarazo afectan de modo
exclusivo a mujeres, siendo por tanto susceptibles de discriminación. Entiende además acreditado que dicho
colectivo ve alterada su retribución puesto que no recibe incentivos en el mes de su reincorporación y por ello califica
dicha conducta empresarial de discriminación directa y contraria al derecho al mantenimiento y preservación de las
condiciones de trabajo que penaliza y limita la plenitud del ejercicio del derecho a la protección por maternidad.
Laura Pérez Benito • Abogada
NO ABONAR INCENTIVOS DERIVADOS DE LA ACTIVIDAD LABORAL A LAS TRABAJADORAS REINCORPORADAS
TRAS UNA BAJA DE MATERNIDAD CONSTITUYE UNA CONDUCTA EMPRESARIAL DISCRIMINATORIA

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA