Respuesta multidisciplinar de la unión europea ante el desafío del cambio climático

Autor:Gonzalo Molina Igartua
Páginas:138-153
Cargo:Profesor del Departamento MYMT de la UPV/EHU.
RESUMEN

Las estadísticas relativas al consumo mundial de energía primaria y a las emisiones de Gases de Efecto Invernadero asociadas, responsables del cambio climático son preocupantes, por lo que de no tomar medidas para frenar el calentamiento global, se originarían impactos perniciosos para el planeta, reversibles y/o irreversibles, no todos de igual gravedad, pero que repercutir&... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 138

Informaciones sobre el cambio climático, que están en la base de las nuevas iniciativas de la Unión Europea (UE)

Las estadísticas relativas al consumo mundial de energía primaria, según las diversas fuentes de ésta, y a las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) asociadas, responsables del cambio climático, pusieron de manifiesto grandes desviaciones entre la evolución prevista y los datos reales, tanto en cuantía como en reparto por zonas geográfico-políticas. Se consideran GEI a varios gases, entre ellos el CO2 (dióxido de carbono) y CH4 (metano), y su cantidad se expresa en toneladas equivalentes de CO2 (tCO2e), unidad que tiene en cuenta el efecto de cada uno de ellos sobre dicho efecto y, consecuentemente, sobre el calentamiento global.

A la vista de dichos datos, y en el caso de no tomar medidas para frenar el calentamiento global, se originarían impactos perniciosos para el planeta, reversibles y/o irreversibles, no todos de igual gravedad, pero que repercutirían negativamente en la economía mundial y, a la postre, en la humanidad.

Suponiendo que la temperatura media de la atmósfera aumentase en 1, 2, 3, 4 hasta 5ºC, los impactos, desglosados por campos de afección y a grandes rasgos, serían, según el informe Stern:

• Cultivos: disminución de cosechas en muchas regiones, especialmente en las subdesarrolladas. Posible aumento en zonas de montaña, si elPage 139incremento de temperatura no sobrepasase los 3ºC. Si llegase a 5ºC, disminución en las regiones desarrolladas.

• Agua: con un incremento de 1 a 2ºC, desaparecerían pequeños glaciares y el suministro de agua resultaría amenazado en varias áreas. De 2 a 4ºC, notable pérdida de reservas acuíferas en numerosos territorios, entre ellos, la cuenca mediterránea y África del Sur. Al llegar a los 5ºC, la elevación del nivel marino sería tal que el Océano Pacífico cubriría muchos de sus atolones e incluso ciertas islas, y se anegaría gran parte de las costas en todos los continentes.

• Ecosistemas: hasta 2ºC, algunos daños a los arrecifes de coral. De 2 a 5ºC, crecería el número de especies en peligro de extinción.

• Meteorología: a medida que la temperatura se incrementase de 1 a 5ºC, aumentaría la alternancia súbita e intensidad de tormentas y olas de calor, con el resultado de inundaciones frecuentes, sequías, incendios forestales...

• Riesgo de cambios irreversibles graves: a partir de un incremento entre 2 y 5ºC, el clima global sufriría alteraciones irreversibles graves a gran escala.

Por todo ello, y tomando en cuenta los condicionantes de orden económico, la Unión Europea (2006) asume que es imperioso limitar el incremento de temperatura media a 2ºC, cifra ésta orientativa, a modo de referencia. Bien, pero ¿cómo conseguir esa limitación?

Posición de la UE

Según el criterio de la UE, el cambio climático es el mayor reto al que se enfrenta actualmente la humanidad, y probablemente lo seguirá siendo a lo largo de lo que resta de siglo XXI. Se trata de una amenaza real, muy grave, que afecta al mundo entero, en especial a los países menos desarrollados, por lo que se requiere una respuesta mundial, urgente y multidisciplinar.

Una actitud pasiva ante el problema, la ausencia de medidas correctoras, tendría como resultado un coste de entre el 5 y el 20% del PIB global anual. Por otro lado, los costes necesarios para reducir las emisiones de GEI serían muy inferiores a los que se derivarían de la inactividad, y aunque ya se han producido algunos daños irreversibles, todavía hay tiempo de evitar los de mayor trascendencia, a condición de que se actúe de inmediato. Las acciones que a tal fin se emprendan en los próximos diez o veinte años, y las correspondientes inversiones financieras que se hagan, atenuarán notablemente las alteraciones del clima a partir de mediados del siglo actual y durante los venideros.

Page 140

El presidente de la Comisión Europea, Sr. Durao Barroso, afirmó en 2008 que el coste de la acción para limitar el cambio climático será de 3€ por semana y habitante en la UE, desde ahora hasta el año 2020 (total superior a 1MM€), mientras que la inacción resultaría quince veces más gravosa, o sea, 45€ semanales por habitante. Ante tal disyuntiva es claro el camino a seguir, dado que, sin obviar la magnitud del desafío, hay que resaltar las oportunidades que traerá consigo en el campo de la investigación, empresas, empleo, etc., además de los beneficios para la salud de la población y la consiguiente rebaja en gastos para asistencia social, y otros. Así pues, cabe preguntarse: ¿estamos en los albores de la 3ª Revolución Industrial, basada en la protección medioambiental?

Actitudes de la UE y otros frente al cambio climáticoEvolución desde la reunión de Kioto (1997) a la de Bali (2007)

El Consejo Europeo, formado por los Presidentes y Primeros Ministros de los países miembros, aprobó en marzo de 2007 el compromiso unilateral (independientemente de lo que hagan el resto de países) de la UE para reducir en su territorio las emisiones de GEI. La reducción, en el año 2020, debe ser del 20% con referencia a las cantidades emitidas en 1990. Esta posición de “liderazgo ético” ratificó a la UE en la vanguardia del movimiento contra el cambio climático. En la reunión de Bali (diciembre de 2007), China y EEUU se adhirieron, sin llegar a firmarlo, con algunos matices, al Protocolo de Kioto. Más concretamente, manifestaron estar dispuestos a asumir el compromiso “Kioto post-2012”; es decir, de 2012 en adelante. Tras la reunión, en declaraciones posteriores, China hizo pública la decisión de rebajar sus emisiones, pero indicó que los “países ricos” habrán de cumplir sus compromisos anteriores. Además añadió que, sobre las bases del Protocolo de Kioto, todos los países deben ayudar al desarrollo de los “países pobres”.

Para que se diese tal cambio de actitud en dos potencias de tamaño relieve, la UE, en coherencia con su ya logrado liderazgo ético, hubo de presionar con firmeza, posicionándose a favor del multilateralismo, y no del bilateralismo (exclusivamente los países desarrollados) defendido por EEUU.

Hacia la estructuración de una política energética en la UEEl “Paquete Energía”, Comunicación presentada por la Comisión Europea

A instancias del Consejo Europeo (otoño de 2005), la Comisión Europea presentó una Comunicación (enero de 2007), ante el Consejo y el ParlamentoPage 141denominada “Paquete Energía”. Al objeto de limitar el calentamiento global medio a 2ºC, la actividad de la UE en los temas relativos a la energía, según el “Paquete” se habrá de apoyar en tres pilares:

Pilar 1: Proceso de Kioto

Para lograr que el avance conduzca a una situación sostenible, es decir, para establecer un modelo económico de desarrollo en el que los procesos emitan a la atmósfera la menor cantidad posible de GEI (abreviadamente: “economía baja en carbono”), se propone:

• Impulsar el empleo de energías renovables (solar, biomasa, eólica, geotérmica…) en todas sus aplicaciones.

• Estimular la producción de biocombustibles.

• Aumentar la aportación y facilitar el aumento de las energías renovables para generación eléctrica (producir “electricidad renovable”).

• Aplicar el “Plan de Acción sobre Eficiencia Energética” (19 de octubre de 2006).

– Desarrollar tecnologías limpias para el aprovechamiento de los combustibles fósiles (carbón, petróleo, gas natural).

– Un “Programa Nuclear Ilustrativo”.

Pilar 2: Proceso de Lisboa

Busca un mejor funcionamiento del mercado interior, como base necesaria para el liderazgo económico de la UE, y toca los siguientes puntos:

• Mejora del grado de competitividad en el sector de la energía.

• Información permanente sobre el funcionamiento.

• Plan de interconexión prioritario. Se trata de que cada país miembro de la UE tenga acceso a las redes tras-europeas de transporte de energía.

Pilar 3: Proceso de Moscú

Aborda el tema de las relaciones exteriores con un objetivo doble: asegurar el suministro de recursos energéticos importados, y evitar los problemas causados por su importación, para todo lo cual se cuenta:

• Con...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS