MOYA, Eugenio Kant y las ciencias de la vida Madrid, Biblioteca Nueva, 2008

Autor:Pedro Ribas
Páginas:201-202
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 201

Los estudios sobre Kant han sido normalmente escasos en España y han estado orientados más bien hacia problemas tradicionales de la meta-física: el conocimiento y sus límites humanos, las cuestiones ligadas a la fe religiosa y la moral.

Este último aspecto, la moral, ha sido una perspectiva muy destacada desde los años setenta del siglo XX. El libro de Eugenio Moya se mueve en una perspectiva distinta, ya que se refiere a la relación de la filosofía kantiana con la ciencia, especialmente la biología, la psiquiatría y en general, las ciencias que tienen que ver con organismos vivos. La obra constituye una prueba de que los estudios sobre Kant están alcanzando un nivel de notable altura. Es especial-mente interesante que Kant no sea aquí contemplado ni como un defensor de la metafísica ni como defenestrador de ella, sino como un autor que intentaba abrir en su tiempo nuevas perspectivas y lo hacía dialogando con los científicos de entonces, ofreciendo vías teóricas que suscitaban y siguen suscitando modelos de interpretación hasta nuestros días.

Siguiendo este diálogo, el lector ve cómo surge la discrepancia de Kant con filósofos tan interesados como él mismo en la ciencia, como son Descartes, Leibniz o Hume, pero, sobre todo, ve la relación de Kant con las ciencias de la vida. Aunque Moya advierte desde el principio que no adopta «ni la perspectiva del historiador de la filosofía ni la del historiador de la ciencia» (p. 13), el lector sacará la conclusión, al terminar el libro, de que lo más valioso está en lo que tiene de historia de la ciencia proyectada sobre la obra de Kant. Gracias a tal proyección, aparece éste insertado en los planteamientos de su época acerca de las ciencias biológicas. La epigénesis «o capacidad de los seres naturales de ganar estructura con el tiempo en su interacción con el entorno» (p. 215) es una de las doctrinas presentes en la obra del autor de la Crítica de la razón pura. La epigénesis, junta-mente con los crecientes brotes de evolucionismo y consiguiente transformación de la psicología racional en estudio de la relación del hombre como todo orgánico y el hombre como ser de cultura o ser espiritual, es una de las teorías que, contando simplemente con medios de la propia naturaleza, insertan a Kant en las visiones abiertas por las ciencias de su tiempo. Ésta es la perspectiva de Moya, la búsqueda de elementos que permitan enlazar la filosofía trascendental de Kant con el estudio de la naturaleza...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA