Los modulos como fuente de economía oculta

Autor:Ramón Soler Belda
Páginas:309-310
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 309

Ver nota 631

Desde que aparece la primera Ley de IRPF se generó un sistema de estimación objetiva, que buscaba la fórmula para incluir al máximo de personas en el cauce de la declaración, para ello se ha buscado un sistema que facili-tara la declaración y sea económico. Desde el primer año de la declaración ya se sabía que el sistema era un fracaso en cuanto a los planteamientos de justicia fiscal632. Pero la bondad se ha hecho patente para quienes se han mantenido en módulos, pudiendo optar. En la actualidad las cosas no han cambiado demasiado, las actividades en módulos, al no necesitar demostrar los gastos en los que incurren, se han convertido en una fuente de generación de economía sumergida importante conocida por todos. Más aun, al tener un tipo fijo de tributación con independencia de la facturación real, supone que en muchos casos sea creadores de facturas falsas, que sí suponen un documento de desgravación para quienes la reciben, se ha creado un semi-llero de gasto deducible que no lleva aparejado ingreso.

Se ha comentado la posibilidad de eliminar la estimación objetiva633.

A partir de la Recomendación de la Comisión Europea de 1994 relativa al

Page 310

régimen fiscal de las pequeñas y medianas empresas (94/390/CE) se criticaba este método porque no dotaba a la empresa de unos instrumentos de gestión que pudieran ser necesarios para el desarrollo del negocio. Además el sistema actual no cumple con el principio de neutralidad, tan aireado como para hacer una reforma de todo el IRPF para su aplicación en rentas del ahorro. El resultado de aplicar este régimen produce un efecto distorsionador de determinar una tributación efectiva distinta a la que resultaría de aplicar el método EDS. En muchos países CE se han eliminado estos sistemas y en otros tan solo se ha dejado para pequeñas empresas agrícolas. El planteamiento que hace la profesora PAREDES GÓMEZ634, que ha estudiado el efecto de este método y comparado con los otros métodos en IRPF y en IS, es avanzar paulatinamente hacia su desaparición, mantenerlo solo para empresas que vendan a consumidores finales y para el sector agrícola. Este planteamiento, cada vez más aceptado, ha perdido su oportunidad en la reforma de 2014, que los ha dejado subsistente aunque con reducciones para su acogimiento635si bien ha eliminado aquellos casos en los que la facturación era a otros empresarios y donde el fraude era más evidente. En definitiva, hay que buscar la forma de gravar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA