Metodología evaluativa para la selección de Proyectos de Cooperación al Desarrollo. El caso de la Comunidad Foral de Navarra

Autor:Andrés J. Carbonero Martínez - José Mª Mauleón Echevarría
Cargo:Psicólogo social, jefe de la Sección de Cooperación al Desarrollo, Departamento de Bienestar Social, Deporte y Juventud del Gobierno de Navarra - Sociólogo, becado por el Departamento de Bienestar Social, Deporte y Juventud del Gobierno de Navarra
Páginas:137-164
RESUMEN

Introducción - Aspectos metodológicos de la intervención de la administración pública en el ciclo de un proyecto - Principios normativos de la actividad evaluativa - Criterios para la valoración previa de proyectos - Análisis comparativo de los sistemas de valoración previa de proyectos de cooperación (Gobierno de Navarra y Agencia Española de Cooperación Internacinal) - Bibliografía (...)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 137

I Introducción

La Cooperación al Desarrollo, se realice de la manera que se realice, es una actividad que implica una relación recíproca y equitativa entre donantes y receptores. Los países del denominado Tercer Mundo tienen la responsabilidad de su propio desarrollo y la ayuda no puede ser más que un elemento subsidiario y complementario de sus propios esfuerzos. Los resultados de los proyectos dependen de las acciones que realicen tanto los donantes como los países de acogida. Unos y otros tienen interés en que los fondos públicos sean empleados de la mejor manera y deben vigilar por su correcta utilización. Por tanto ambas partes deben interesarse por la evaluación, considerada ésta como un ejercicio que permita, no solamente racionalizar el empleo de los recursos destinados al desarrollo a la luz de la propia experiencia en su aplicación, sino también justificar las actividades ante las autoridades políticas y la opinión pública (CAD-OCDE, Principios del CAD para una Ayuda Eficaz, OCDE-Mundi Prensa, Madrid, 1995, principio nº 453).

España, como miembro de la OCDE, pertenece a su Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD), estando obligada a seguir las orientaciones que a tal efecto emanan de él. En este sentido, la planificación de la Cooperación Española Page 138 sigue las directrices del CAD sobre la eficacia de los programas de ayuda al desarrollo.

En el caso de la Comunidad Foral de Navarra se vienen realizando actividades de cooperación desde hace varios años.

En la década de los setenta se habían realizado algunas “donaciones” oficiales con la finalidad de colaborar en el sostenimiento financiero de proyectos de cooperación; a mitades de los años ochenta se inicia la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) de Navarra (en 1989 figura la primera línea presupuestaria destinada a financiar un proyecto promovido por Medicus Mundi Navarra en Ruanda, al año siguiente se incrementan los fondos así como las líneas presupuestarias) En esta época se efectúa la cooperación de un modo descoordinado desde tres Departamentos del Gobierno de Navarra (Presidencia, Salud y Bienestar Social).

A finales de 1991 se inicia una nueva fase, la de creación y organización del programa en sentido estricto, se unifican las competencias en el Departamento de Bienestar Social, se dota de una unidad administrativa específica y, a principios de 1992, se regula la financiación de los proyectos de cooperación al desarrollo mediante un Decreto Foral (D.F. 95/1992, de 9 de marzo), diseñándose las líneas básicas que caracterizan el programa en su concepción actual. Las notas esenciales de nuestro programa de Cooperación al Desarrollo pueden resumirse en los siguientes puntos.

  1. El modelo de cooperación asumido es de acción indirecta, es decir, el Gobierno de Navarra se reserva la competencia de selección y control de los proyectos de cooperación a financiar, pero los actores de los mismos son las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo (ONGD) asentadas en Navarra y sus socios o contrapartes locales. Estos actores se han visto ampliados en 1998 con la incluisión de las empresas públicas navarras. Este modelo de actuación responde al principio de “subsidiariedad”, de tal manera que aquello que la propia comunidad pueda realizar no debe ser suplantado por la administración pública.

  2. Una segunda característica es su naturaleza bilateral, es decir, no se participa en programas multilaterales, y ello como consecuencia de la característica anterior.

  3. En tercer lugar, el programa se dirige a la potenciación de lo que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (P.N.U.D.) define como “Desarrollo Humano”; en concreto, el 100% de la ayuda del Gobierno de Navarra se dirige a sectores prioritarios de desarrollo social tales como la Page 139 atención médica primaria, la educación básica, la planificación familiar y el suministro de agua a zonas rurales, por citar los principales sectores de cooperación.

    En 1996 se planificó el período 1997-1999, periodo que significa la “mayoría de edad” de la AOD en nuestra Comunidad Foral. Esta planificación se ha realizado partiendo de las características señaladas, y tomando en consideración tanto el principio constitucional de unidad en la acción exterior española como el marco comunitario diseñado en Maastricht. Las líneas de actuación que orientan nuestra política de Cooperación Internacional al Desarrollo son las siguientes:

  4. Regulación de la Cooperación al Desarrollo en nuestra Comunidad Foral de Navarra. Tenemos previsto regular los principios y objetivos de la Cooperación de Navarra, sus prioridades, el marco Institucional y de Participación Social, las modalidades y agentes de la cooperación y la regulación del personal implicado en la misma.

  5. Financiación de proyectos promovidos por las ONGD implantadas en la Comunidad Foral de Navarra, así como por empresa públicas navarras, mediante el crédito que a tal efecto se ha aprobado en los Presupuestos Generales de Navarra, y que asciende a 1.739 millones de pesetas en 1999, de modo que se respete la voluntad de este Parlamento de Navarra expresada en su Resolución de 25 de octubre de 1994, “sobre la cooperación y ayuda al desarrollo del Tercer Mundo”, en la que entre otros extremos se declaraba “el compromiso firme de nuestra región con la solidaridad de los países del Tercer Mundo, con los millones de personas condenadas al hambre y a la miseria, mediante el fomento de planes de cooperación y solidaridad activa con dichos países”, y se instaba al Gobierno de Navarra a destinar los siguientes porcentajes del importe de Gastos de los Presupuestos Generales: el 0,5% en 1996, el 0,6% en 1996 y el 0,7% en 1997 (descontando tres conceptos de gasto: aportaciones al Estado, trasferencias a los Entes Locales de Navarra y devolución de la deuda pública, lo que se ha cumplido hasta la fecha).

  6. Mantenimiento y potenciación de las Relaciones Institucionales con las Administraciones Comunitaria, Central, Autonómica y Local, establecidas en este área de intervención con la finalidad de colaborar en actuaciones de interés mutuo referentes a programas conjuntos de actuación, sensibilización y evaluación de acciones de cooperación.

  7. Implicación y sensibilización de toda la sociedad navarra en esta materia, de modo que la Cooperación Internacional al Desarrollo sea realmente “algo” de todos los navarros y navarras y de sus instituciones públicas y privadas.

    Page 140

    Tabla 1

    Evolución del Programa de Cooperación al Desarrollo del Gobierno de Navarra


    Año ONGD Proyectos Financiación del G. Media por ONGD Media por proyecto
    1990 25 30 89.500.000 3.580.000 2.983.333
    1991 43 68 210.250.000 4.889.535 3.091.912
    1992 41 114 413.732.890 10.091.046 3.629.236
    1993 52 126 436.381.398 8.391.950 3.463.344
    1994 56 139 484.268.000 8.647.643 3.483.942
    1995 70 203 943.483.177 13.478.331 4.647.700
    1996 84 214 1.211.193.603 14.418.971 5.659.783
    1997 87 204 1.480.293.575 17.014.869 7.256.341
    1998 80 205 1.658.284.495 20.728.556 8.089.193
    1999* 1.739.273.000

    * En 1998 se contabiliza el total presupuestado.

    Ver Figura 1 en pdf adjunto

    Como puede observarse en la figura y tabla 1, se ha pasado de financiar 30 proyectos en 1990 a 205 en 1998. Las entidades que han obtenido financiación han pasado de 25 a 80 en dicho periodo. En cuanto al volumen económico del programa podemos constatar un crecimiento desde los 89,5 millones de comienzos de la década hasta los ya indicados 1.739,2 millones del presente ejercicio 1999.

    Page 141

II Aspectos metodológicos de la intervención de la administración pública en el ciclo de un proyecto

Dejando al margen las características específicas del programa de Cooperación Internacional del Gobierno de Navarra, es de resaltar que la intervención de las Administraciones Públicas, como es nuestro caso, debe estar orientada por dos objetivos principales: La asignación eficiente de los recursos públicos y la distribución equitativa de los mismos1.

La manera de hacer efectivos estos principios está estrechamente ligada a los procedimientos y la metodología de trabajo. Haremos hincapié en algunos de los elementos, que desde nuestro punto de vista nos parecen esenciales y que quedan reflejados en el procedimiento de cofinanciación esquematizado en la figura 2.

Ver Figura 2 en pdf adjunto

Tomando en consideración el ciclo de un proyecto y las fases en las que la Administración interviene en alguna medida, podemos simplificarlo es tres momentos:

La fase I, que representa la formulación de los proyectos, es una etapa de colaboración estrecha entre beneficiarios del proyecto, el Socio Local (oraganizaciones de base, ONG del Sur, etc.) y la Entidad que representa ante la Administración el Proyecto. Esta primera fase puede desarrollarse sin intervención alguna de la Administración, como es en nuestro caso. En ella se debe identificar, formular y planificar el proyecto, debiendo contar con un procedimiento interno de evaluación de diseño.

Page 142

En la fase II, por el contrario, la intervención de la Administración Pública es central, el objetivo principal debe ser la selección de aquellos proyectos que sean potencialmente más eficaces y eficientes, y a su vez se debe garantizar el acceso equitativo de todos los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA