Martínez Díez, Gonzalo; González Díez, Emiliano. La ciudad de Burgos en su Historia. Instituto Municipal de Cultura y Turismo. Ayuntamiento de Burgos: Burgos, 2009. 391 pp.

Autor:Carmen Losa Contreras
Páginas:900-901
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 900

Los profesores Martínez díez y González díez nos presentan una nueva historia de la ciudad de Burgos, obra de excelente factura y muy cuidada edición que nace con el propósito de presentar al gran público la historia de la caput Castellae desde el año de su fundación por el conde rodríguez porcelos, 884 d.c, hasta la actualidad. La opción de Burgos como capital europea de la cultura no puede tener mejor presentación que una obra concebida con el rigor que ha presidido la trayectoria investigadora de ambos autores, adaptada a la necesidad de dar a conocer el pasado y presente de una de las principales ciudades españolas en un tono divulgativo que en nada empobrece la calidad de la obra. Desde hace décadas, se ha puesto de relieve la importancia de la historia local como instrumento fundamental para la comprensión de los grandes acontecimientos políticos, económicos y sociales que marcaron la evolución de nuestra nación. Burgos fue crucial en la historia de castilla y de españa, y los autores, con el admirable dominio de las fuentes históricas y jurídicas que durante años han investigado, nos ofrecen un acabado conjunto de datos, fechas, acontecimientos que sirven de cañamazo a la hora de relatar la evolución de la ciudad, de sus instituciones y de sus habitantes, los anónimos y los más famosos (rodrigo díaz de Vivar, d. Pablo de santamaría y su descendencia, d. José de Veitia, el empecinado o Manuel alonso-Martínez).

G. Martínez díez, desde su insuperable conocimiento sobre la formación territorial y política de la castilla altomedieval, relata la fundación de la ciudad en un solar estratégico en la Meseta norte, como una pequeña fortaleza, cruce de caminos que se convertirá en capital del condado de castilla (cap. I). Certeramente, en el cap. II, Martínez díez, nos va dibujando la configuración territorial castellana a través del desarrollo de Burgos en los siglos x y XI; como el condado se incorporó al reino leonés (cap. III), y la ciudad adquirió el honor de ser considerada como la cabeza del reino de castilla (cap. IV). Avanzando los siglos XIII y XIv, Burgos se nos muestra como una ciudad en pleno crecimiento, bien fortificada, con numerosos puentes que salvaban la barrera natural del arlanzón; el autor nos conduce por sus numerosas parroquias, a las que se unen nuevos poblamientos como el barrio de los francos, y, vividamente, nos relata la construcción de su emblemática catedral, de palacios, de conventos, de monasterios...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA