Martínez Martínez, Faustino. De responsabilitate. Una breve historia de la responsabilidad publica. Madrid, Facultad de Derecho de la Universidad Complutense, 2008, 320 pp.

Autor:Fernando Martínez Pérez
Páginas:901-906
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 901

El volumen objeto de esta reseña no tiene exactamente que ver con lo que anuncia su portada. Este libro no versa sobre la «responsabilidad pública», ni cabría calificarlo como una «monografía» y para los géneros de literatura en los que cabe recalificarlo no resulta «breve». Es para mi un largo discurso o un ensayo sobre la sujeción del poder al derecho y, en mucho menor medida, sobre las consecuencias de esta sujeción cifradas en la satisfacción de los afectados por la actuación no jurídica de los poderes públicos. La relación entre el «poder y el derecho», más que la «responsabilidad pública», es el tema del libro, como el mismo autor hace ver en su introducción y explicita en algún rincón de la obra (p. 52). La obra mantiene una tesis, que no anuncia claramente en la introducción, pero que de alguna forma enuncia en unas últimas páginas («momentos finales») que sí que fungen como conclusión. La tesis estribaría en afirmar que no hay

Page 902

responsabilidad pública (se entiende de los poderes públicos) frente al particular hasta el siglo XX. En otros términos, los del autor: una «etapa de irresponsabilidad, extendida a lo largo y ancho del siglo XIX, podría ser todavía juzgada como teológica, por cuanto la soberanía y el poder que aquélla encarna se siguen inspirando en dios, en esa secularización de conceptos políticos que está en la base de la Modernidad, en una cierta divinización del aparato público. Aquél vive todavía de las rentas del antiguo régimen y de sus postulados más profundos y descarnados. En este primer momento que sigue al nacimiento, asentamiento y consolidación del estado libera, a todo este amplio abanico temporal que hemos dejado atrás, y que en nuestro país podemos concretar en el período que va desde la promulgación de la Constitución de cádiz hasta la publicación del código civil en julio de 1889, como elemento que culmina el edificio burgués inaugurado con la centuria, hay solamente irresponsabilidad de la administración (matizada por la responsabilidad, autorizada por aquélla, del funcionario), que es herencia en la que se combina lo antiguo y lo nuevo» (p. 334). Perdóneseme la longitud de la cita, pero es conveniente traerla a colación aquí porque funciona además como un índice más significativo que el que contiene el propio libro.

El trabajo no supone investigación de primera mano sobre fuentes primarias, por eso me resisto a calificarlo como monografía, sino que constituye en gran medida una, en ocasiones peculiar, interpretación sobre los resultados alcanzados en investigaciones ajenas. El libro se mueve en un nivel de generalidad más propio de un manual que de una obra en la que se trate, siquiera brevemente, de desentrañar las claves de la ineXIstencia en la experiencia jurídica española de la efectiva responsabilidad de los poderes públicos. En este punto le suponemos al libro, injustamente, algo más de lo que quizás haya pretendido el autor. Pues éste en momento alguno expresa que lo que pone delante de los ojos del lector sea resultado de investigación alguna. Es más, podría considerarse que el sello editorial en el que aparece esta obra nos aporta la pista sobre los motivos de ese nivel de generalidad. En este sentido, podíamos imaginar que el libro fuera un ejemplo de un tipo de literatura en el que el investigador da a conocer de una forma sintética, pero sin renunciar a la exposición de una tesis, los resultados de investigaciones previas propias o, como en este caso, ajenas. Pero también me resisto a encuadrar la obra en este género de literatura académica. Las razones no tienen sólo que ver con algunas carencias de carácter formal (lo que aparece como introducción no es tal, no hay relación bibliográfica, todo el texto se ha escrito de corrido sin salto de página alguno, etc.). Si me resisto a calificar el libro como monografía, pero le niego también el carácter de manual, es, en primer lugar, por la mezcla de los métodos y orientaciones historiográficas seguidas en la exposición de sus contenidos y, en segundo lugar, por cierto descuido en el manejo y caracterización de los materiales.

(i). En cuanto a los métodos y contenidos, el libro...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA