Marco legal y desarrollo del sector audiovisual en Francia

Autor:Ruth Cueto
Cargo:Abogada de Cremades & Calvo-Sotelo
 
EXTRACTO GRATUITO

I. INTRODUCCIÓN.

La Televisión francesa tiene más de cincuenta años. Desde su creación, su regulación se ha llevado a cabo a través de numerosas disposiciones que con el tiempo se han orientado hacia una reforma del sector audiovisual francés de modo que del monopolio estatal se pase a un sector liberalizado.

Los inicios de la televisión en Francia, como en otros países de su entorno, se identifican con una televisión pública, esto es, en manos del Estado, lo que no impidió que muy pronto la televisión comenzara a separarse de forma paulatina de aquél, dejando de ser un órgano más de la estructura administrativa, para adquirir una cierta autonomía de gestión. Así, la Ordenanza del 4 de febrero de1959 transforma a la Radio Televisión Française en un ente público industrial y comercial bajo la autoridad del Ministro encargado de la Información, siendo nombrados sus directores por el Consejo de Ministros.

Sin embargo, a pesar de la tutela del Ministro de Información el Conseil Constitutionnel1 en una Decisión del 18 de marzo de 19642 estableció claramente que la comunicación audiovisual pertenece al ámbito de las libertades públicas. Desde entonces uno de los objetivos de la televisión tanto pública como privada es desarrollar y fomentar la libertad de comunicación en el sector audiovisual.

La calidad de los programas de televisión se convierte en otro de los grandes retos de la televisión francesa. La Ley del 27 de junio de 19643 crea l'Office de Radio-Télévision Française. La ORTF esta bajo la tutela del ministerio de la Información y sus miembros están nombrados en el seno del Consejo de Ministro. Tiene por misión satisfacer las necesidades de información, de cultura, de educación, y de distracción del publico. Respeto al deber de información de l'ORTF, el Presidente Georges Pompidou declaró: "l'information doit être libre....indépendante....et impartiale, les paroles de journalistes de l'ORTF engage la France..." (La información debe ser libre independiente e imparcial, las palabras de los periodistas de la ORTF compromete a Francia traducción del autor). La creación del ORTF da un paso más hacia la independencia de la televisión pública francesa, incrementada por el Plan Marceau Long de 1974, a través del cual el gobierno aprueba la creación de seis establecimientos públicos, medida que finalmente se vio paralizada al fallecer el Presidente Pompidou.

Bajo la presidencia de Giscard d'Estaing la reforma del ORTF sigue adelante, con mayor importancia que bajo Pompidou. Así, la Ley del 7 de agosto de 19744 suprime la ORTF substituyéndola por siete organismos: Dos entes públicos industriales, l'Institut National de l'Audiovisuel (establecimiento que se encarga de los archivos audiovisuales) y la TDF (establecimiento publico de difusión); cuatro sociedades nacionales de radiodifusión encargadas de la concepción y de la programación de los programas televisivos: TF1, Antenne2, FR3, Radio France y una sociedad de producción. Valery Giscard d'Estaing entrevistado a propósito de esas sociedad declaró que en Francia no había información oficial y que deseaba que estas sociedades fueran tan independientes como fuera posible.

Sin embargo, en esta época, la televisión seguía siendo un monopolio estatal, de hecho, la Ley del 28 de julio de 1978 5 --llamada Ley Lecat en alusión al Ministro de la Cultura y de la Comunicación impulsor de la norma-- estableció sanciones penales para las difusiones ilegales (sin autorización estatal) programas de radio o de televisión.

La ley del 9 de noviembre de 19816 avanzó en la derogación del monopolio estatal de los medios de difusión, permitiendo la creación de radios locales privadas con base asociativa. Estas radios podían emitir programas pero no difundir mensajes publicitarios.

La Ley del 29 de julio de 19827 marca una etapa definitiva en el fin del monopolio estatal, disponiendo en su articulo uno que "la communication audiovisuelle est libre". (La comunicación audiovisual es libre). Pocos días antes de la aprobación de la Ley, el Conseil Constitutionel se pronunció sobre (decisión del 27 de julio de 19828) poniendo de manifiesto que la preservación del pluralismo es un principio con valor constitucional.

La ley de 1982 crea además la Haute Autorité de la Communication Audiovisuelle (la Alta Autoridad de la Comunicación audiovisual). La Alta Autoridad nombra a los Presidentes de las sociedades nacionales de radio y de televisión, junto con la misión de vigilar que las cadenas de televisión y de radio cumplan con las obligaciones de sus pliegos de obligaciones. Otorga las autorizaciones de emisión a los servicios locales por vía analógica y a la radio y televisión por cable y se encarga de garantizar la independencia del servicio la radiodifusión y de la televisión.

La citada ley establece también el Conseil Nacional de la Communication Audiovisuelle (Consejo nacional de la comunicación audiovisual), órgano consultivo sobre materia y política audiovisual.

La Ley de 1982 no fue suficiente para reformar la televisión, por lo que posteriormente se promulgó la Ley del 30 de septiembre de 19869 sobre la libertad de la comunicación. Esa ley es mucho más exigente que la Ley de 1982 porque plantea como principio director que «l'établissement et l'emploi des installations de télécommunication, l'exploitation et l'utilisation des services de télécommunications sont libres.

Cette liberté ne peut être limitée, dans le respect de l'égalité de traitement, que dans la mesure requise par les besoins de la défense nationale, par les exigences de service public ainsi que par la sauvegarde de l'ordre public, de la liberté et de la propriété d'autrui et de l'expression pluraliste des courants d'opinion.

Le secret des choix faits par les personnes parmi les services de télécommunications et parmi les programmes offerts par ceux-ci ne peut être levé sans leur accord10».

Por tanto, la Ley establece claramente la libertad de expresión y empresa en el sector audiovisual bajo el respeto de un mínimo de obligaciones.

Este hito normativo determina en Francia el inicio de las cadenas privadas y la privatización, un año...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA