Luchas de siglos por la igualdad: algunos protagonistas. 5ª ponencia

Autor:Pedro Aguilera Cortés
Páginas:251-271
 
EXTRACTO GRATUITO
30
I. PRIMERA PARTE
La posibilidad que se me brinda de poder hablar sobre la comunidad
gitana, me obliga a advertirles, que para nada soy una persona objetiva en
cuanto a la intervención, soy miembro de la comunidad y, por lo tanto, mi
posicionamiento siempre va a ser desde el espacio que marca el ser una de las
personas que promueve la integración de la comunidad gitana en todos los
niveles de la sociedad.
Uno de los puntos clave que he leído en el programa es el de la libertad de
movimiento. Parece que el tema de la libertad de movimiento, la posibilidad
de desplazarnos más allá de las fronteras establecidas por el hombre, general-
mente después de una guerra, es un punto que está de moda hoy en día por las
noticias que podemos ver y que nos llegan de diferentes países de la Unión y
de los integrantes del Consejo de Europa.
Pero, créanme que no es así, y que, además, las dificultades o la posibili-
dad que la comunidad gitana ha tenido para marchar por Europa, intentando
encontrar un espacio y un lugar donde desarrollarnos como comunidad, co-
mo pueblo, pero sobre todo como personas, empezó hace muchos años.
Hay un refrán gitano que dice: No se ama lo que no se conoce. Y lo que in-
tentaré durante estos cuarenta, cuarenta y cinco minutos es hacerles partícipe
de quien es la comunidad gitana, cuáles son las líneas de acción que hay con y
para la comunidad gitana en Europa y en España, y cuál es la situación actual
de los gitanos y gitanas en la sociedad, desde un punto de vista del acceso de
los derechos, yo les he nombrado básicos, y sobre todo desde un punto de
vista del respeto a la dignidad humana y a los derechos humanos.
Voy a centrar mi exposición desde la llegada de los gitanos, la primera
Diáspora, hasta el acceso a los servicios públicos y la situación de la comuni-
30 Transcripción de la ponencia del Sr. Pedro Aguilera.
251
252
PEDRO AGUILERA CORTÉS
dad gitana en el acceso a la salud, que me parece bastante importante. Estamos
en el año 1000. Hace tiempo ya, estamos en el año 1000, y una tribu, un grupo
de personas que habitan el Punjab, deciden emigrar desde ese lugar de Asia,
desde ese lugar del Punjab, deciden emigrar hacia otro lugar. Existen varias
teorías de por qué ese grupo de zíngaros gitanos, rom, kalderash, todas las
aceptaciones que hay sobre el término gitano que puedan conocer, pero que
ellos ni siquiera saben que son gitanos, porque se dedican a trabajar el metal, a
utilizar la música como elemento de expresión, deciden empezar una diáspo-
ra que nos ha llevado hasta el día de hoy.
Hay tres teorías básicas sobre esta diáspora. La primera es la que yo le
cuento a mis hijos, ahora ya no, porque con catorce años no se la creen, pero
la que a mí más me gusta contarles. Yo les decía que los gitanos salimos de la
India para buscar la casa del sol, porque siempre hemos ido de oeste a este, y
queríamos buscar dónde estaba el lugar donde se ponía el sol, y llegábamos
hasta Finisterre, y esa fue una de las excusas para entrar en Europa, y fue una
de las razones fundamentales por la que la comunidad gitana no tuviera nin-
gún problema de adaptación o de intercambio de actividad, tanto social, como
económica con las personas y con las sociedades de acogida.
La segunda, es que la comunidad gitana en aquel momento era una co-
munidad de músicos adscritos a un rajá, y un rajá que decidió regalar este
grupo de músicos a otro gran señor, y este les quiso hacer ir a la guerra. Los
gitanos no somos un pueblo de guerra, no lo hemos sido nunca, aunque siem-
pre hemos sido bastante maltratados por las guerras. Y decidimos marchar a
una nueva aventura, a un nuevo mundo.
Y la tercera, y la que yo más creo, y la que estamos intentando documentar,
aunque siempre vaya un poco a la contra, es que los gitanos estábamos en el
sistema de castas y éramos parias. Y como ustedes ya saben, en el sistema de
castas no tienes ninguna posibilidad de tener movilidad, no existe la movi-
lidad de clases, no puedes pasar a una casta superior. Se conoce a los parias
como el excremento de los dioses, por lo tanto, era una cuestión de años, de
siglos o de meses, que la comunidad gitana, aquel grupo de personas decidiera
emigrar. Porque ¿Quién emigra? Emigran las personas que no están a gusto en
algún lugar, y emigran aquellas personas que no se encuentran con garantías
y no se encuentran en una situación de poder convivir y compartir con las
personas de su entorno.
Yo, sinceramente, creo en esta tercera opción, aunque no hay estudios so-
bre ello y ahora mismo haré una línea de intervención sobre ella. Los gitanos
continuamos caminando, continuamos caminando por este lacho drom por

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA