Líneas de actuación a partir de los conocimientos existentes

Autor:Francesc Guillén Lasierra
Páginas:191-223
 
EXTRACTO GRATUITO
191
El tradicional desamor entre la academia y los ope-
rativos de la policía tiene su causa en la turbulenta relación
entre el trabajo académico y la práctica policial. Los ope-
rativos acusan a la academia de llevar a cabo estudios teó-
ricos que no tienen consecuencias en la práctica policial y
la academia acusa a los policías de una actitud meramente
reactiva con desprecio de la calidad de los datos, el análisis
y la reexión necesaria para mejorar su performance pro-
fesional. Es cierto que ambas partes tienen alguna razón,
ya que, por una parte, la policía ha de dar respuestas con-
cretas e inmediatas a situaciones especícas y, por otra, la
academia ha de mantener una impoluta línea argumental
y de reexión. Por eso, es frecuente que los datos policiales
no sean utilizados para ningún tipo de análisis y que la
investigación académica se quede encima de la mesa de
algún mando policial por considerar que no tiene ningún
signicado en el día a día de la policía. Aunque hay que
aceptar que esta realidad existe, no podemos quedamos
eternamente ahí, rechazando cada parte lo que la otra pue-
de aportar.
Líneas de actuación a partir de
los conocimientos existentes
7
DESENCUENTROS ENTRE LA POLICÍA Y EL PÚBLICO FACTORES DE RIESGO Y ESTRATEGIAS DE GESTIÓN192
FRANCESC GUILLÉN LASIERRA
Hasta este momento, es cierto que en este trabajo se
ha llevado a cabo una revisión teórica de los factores que
pueden facilitar o dicultar la escalada de tensión y, por tan-
to, la aparición de violencia en los encuentros policía-ciu-
dadanos. Sin embargo, también es cierto que de lo tratado
hasta ahora se pueden desprender consecuencias aplicables
al día a día del trabajo policial a n de disminuir la conic-
tividad y la violencia sin menoscabar la seguridad. Se han
puesto sobre la mesa investigaciones con conclusiones que
permiten elaborar criterios e instrumentos para mejorar las
intervenciones policiales que implican contacto con la ciu-
dadanía. La responsabilidad central para la puesta en mar-
cha de pautas de actuación que faciliten la solución menos
traumática de los incidentes entre la policía y los ciudada-
nos es, sin duda, de las organizaciones policiales, que son
las llamadas a crear la estructura, los procedimientos y el
ambiente necesarios para un buen desempeño de la función
policial. Son áreas clave disminuir el estrés y la fatiga tanto
como sea posible, reducir los imprevistos y la incertidumbre
de los agentes a límites gestionables, mejorar su formación
en conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para
hacer frente a las derivas violentas que pueden darse en los
encuentros policía-ciudadanos, mejorar las relaciones con
el público, e incrementar la colaboración con otros actores
que pueden tener una inuencia pacicadora en las relacio-
nes entre la policía y el público. Concretamente, se van a re-
lacionar y explicar algunas medidas que pueden disminuir
mucho la conictividad, y, por tanto, los incidentes con uso
de la fuerza por cualquiera de las partes, en las relaciones de
la policía con el público. Se trata de medidas en dos ámbitos:
LÍNEAS DE ACTUACIÓN A PARTIR DE LOS CONOCIMIENTOS EXISTENTES 193
CAPÍTULO 7
en el de la organización, es decir de carácter interno, y en el
del público, es decir aquellas medidas destinadas a inuir en
la comunicación y la conanza entre los miembros de aquél
y la policía.
Antes de entrar a plantear medidas concretas que, en
virtud de lo que nos muestra la investigación criminológica,
pueden contribuir a pacicar los encuentros de la policía
con el público, es preciso hacer una reexión más general
sobre la función de la policía. En la medida en que las orga-
nizaciones policiales tiendan más a interpretarse como ins-
trumentos para mejorar la convivencia y la calidad de vida
de las personas y menos como una agencia de aplicación
estricta de la ley, como veremos inmediatamente que apun-
tan Wood y Watson (2017), estarán en mejores condiciones
para atenuar la violencia de sus encuentros con el público.
Sin duda, existe una tendencia que va en esta dirección. Así,
en los últimos años, se está haciendo un gran esfuerzo tan-
to desde la academia como de ámbitos relacionados directa
o indirectamente con la policía y la seguridad por buscar
soluciones menos rígidas y traumáticas, sin uso directo de
la coerción estatal, a los conictos que alteran la conviven-
cia. Como muy bien ejemplican, entre otras, las obras de
Gallardo y Cobler (2012) y la dirigida por Lloria (2018) hay
que promover mecanismos que solucionen los conictos y
las diferencias de manera menos traumática y costosa que
el sistema de justicia penal, que, frecuentemente, sólo sir-
ve para agravar las situaciones preexistentes con costes de
todo tipo para todos los intervinientes. En la medida que las
organizaciones policiales se inclinen mucho más por esta

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA