Libertad de expresión: amenaza o baluarte de las libertades? 3ª ponencia

Autor:Miguel Angel Gozalo Sáinz
Páginas:53-63
 
EXTRACTO GRATUITO
8La pregunta que da título a esta XVI Sesión de este Seminario Perma-
nente, «Libertad de Expresión: ¿amenaza o baluarte de las libertades?», tiene,
desde mi punto de vista, una respuesta rápida y, para cualquier periodista,
obligada: naturalmente que creemos que la libertad de expresión es una ga-
rantía de las demás libertades, una pieza esencial en el sistema democrático.
Pero como no siempre ha sido así, como a quienes intervenimos en el ejercicio
de la comunicación se nos pide el compromiso diario de pasar de las musas al
teatro, y ese salto no siempre se realiza de manera airosa, habrá que matizar, en
la respuesta, algunos aspectos, no siempre encomiables, de las actuales prácti-
cas periodísticas. Es decir, contestar con un rotundo «sí», aunque seguido de
un «pero».
Es lo que yo aspiro a comentar aquí, con la ayuda de todos ustedes. Pero
antes de hablar de la práctica, pasemos por la teoría, y, metiéndonos en el te-
rreno del Dr. Borrell (contra ponente), establezcamos una primera distinción
entre libertad de expresión y libertad de información.
Como ustedes saben, la libertad de expresión es un derecho que la Cons-
titución Española, en su artículo 20, incluye entre los fundamentales y define
como el derecho a expresar y difundir libremente pensamientos, ideas y opi-
niones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.
Lo distingue del derecho de información, al que en el mismo artículo define
como el derecho a comunicar o recibir libremente información veraz por
cualquier medio de difusión.
De la definición legal constitucional se deduce que la libertad de expre-
sión y la libertad de información son dos derechos de contenido diferente. La
libertad de información se refiere a hechos, y por eso la veracidad es su cuali-
dad legitimadora. No se puede mentir ni falsificar la realidad. «Toda realidad
que se ignora prepara su venganza», escribió Ortega.
8 Transcripción de la ponencia del Sr. Gozalo
53

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA