Un Lei para mi amigo, por favor

Autor:Leticia Ballester Azpitarte
Cargo:Notario de Torredembarra
Páginas:96-97
 
EXTRACTO GRATUITO
96 LA NOTARIA | | 1/2018
Práctica
Hasta ahora no ha suscitado un gran in-
terés profesional la introducción del Códi-
go LEI, más allá de remitir a los titulares de
personas jurídicas que cotizan en mercados
regulados al Registro Mercantil correspon-
diente, con el n de rellenar el impreso nor-
malizado para su obtención. El Código LEI
-Legal Entity Identier- es obligatorio desde
el 3 de enero de 2018 para toda entidad
legal que quiera operar en productos de
renta variable (una acción del Santander)
o ja (un bono del Estado o de Iberdrola),
como ya era desde noviembre de 2017
para operar en derivados (productos que
cambian de interés variable a jo) y seguros
de cambio (SWAP, warrants, ect.). Este có-
digo alfanumérico de 20 dígitos sirve para
identicar a nivel mundial a toda entidad
jurídica que sea parte contratante de una
transacción nanciera y su obtención pue-
de realizarse a través del Registro Mercantil
mediante el pago de una tasa de 100 euros
más IVA, caducando y debiendo ser objeto
de renovación anual mediante el pago de
una tasa de 50 euros más IVA.
Según la web del Banco de España
(www.bde.es), el Código LEI nace como
proyecto del G20 para evaluar las inter-
dependencias existentes en los mercados
nancieros globales (lo que se conoce
como riesgo sistémico) evidenciados tras
la crisis de Lehman Brothers. Si toda socie-
dad -o persona jurídica en general- que va
a comprar o vender acciones o deuda pre-
cisa de un identicador único, podrá cono-
cerse qué entidades poseen qué valores,
abriendo todo un abanico de posibilida-
des en materia de evaluación de riesgos
y sabiendo, por ejemplo, si una entidad
bancaria quiebra, quién posee sus valores,
y por tanto a quién afecta o quién puede
verse arrastrado por dicha insolvencia. La
justicación última de su implantación,
por tanto, sería la transparencia de los
mercados nancieros (y no, como podría
parecer inicialmente, la lucha contra el
blanqueo de capitales), dotando al Códi-
go LEI y a la información asociada al mis-
mo de uno de sus rasgos fundamentales
-la vocación de bien público-, lo que de-
termina a su vez su obligatoriedad y libre
acceso (dicha información no está sujeta a
Un Lei para mi amigo, por favor
Leticia Ballester Azpitarte
Notario de Torredembarra

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA