La legitimación en el incidente de impugnación del informe de la administración concursal

Autor:Luis Franco
Páginas:4-7
RESUMEN

1. Legitimación activa y pasiva en la impugnación de la lista de acreedores. 2. Litisconsorcio pasivo necesario ¿necesidad de dirigir formalmente la demanda a todos los potenciales demandados?. 3. Conclusión.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 4

En los procedimientos jurisdiccionales regulados en la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil ("LEC"), rige el principio de dualidad de partes y contradicción, esto es, necesariamente nos encontraremos ante una parte actora, y otra demandada, cada una de ellas con pretensiones contrapuestas.

Sin embargo, la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal ("LC"), regula un procedimiento cuya principal finalidad del concurso es la "íntegra satisfacción de todos los acreedores " de la concursada, y es, por tanto, un procedimiento colectivo, al que concurren, además de la concursada y la administración concursal de la misma, todos los acreedores de aquélla, quienes están, ex artículo 49 LC, "incluidos de derecho en la masa pasiva del concurso ", con independencia de la calificación de su crédito.

Así, en el caso del concurso de acreedores, precisamente por ser un procedimiento colectivo, puede ser especialmente problemática la constitución de las relaciones jurídico-procesales. Por un lado, todos los acreedores tienen intereses en el concurso y, por otro, la administración concursal actúa en interés de la masa (artículos 35 y 36 LC) y, por tanto, también de todos los acreedores en su conjunto. En este artículo abordaremos

Page 5

las distintas posturas sobre los sujetos que tienen legitimación activa y pasiva en el caso concreto de los incidentes de impugnación del inventario y la lista de acreedores.

Precisamente, este incidente constituye una de las armas más importantes con las que cuentan los acreedores para defender sus intereses en el concurso dado que en este incidente los acreedores podrán discutir: (i) la inclusión, exclusión o avalúo de bienes y derechos en el inventario; así como (ii) la inclusión, exclusión, cuantía o calificación, de los créditos reconocidos en la lista de acreedores. En ambos casos, la impugnación podrá dirigirse contra deudas o créditos propios del impugnante o ajenos.

1. Legitimación activa y pasiva en la impugnación de la lista de acreedores

De conformidad con el artículo 96.4 LC, la impugnación del inventario y/o de la lista de acreedores se sustanciará por los trámites del incidente concursal regulado en los artículos 192 y siguientes de la LC. Así pues, es en la propia LC donde, en principio, deberemos buscar las normas jurídico-procesales aplicables para encauzar la defensa de los intereses del acreedor concursal.

En este sentido, la legitimación activa para impugnar el inventario y la lista de acreedores no plantea especiales problemas, toda vez que el artículo 96 LC establece que podrán impugnar el inventario y la lista de acreedores las partes personadas en el concurso, así como "los demás interesados". Así, este precepto otorga legitimación activa de una manera amplia. En todo caso, todos aquellos sujetos que pretendan impugnar el inventario y la lista de acreedores deberán acreditar que tienen un interés legítimo.

Más problemático resulta sin embargo determinar la legitimación pasiva en la impugnación de créditos de la lista de acreedores. Así, el artículo 193 LC determina que en los incidentes concursales serán consideradas como partes demandadas: (i) "aquéllas contra las que se dirija la demanda "; y (ii) "cualesquiera otras que sostengan posiciones contrarias a lo pedido por la actora".

Asimismo, y en relación con lo anterior, procede traer a colación los dos posibles efectos que, según reconoce la jurisprudencia, puede tener la impugnación de la lista de acreedores, a saber:

(i) Un efecto directo, que se proyectará esencialmente sobre el deudor concursal y sobre aquel acreedor cuyo crédito sea impugnado por medio del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA