Latinia Intelligentia: La Banca Móvil en Latinoamérica

Páginas:17-20
RESUMEN

En el marco del 2º Estudio sobre el estado de la Banca Móvil en Latinoamérica, realizado por Latinia entre las 125 principales entidades financieras del continente, se aprecia un notable avance en la incorporación de la Banca Móvil (en sus múltiples variantes o soportes tecnológicos) en las estrategias multicanal de las entidades de la región.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 17

El estudio ha centrado el análisis en Brasil, Argentina, México, Chile, Venezuela, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Panamá, Perú, El Salvador y Uruguay, prestando especial atención a los resultados de países donde aparecía un máximo común divisor (6 primeros países de la lista) y por lo tanto conclusiones más fehacientes.

1. Una oportunidad para la bancarización

A diferencia de Europa o Estados Unidos, la telefonía móvil en el continente latinoamericano presenta niveles de adopción notablemente inferiores a los de las regiones antes mencionadas; ello se debe a un retraso importante en la adopción masiva de terminales, consolidación de un único –o al menos dominante- protocolo de telecomunicaciones, el GSM, abandonando la histórica fragmentación tecnológica, o el retraso en la interconexión entre operadores, provocando todo ello un difícil uptake en la demanda de servicios de valor añadido (SVA), y por extensión, de la Banca Móvil. De disponer de la mitad de suscriptores o usuarios de telefónica móvil en 2004 (176 millones vs 358), se prevé que en 2012 Latinoamérica sobrepase por primera vez al continente europeo (occidental), situándose en 469 vs 468 millones, habiendo hecho lo propio desde 2005 con Norteamérica. Igualmente se prevé que en el período 2007-2012 crezca hasta 5 veces más que Europa Occidental (154 millones vs 30).

El horizonte de este nuevo canal en las estrategias no presenciales de las entidades financieras latinoamericanas presenta un recorridoPage 18 notablemente más extenso que en Europa o US, al situarse los niveles de bancarización en el continente en cifras tan dramáticamente bajas que invitan a la incorporación de enormes bolsas de usuarios a establecer su primera relación de servicios y pagos con las entidades financieras a través de la tecnología móvil, cuyos niveles de penetración sí superan ampliamente ya el 60 o 70% en la mayoría de países, duplicando en bastantes casos los niveles de bancarización nacionales.

Así, la mayoría de entidades financieras del continente tienen a las tecnologías móviles en su punto de mira, y desde 2005 han venido incorporando, al principio de una forma más tímida y experimental, y más recientemente con iniciativas que nada tienen que envidiar a las de mercados más maduros como el europeo, la banca a sus líneas de relación con el cliente, y por extensión, al core de sus negocios.

La banca móvil presenta, en definitiva, un futuro no sólo esperanzador, si no que se adivina como crítico en el liderazgo de las entidades financieras latinoamericanas como motores de sus respectivas economías, consiguiendo incorporar enormes bolsas de población a la bancarización y por extensión al progreso económico y social de sus respectivas economías, blindadas y muy curtidas además ante coyunturas económicas desfavorables, esta vez, con alcance global.

2. La Banca Móvil en Latinoamérica

Si en el primer Estudio sobre Banca Móvil en Latinoamérica realizado en Septiembre de 2007 entre los 100 primeros bancos del continente, el 38% disponían de algún tipo de servicio móvil, en el presente estudio, realizado sobre las 125 principales entidades del continente4, se ha producido un notable avance en incorporación de servicios financieros móviles (SFM), al haber superado el umbral del 50% (64 vs 61 entidades “nomovilizadas”). Si ciñésemos el análisis a la misma representación (índice 100) del primer estudio, el incremento es todavía más significativo, pues pasaríamos del 38% al 55%, ergo un avance en el lapso de 18 meses de casi el 70%. A medida que retrocedemos al análisis a los 25, 50 o 75 primeros bancos ese...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA